Radicales minimizan ahora la expulsión de diputados

La eventual expulsión de la UCR de cinco diputados nacionales por haber votado a favor del proyecto kirchnerista de reforma del Consejo de la Magistratura fue minimizada por fuentes partidarias que aseguraron que la cuestión no figura en el temario de la convención nacional partidaria que se reunirá hoy.

"No hay siquiera una acusación formalizada de modo que este tema no tendrá una resolución inmediata", aseguró el titular de ese cuerpo partidario radical, Adolfo Stubrin. El ex diputado trató así de quitar entidad a las versiones sobre el posible retiro de la afiliación al ex gobernador correntino Ricardo Colombi, al catamarqueño Genaro Collantes, a los santiagueños Daniel Brue y Cristina Oliva y del rionegrino Hugo Cuevas.

Todos ellos provienen de provincias gobernadas por el radicalismo en alianzas o en buena sintonía con el gobierno nacional y el 23 de febrero pasado sumaron a la holgada mayoría de 138 votos con que el oficialismo logró que la Cámara de Diputados aprobara la nueva estructura del Consejo de la Magistratura.

La autoridad nacional de ética de la UCR fue conformada con Hipólito Solari Irigoyen, Elva Roulet, Rodolfo Miguel Parente (titulares); Alicia María Alejandra Migliore, Juan Jesús Mínguez y Lorenzo Cortese (suplentes).

La remisión del caso a esa instancia fue precedida por una polémica entre los dirigentes, encabezados por Iglesias, que pretenden imprimir un sesgo netamente opositor al partido, y los que experimentaron acercamientos al Gobierno.

En el evento se anunció la presencia de los titulares de los bloques legislativos del radicalismo Fernando Chironi (Diputados) y Ernesto Sanz (Senado), y también del ex presidente Raúl Alfonsín.

"El Tribunal tiene como función desarrollar una acción permanente y orientadora en materia de ética pública, buenas prácticas, prevención y mediación de conflictos, control o corrección de los comportamientos en contradicción con la ética y los principios de la Unión Cívica Radical en que incurrieren sus afiliados", se especificó.

El Comité había pedido la "inmediata expulsión de los mencionados diputados" por incurrir en "inconducta partidaria, violentando los principios éticos sustentados por nuestro partido".

En todos los casos, pertenecen a provincias gobernadas por radicales: Gerardo Zamora en Santiago, Eduardo Brizuela del Moral en Catamarca, Arturo Colombi en Corrientes y Miguel Saiz en Río Negro, todos de excelente relación con el Gobierno.

En principio, el pedido de expulsión estaba condenado al fracaso debido a que -según los estatutos partidarios- la última palabra en materia de sanciones disciplinarias correspondía a los jefes provinciales del partido. Pero ahora, estas cuestiones pasaron a la esfera del Tribunal de Disciplina y Conducta que se constituyó a tal efecto, confirmaron fuentes del partido.

La semana pasada, la cúpula del radicalismo debatió a puertas cerradas su posicionamiento frente al Gobierno nacional y, si bien el encuentro no produjo un documento institucional, la mayoría avaló la postura de pararse en la vereda opuesta al Gobierno.

Claro que se ausentaron los principales aliados a la administración del presidente Kirchner, como los gobernadores de Arturo Colombi (Corrientes) y Julio Cobos (Mendoza), que buscan que el radicalismo siente sus bases sobre la estructura política oficial.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password