Cruces entre ibarristas y opositores

Ibarristas y opositores siguieron cruzándose luego de la sesión especial en la que el jefe de Gobierno porteño, Aníbal Ibarra, dio explicaciones a la Legislatura por la tragedia de "República Cromañón".

Para los oficialistas, Ibarra reconoció su "responsabilidad", explicó por qué "fracasó" el sistema de controles y se comprometió a investigar "a fondo" lo ocurrido, pero para el macrismo, los argumentos del mandatario "no han conformado a nadie".

La jefa del bloque de Compromiso para el Cambio, Gabriela Michetti, le recriminó a Ibarra que no haya reconocido que "el máximo responsable político institucional (de la catástrofe que costó 191 vidas) es él".

"No me interesa la renuncia de Ibarra. Quiero que diga: 'no goberné bien y voy a gobernar bien", enfatizó la legisladora macrista, quien también acusó al mandatario porteño de mentir.

Por otra parte, rechazó que el pedido de cuarto intermedio hasta el martes próximo impulsado por su bloque estuviera motivado en una especulación política, como señaló el Gobierno porteño.

A su vez, el macrista Jorge Enríquez aseguró que "el jefe de Gobierno concurrió a la Legislatura haciendo gala de soberbia e irresponsabilidad".

El diputado advirtió que "el Estado, la noche del 30 de diciembre, abdicó del ejercicio del poder de policía", y rechazó el argumento de Ibarra acerca de que se requeriría cambiar normas para mejorar el control. Enríquez consideró, además, que Ibarra debió haber actuado "con humildad y pedir perdón a los padres" de las víctimas de la tragedia.

A su vez, la ibarrista Alicia Caruso señaló que hubo "un reconocimiento de una responsabilidad" por parte del mandatario porteño y que explicó cómo se trataron de "corregir las deficiencias de las áreas" encargadas del control, si bien "fracasaron" esos dispositivos.

Por otra parte, Caruso aseguró que la oposición formuló "preguntas poco serias" y que sus representantes protagonizaron una "especulación política".

En la misma línea, Laura Moresi, del Frente Grande, aseguró que "la única intención del macrismo al presionar para un cuarto intermedio es debilitar al jefe de Gobierno y buscar la generación de una crisis institucional que le permita sacar rédito político".

"Macri pretende conducir al conflicto desde afuera del recinto utilizando el dolor de la gente y dejando mal parada a una institución como la Legislatura de la Ciudad, que no puede llevar adelante una sesión ordenada", advirtió.

A su vez, la kirchnerista Silvia La Ruffa, consideró que Ibarra "dio una detallada descripción de las fallas y omisiones del sistema de control e inspecciones del Gobierno de la ciudad, haciéndose cargo de lo ocurrido".

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password