En el Senado fue tomado como un fortalecimiento presidencial

El presidente del bloque justicialista en el Senado, Miguel Angel Pichetto, consideró que los cambios en el Gabinete Nacional, incluida la destitución del ministro de Economía, Roberto Lavagna, buscan "fortalecer la autoridad del Presidente y ratificar el rumbo económico".

Para Pichetto, los cuatro cambios ordenados por el Primer Mandatario le darán "mas unidad orgánica al Gabinete".

En declaraciones a los periodistas acreditados en el Senado, el jefe del bloque del PJ señaló además que la reemplazante de Lavagna, Felisa Miceli, tiene "una clara identidad con la política (económica) del Presidente". También calificó como un "hecho novedoso" el nombramiento de la embajadora en Venezuela, Nilda Garré, como nueva ministra de Defensa en reemplazo del senador electo José Pampuro. Los senadores Marita Perceval, kirchnerista, y Rubén Giustiniani, socialista, saludaron la designación de Nilda Garré como ministra de Defensa, cuya trayectoria política e idoneidad para el cargo destacaron. Perceval, quien preside la Comisión de Defensa del Senado, evocó tramos compartidos con Garré en la militancia, como la etapa inicial del Frepaso y los momentos en que "las cacerolas" reclamaron en diciembre de 2001 una renovación de la política.

Recordó también la actuación de la ministra designada como legisladora en el caso AMIA y en el juicio político a los jueces de la 'mayoría automática' de la Corte Suprema, entre otros temas trascendentes. "Siempre la vi actuar con un gran coraje para poner fin a la impunidad", dijo Perceval a Télam.

Por su parte, Giustiniani consideró "positiva la designación" de Garré como ministra de Defensa, un área de la que suele ocuparse el legislador socialista santafesino, autor de un proyecto para eliminar los "anacronismos" del Código de Justicia Militar.

El senador radical Rodolfo Terragno consideró que Lavagna "ponía límites a las intromisiones presidenciales", aunque resaltó que en lo personal mantenía "serias discrepancias" con Lavagna. Kirchner "no sabe nada de economía, pero tiene una gran autoconfianza y una extraordinaria vocación de mando. Eso puede llevar a que la Economía sea manejada en definitiva por él, y esto constituye un gran peligro", concluyó.

Por su parte, el titular de la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado, Jorge Capitanich, indicó que la salida de Lavagna del gabinete nacional es "un capítulo cerrado".

"A los colaboradores del presidente los elige el presidente. Esto de Lavagna es un capítulo cerrado", sentenció Capitanich.

El flamante presidente del bloque radical, el mendocino Ernesto Sanz, consideró que con la salida de Lavagna el gabinete "perdió jerarquía y se ganó en concentración de poder".

"No me sorprende su salida del gabinete. Sí me sorprende el reemplazo. Pensé que iban a poner a un peso pesado. Miceli no lo es. El que asume en el Ministerio de Economía es el presidente Kirchner", consideró Sanz.

Por su parte, el renovador salteño Ricardo Gómez Diez dijo que el cambio de Lavagna "es impactante", y que "esta remoción pone en el centro de la escena el debate de la cuestión central de cómo se controla la inflación en los próximos dos meses".

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password