El debate interno en el peronismo bonaerense

El PJ bonaerense profundizó en los últimos días la batalla interna que enfrenta a quienes buscan acercarse al Gobierno nacional y a los que quieren hacer "un duhaldismo sin Eduardo Duhalde".

Estos últimos reniegan también de convertirse en la pata provincial del PRO de Mauricio Macri, aunque mantienen fluidos vínculos con algunos allegados al macrismo como el diputado porteño Cristian Ritondo.

En ese marco, el diputado Jorge Sarghini -uno de los cuatro legisladores que anunciaron el lanzamiento de una "estructura propia" en la provincia- advirtió que si dirigentes del PJ bonaerense deciden pasarse a las filas del Frente para la Victoria, "no estarían siendo respetuosos con quienes los han votado".

"Con ese criterio, cada vez que nos presentamos a una elección y no ganamos, nos pasamos al ganador", dijo.

En este marco, se produce la disputa con el titular del PJ bonaerense, José María Díaz Bancalari, quien es también jefe del bloque Peronista Federal -que agrupa a menemistas y duhaldistas de distintas provincias, aunque la hegemonía es bonaerense- y está dispuesto a cobijarse bajo la sombra del kirchnerismo.

Por lo pronto, se ha anunciado la decisión de conformar un espacio "postduhaldista" para 2007, los legisladores del sector buscan avanzar en una etapa superadora, que evite además la ruptura del bloque Peronista Federal en la Cámara baja. Empero, desde otro sector de esa bancada descalificaron la movida de los ex duhaldistas duros.

"El justicialismo bonaerense tiene que iniciar una nueva etapa, nosotros llegamos a esta elección finalizando una etapa que se caracterizó por un estilo de conducción que tuvo que ver con la historia de la que nosotros nos hemos hecho cargo, pero ahora empieza una nueva etapa", dejó en claro Sarghini.

Sin embargo, otro sector del Peronismo Federal salió a descalificar el encuentro partidario celebrado en un restaurant porteño y del que participaron el lunes el ex titular de la Cámara baja Eduardo Camaño, Sarghini, Francisco De Narváez y Juan José Alvarez, y calificaron a los dirigentes como "los cuatro mosqueteros". Ese grupo -más afín a mantenerse moderados frente al gobierno nacional- interpretó que el almuerzo realizado ayer en un restaurante temático de San Telmo fue un "cuestionamiento a la titularidad" de José María Díaz Bancalari al frente del espacio.

Estos legisladores defienden la gestión de Díaz Bancalari al frente del bloque y consideran que la crisis en el sector "es producto de la falta de una verdadera catarsis del ex duhaldismo tras la derrota en las elecciones del 23 de octubre".

Pero la necesidad de mantenerse unidos está atada a la posibilidad de disputar la vicepresidencia tercera de la cámara baja, a la que también aspira el interbloque macrista Propuesta Federal que, si se produce una diáspora en el ex duhaldismo, podría tener más chances de quedarse con ese cargo.

Si bien el sector reconoce que mantiene fuertes controversias por el alineamiento del grupo frente al gobierno, ese debate recién comenzará a reflejarse en el seno de la Cámara baja cuando se retome la actividad parlamentaria y el "postduhaldismo" comience a definir su estrategia legislativa.

El grupo que comenzó a gestar la idea del nuevo espacio podría sumar además a figuras como Graciela Camaño, Luis Barrionuevo, Mabel Müller, Alfredo Atanasoff, Oscar Rodríguez, Hugo Toledo, Gustavo Ferri, Nélida Doga, Jorge Villaverde, Marina Cassese y Nora Chiacchio. Sin embargo, aún no se sabe la postura que podrían adoptar frente a esta decisión otros legisladores más moderados como el propio titular de la bancada, Díaz Bancalari, Jorge Landau y Carlos Ruckauf, quienes se mostraron más permeables frente a la postura a seguir en torno al gobierno nacional.

Díaz Bancalari había advertido en las últimas horas que "el peronismo tiene un asignatura pendiente que es definir claramente su identidad", al asegurar que el presidente Néstor Kirchner tiene "un perfil peronista" y, dijo, en "el peronismo bonaerense lo acompañamos desde nuestra identidad".

Justamente la decisión de Díaz Bancalari -anunciada en una solicitada- de "apoyar incondicionalmente" la medida del presidente Néstor Kirchner de pagarle al organismo financiero, desató la furia de los ex duhaldistas bonaerenses. Tal fue la discusión que provocó hace unos días la solicitada de Díaz Bancalari, que firmó como titular del PJ bonaerense, que para salir del atolladero se decidió que el bloque legislativo se abstendría en la votación respecto a la reforma del Consejo de la Magistratura y así ocurrió.

"Lo que pasa es que los bonaerenses no pueden bancar la pelea en su distrito y por eso llevaron la pelea al bloque, pero la realidad es que por ahora son cuatro", dijo una fuente legislativa cercana a Díaz Bancalari.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password