Críticas en el Senado a la ley de donante presunto

El proyecto de donante presunto que obligará a toda persona mayor de 18 a donar sus órganos, cosechó críticas de cinco organizaciones, en el marco de una ronda de consultas que organizó un plenario de las comisiones de Salud y Legislación General.

A las críticas que habían realizado la Asociación Médica y el Colegio Público de Abogados -la semana pasada- se sumaron los cuestionamientos de la Sociedad Argentina de Trasplante, de la Confederación Medica de la República Argentina, de la Asociación de Magistrados de la Justicia Nacional, de la Universidad Católica Argentina y de la Universidad del Museo Social Argentino.

Según afirmó la titular de la Comisión de Salud, la justicialista Mercedes Oviedo, "hay oposición a la parte operativa de la ley" por parte de las organizaciones, aunque aclaró que los legisladores aún "no han tomado una decisión".

"El donante presunto es una necesidad, pero el mayor problema es que la gente no esta informada por lo que tiene que haber una fuerte campaña de información", agregó Oviedo.

A pesar de que el Gobierno promueve la rápida aprobación de la ley, la legisladora señaló que -personalmente- cree que "la norma va a sufrir modificaciones", por lo que volvería a Diputados.

El representante del departamento de Bioética de la UCA, Rubén Revello, mencionó su posición de que "el cadáver del donante no es un bien del que el Estado puede disponer como quiera", y se pronunció por dejar determinado "cuándo es el exacto momento de la muerte".

El representante de la Sociedad Argentina de Trasplantes, Federico Villamil, hizo hincapié en que "el consentimiento informado es un principio ético fundamental y que el consentimiento presunto no es verdadero".

"La donación de órganos es el ejercicio de un derecho personalísimo. Si se aprueba esta Ley va a servir para poner el tema en el tapete, pero no va a resolver la cuestión", sentenció el médico.

Fermín García Llarcos, del Instituto de Bioética de la Universidad del Museo Social Argentino, coincidió con Villamil en que "el consentimiento nunca es presunto" y mencionó que este mismo sistema fue un fracaso en Francia. Además de mencionar que "el Estado está decidiendo de forma poco democrática sobre algo tan personal como el destino de mi cuerpo", García Llarcos subrayó que en la Argentina "existe un altísimo número de personas" que "suelen ser analfabetos y que no tienen la posibilidad de manifestar su voluntad de no donar".

El 18 de mayo, la Cámara de Diputados aprobó con modificaciones, y tras un extenso debate, el proyecto de Ley impulsado por el Poder Ejecutivo por el cual se crea la figura del donante presunto, que apunta a convertir a todos los ciudadanos en donantes de órganos, con excepción de quienes manifiesten su voluntad contraria.

Según el cronograma, tras la visita de González García la comisión recibirá a lo largo de dos reuniones a diferentes organizaciones y luego emitirán un dictamen, que podría ser llevado al recinto a fines de octubre.

El proyecto de ley -que cuenta con media sanción de la Cámara de diputados- propone que todo argentino mayor de 18 años entregue sus órganos y tejidos para transplantes salvo que manifieste su oposición en forma expresa.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password