Diputados aprobaron la suspensión por un año de los remates de deudores hipotecarios

Con una coalición política inesperada, que unió a duhaldistas, aristas, socialistas, radicales y partidos provinciales, los diputados aprobaron y remitieron a la Cámara de Senadores un proyecto de ley para suspender por un año las ejecuciones de vivienda única de los deudores hipotecarios.

Además, se aprobó la refinanciación de la deuda de créditos del Banco Nación a pequeños y medianos productores agropecuarios y se sancionó la ley de Protección Integral a la Niñez. Por otra parte, los legisladores aprobaron una iniciativa de Claudio Lozano para pedir un informe al Gobierno acerca del excedente de la recaudación

El proyecto sobre remates hipotecarios, presentado por la peronista Lucrecia Monti, fue votado con el quórum exacto, en menos de un minuto y sin la presencia de los kirchneristas, que siguiendo expresas instrucciones del Ejecutivo no se asomaron por el recinto.

La votación de esta norma permitiría paliar la situación de los deudores hipotecarios con vivienda única que fueron perjudicados por la devaluación y la pesificación.

"Ahora falta pensar un proyecto definitivo, que dé una solución a los deudores hipotecarios", dijo la diputada y candidata a senadora por el PJ Bonaerense Hilda "Chiche" Duhalde al término de la sesión.

La sesión, impulsada por el duhaldismo y el resto de los bloques opositores, no contó con la presencia de los diputados kirchneristas. Según legisladores cercanos al gobierno nacional los dos primeros proyectos habían sidos rechazados por el Ministerio de Economía y su tratamiento fue asumido como una muestra de la disputa que lleva adelante el duhaldismo con la gestión de Néstor Kirchner.

El debate comenzó con un quórum estricto, 129 legisladores presentes, y como suele ocurrir cuando la agenda está acordada sin disidencias, se votó sin debate para evitar que la sucesión de discursos pueda modificar el resultado esperado. Al no habilitarse las exposiciones de los diputados la sesión duró apenas 15 minutos.

El primer proyecto en ser aprobado fue el que suspende por un año las ejecuciones hipotecarias de viviendas únicas. Una iniciativa resistida por el ministro de Economía, Roberto Lavagna, ya que éste defiende la herramienta del fondo fiduciario por el cual el Banco Nación se desempeña como intermediario entre el acreedor y el deudor.

Hasta el momento esta medida fue rechazada por la Justicia en un fallo de primera instancia al considerar inconstitucional dicho fondo.

El debate -que logró reunir un inesperado quórum que no se había podido obtener en la última sesión especial realizada hace 15 días– se concretó gracias a una minuciosa estrategia política, que incluyó a opositores y duhaldistas.

En ese marco, el titular de la Cámara baja, el duhaldista Eduardo Camaño, le pidió a los opositores que aceptaran retrasar la sesión especial prevista para las 13.30 con el fin de tratar un repudio a la visita del presidente George Bush, que se concretará en noviembre próximo. Dos horas más tarde, los duhaldistas habían bajado al recinto y, junto radicales, aristas, socialistas y partidos de centro derecha, sumaban 123 legisladores, que poco a poco llegaron a 128.

En tanto, se cursaban calientes llamados telefónicos y se logró que el diputado José Roselli llegara al recinto, pero ni bien ingresó a la sala, el operador de Roberto Lavagna en el Congreso, Alberto Coto, abandonó el salón y evitó que se conformara el quorum necesario para votar. Entonces, llegó la peronista santafesina María del Carmen Alarcón y, con el quórum exacto, se votaron los proyectos que tanto molestan al Ejecutivo.

El proyecto de suspensión frena incluso los remates de las "unidades productivas", un término que deberá ser definido en la reglamentación de la ley pero que apunta a los establecimientos de las pymes.

El duhaldismo aprovechó para sumar puntos para la campaña. "Juntamos quórum porque los legisladores estamos comprendiendo la necesidad de una independencia real de poderes", festejó Chiche tras la sesión.

El balance negativo corrió por cuenta del oficialismo. "Fue una acción decididamente electoral, un parche que no soluciona nada", afirmó el kirchnerista Jorge Arguello, uno de los jefes del bloque del PJ.

A distancia de la interna peronista, Eduardo Macaluse, titular de la bancada del ARI, también celebró la aprobación. "Ahora la responsabilidad la va a tener el Senado y fundamentalmente Cristina Fernández de Kirchner", deslizó.

La postura de Macaluse coincidió con las definiciones del radical Alfredo Martínez, titular de la comisión de Vivienda, para quien "la definición recae ahora en el Senado y en la sensibilidad que tenga el Poder Ejecutivo para evitar un veto".

Los diputados también dieron media sanción la refinanciación de la deuda de los créditos de pequeños y medianos productores agropecuarios que compraron maquinaria del 1 de enero de 1996 a diciembre de 2003 con préstamo del Nación.

El tercer tema de la agenda fue la ley que impulsa Hilda "Chiche" Duhalde y que termina con la vieja Ley de Patronato. Como las dos anteriores, la Ley de Protección Integral de la Niñez fue aprobada por unanimidad, sin debate y respaldando las modificaciones oportunamente por los senadores. De esta manera se creó el Consejo de la Niñez, Adolescente y Familia en el ámbito del Poder Ejecutivo y la figura del Defensor de los Derechos de los Niños y Adolescente.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password