Optimismo y dudas sobre la predisposicion del Gobierno a aceptar cambios

La reunión entre los cinco diputados del Partido Nuevo del intendente cordobés Luis Juez y la senadora Cristina Fernández de Kirchner abrió el debate sobre la posibilidad de modificar el proyecto de reforma al Consejo de la Magistratura.

La iniciativa reduce los integrantes del organismo y aumenta proporcionalmente la influencia oficialista. En la búsqueda de los 129 votos necesarios para su aprobación, la senadora recibió ayer a los juecistas en la Casa de Gobierno para explicar en primera persona los fundamentos de la reforma.

Los cordobeses apuntaron al núcleo de la controversia y propusieron eliminar el integrante del Poder Ejecutivo en el Consejo. Luego, al ser consultados por la prensa, aseguraron que Fernández de Kirchner se mostró dispuesta a analizar los cambios.

En ese sentido, el diputado juecista Daniel Giacomino advirtió en declaraciones a Radio Continental que "lo central de la discusión" fue la integración de los miembros del Consejo y el mecanismo para remover y designar magistrados.

"No digo que el oficialismo esté dispuesto a sacar un miembro del Consejo", aclaró el diputado, aunque aseguró que Fernández de Kirchner "valoró" sus propuestas.

A pesar del optimismo de los diputados de Luis Juez, en el oficialismo evitaron comprometer cambios.

"A mi juicio, el proyecto está bien como está", respondió el diputado justicialista Juan Manuel Urtubey, quien también participó de la reunión.

Hasta el momento, el kirchnerismo de la Cámara de Diputados avanzó hacia la aprobación sin abrir a discusión su contenido.

Urtubey dejó una rendija abierta para evitar una clausura del diálogo: "Todavían faltan tres semanas para discutir el proyecto antes de tratarlo en el recinto", recordó. En un sentido similar a Giacomino, su colega de bancada Raúl Merino señaló que los representantes del oficialismo mostraron "flexibilidad y diálogo abierto" en la reunión, pero advirtió que si el proyecto se mantiene sin cambios votará en contra del artículo que otorga al oficialismo 5 integrantes sobre un total de 13.

"Por lo menos eso lo voy a votar en contra", afirmó, al ser entrevistado en Radio Mitre.

Mientras se intenta convencer a los juecistas, un diputado justicialista criticó el apuro por aprobar la reforma.

Se trata de Eduardo Galantini (PJ-Corrientes), quien consideró que el debate "debería quedar para las sesiones ordinarias" que comienzan el primero de marzo.

Por el contrario, las autoridades del bloque Frente para la Victoria-PJ adelantaron que intentarán sancionarla a mediados de febrero.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password