Kirchner jugaría a la dama

La presentación de la candidatura de Cristina Kirchner a senadora por Buenos Aires como un hecho político consumado abrió una nueva etapa de negociaciones en el seno del oficialismo, de la que participarán los principales dirigentes duhaldistas, felipistas y kirchneristas.

La duración de la negociación, que definiría la integración de las listas de candidatos a legisladores nacionales y provinciales del PJ bonaerense, dependerá de los protagonistas, entre quienes figuran nada menos que el presidente Néstor Kirchner, el ex mandatario Eduardo Duhalde y el gobernador Felipe Solá.

Ante esas versiones, el ex presidente Eduardo Duhalde respondió con la posibilidad de que el justicialismo bonaerense presente dos candidatos en los comicios de octubre.

Sobre la candidatura de Fernández de Kirchner aún no hay confirmación oficial, e inclusive la propia senadora dijo ayer que no podía "decir absolutamente nada", al ser consultada en el Palais de Glace, donde asistió a un acto.

Inclusive, el ministro del Interior, Aníbal Fernández, al anunciar el 7 de agosto como fecha de las internas abiertas y simultáneas, expresó su anhelo "a título personal" de que la senadora "acepte" postularse en la provincia, pero no lo confirmó.

"No he hablado con el Presidente ni con la senadora pero, a título personal, puedo decir que ojalá acepte", expresó Fernández en el marco de la conferencia de prensa en la que anunció la convocatoria a internas abiertas, obligatorias y simultáneas para el 7 de agosto.

A partir de allí, el duhaldismo reaccionó de manera dispar, algunos con resignación y otros con cuestionamientos leves, hasta que Duhalde encendió su celular en Roma. Allí, Duhalde dejó entrever un desafío a la decisión del Gobierno. El ex presidente dijo tener "la sensación" de que en la provincia de Buenos Aires "va a haber más de un candidato" del justicialismo en las elecciones legislativas. Pero, en el mismo diálogo, Duhalde envió una señal de distención a la Casa de Gobierno al asegurar que no será candidato a senador por el PJ bonaerense en los comicios legislativos de este año.

"Hace años que vengo repitiendo que no voy a ser candidato", dijo Duhalde para desalentar la movida de dirigentes de su sector que impulsaban su postulación.

Muy diferente fue el clima en la sede de la gobernación bonaerense, ya que Solá y sus colaboradores se mostraron "muy contentos" con la noticia de la postulación de Cristina Fernández de Kirchner. "Estamos muy contentos, pero serenos, ya que seguimos gobernando y nos preparamos para una campaña electoral que tiene el propósito de cambiar la política en la provincia de Buenos Aires", dijo un dirigente felipista.

Según sus colaboradores, Solá cree que "en la mesa de discusión ahora somos tres: Kirchner, Duhalde y yo", en lo que respecta al futuro del peronismo en la provincia.

Sobre el armado de las listas, Solá tiene una hipótesis. "La lista de senadores y diputados nacionales la va a armar Kirchner en virtud de la gran jugada política que hace al postular a su esposa, colocando a sus dirigentes y escuchando sugerencias de Duhalde y mías".

La nueva etapa de negociación ya tuvo un antecedente el miércoles, según pudo saberse, cuando el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, se comunicó con el ex presidente Duhalde para hacerle conocer que Kirchner ya tenía decidido postular a Cristina en la provincia de Buenos Aires.

Las primeras especulaciones de esta nueva etapa que se abre para el oficialismo ubican a Cristina Kirchner acompañada por el duhaldista Juan José Alvarez como segundo candidato a senador, en tanto que el intendente de La Matanza, Alberto Balestrini -aliado de Kirchner y Solá-, iría a la cabeza de la lista de diputados.

De todos modos, también está abierta la posibilidad de que no haya acuerdo entre Kirchner, Duhalde y Solá, y un anticipo de esta alternativa ya la dio el dirigente duhaldista Antonio Arcuri, quien especuló en torno a una "doble candidatura" del oficialismo para el Senado, con Cristina y "Chiche" en listas separadas.

La diputada justicialista Graciela Camaño se manifestó apenada por "los escarceos de la disputa de poder" en el justicialismo y pidió "poner todo el esfuerzo para que la gente pueda vivir mejor".

"Hay escarceos lógicos de la disputa de poder, pero todavía no hay una definición absoluta con respecto a candidaturas", advirtió la diputada en declaraciones a Radio Continental. Sin embargo, evaluó que "todo este escarceo" le causa "una enorme pena porque nos estamos perdiendo una oportunidad histórica" porque "el peronismo es gobierno en la provincia y en la Nación y deberíamos poner todo el esfuerzo para que la gente pueda vivir mejor".

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password