“Para el peronismo la lealtad es una virtud. Para el kirchnerismo es la traición”

El diputado Francisco de Narváez se siente orgulloso de defender las posturas por las que accedió a una banca, y no duda en criticar al presidente Kirchner, de quien dijo que tiene “rasgos muy preocupantes”.

En momentos en que legisladores de diversas líneas justicialistas se están encolumnando detrás del presidente Néstor Kirchner, hay algunos que persisten en las posiciones que mantenían antes de los comicios legislativos del año pasado.

Uno de ellos es el diputado empresario Francisco de Narváez, quien llegó a su banca integrando la lista del duhaldismo, y allí sigue militando aún cuando esta actitud haya disgustado al propio jefe de Estado, que en un reciente discurso en la Casa Rosada lo atacó calificándolo de ser “el Berlusconi del subdesarrollo”.

En una entrevista concedida a Parlamentario, el legislador bonaerense explica las razones de su distanciamiento del oficialismo, y sostuvo que para los peronistas “la lealtad es una virtud”, mientras que para el kirchnerismo “es la traición”.

– El peronismo está fragmentado, pero la mayoría de las tendencias internas están alineadas con el presidente Néstor Kirchner. ¿Por qué ustedes no están con el oficialismo?

– No estamos con Kirchner porque somos consecuentes con lo que nos comprometimos el 9 de julio de 2005, cuando comenzó la campaña del Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires. En ese momento, el Frente para la Victoria ya había lanzado su campaña y era nuestro adversario. Por lo tanto, el peronismo bonaerense se comprometió a no cambiar los principios, los valores y a defender la independencia de nuestro pensamiento justicialista, porque no hay que olvidar que en la última campaña electoral el FpV ultrajó los símbolos peronistas y estaba casi prohibido nombrar a Perón y Evita. En el mismo sentido, el ministro del Interior, Aníbal Fernández, se refirió a la marcha peronista de una forma bastante obscena.

– Algunos diputados que fueron electos en la misma boleta que usted, no actuaron de la misma manera…

– Por eso mismo me gustaría que se les pregunte por qué habiendo seguido el mismo camino que nosotros reniegan de su origen y de los miles de ciudadanos que los votaron. Por ejemplo, el caso extremo de esta situación es José María Díaz Bancalari, que argumentó contra la asunción del diputado electo Luis Patti cuando compartió la lista en las elecciones pasadas.

– ¿En qué se diferencian del kirchnerismo?

– Para los peronistas la lealtad es una virtud, para el kirchnerismo la traición es el denominador común.

– Ustedes posibilitaron el acceso de Kirchner a la presidencia. ¿En que los defraudó?

– En el plano económico no nos defraudó, porque el trabajo del ex ministro de Economía Roberto Lavagna fue un plan estratégico para ordenar y recuperar la economía que permitió el rápido crecimiento. Pero el presidente Kirchner está confundiendo lo que es crecimiento con desarrollo, ya que del primer concepto hablan las estadísticas y el desarrollo se percibe en la sociedad. En la actualidad, no se siente que la virtud del crecimiento económico se traduzca en una mejora de la calidad de vida de los habitantes.

El rol de Duhalde

– ¿Tuvo alguna responsabilidad Eduardo Duhalde en la división del PJ?

– Todos los que han actuado en política tenemos cierta responsabilidad. Cualquier dirigente político peronista no puede decir que no tuvo nada que ver. En la época de los noventa se vivió un enfrentamiento entre los ex presidentes Carlos Menem y Duhalde, y luego de quince años de confrontación de verdades parciales surgió la presidencia de Kirchner.

– Precisamente, ¿cómo interpreta el prolongado silencio de Duhalde?

– Duhalde está cumpliendo con su deseo personal de dar un paso al costado. A pesar de que en la política nadie se retira, se llamó a silencio y se ubicó en un lugar de observación, y lo está haciendo bien.

– En la Plaza del 25 de mayo, entre otras ausencias, se percibieron la de ustedes, el menemismo y el adolfismo. ¿Esto es un indicio de que pueden trabajar electoralmente para las elecciones de 2007?

– El Poder Ejecutivo tiene todo el derecho de convocar en virtud del 25 de mayo y efectivamente lo hizo. Aunque todos aquellos que fueron evidenciaron que están alineados con la política del Presidente. Sin embargo, la paradoja es que muchos de los que estuvieron fueron los mismos que Kirchner quiso defenestrar y criticó fuertemente. Es decir que el Presidente apeló a lo que en un pasado no muy lejano llamó “la vieja política”, con la cual había que terminar y eliminar el clientelismo político. Pero, además, nosotros asistimos a una plaza, aunque no fue la del 25 de mayo porque en cualquier lugar del país se celebra esta fecha patria. En mi caso concurrí a Luján donde se realizó una misa.

– ¿Pero está trabajando con el adolfismo?

– Claro que sí. Hace un tiempo que estamos uniendo fuerzas con las de Adolfo Rodríguez Saá.

– ¿El Justicialismo Nacional también apuesta a la candidatura presidencial de Roberto Lavagna?

– La reunión fue exclusiva del núcleo de la agrupación “El General” con Lavagna, donde discutimos temas de la política nacional y el panorama internacional. En la misma también se recordó momentos difíciles que compartieron los diputados Eduardo Camaño, Juan José Álvarez y Jorge Sarghini en la presidencia de Duhalde. Hay que recordar que todos estos compañeros lucharon mucho para salir de la crisis, por lo que otro tema que se trató fue la necesidad de que no se dilapide las buenas acciones realizadas que permitieron recuperar la economía y estabilizar la política. Además, se puso énfasis en la necesidad de defender la ley y la Constitución, donde exista respeto por aquellos que piensan diferente.

– ¿Usted personalmente sostiene a Lavagna como candidato a Presidente?

– Todavía es muy temprano hablar de candidaturas para 2007, pero reconozco que hay muchas personas con vocación para desempeñarse en la función pública y una de ellas es Lavagna, a quien los ciudadanos lo reconocen por su eficiencia y honestidad.

– ¿Cómo analiza los proyectos de leyes laborales?

– Como peronista, no como empresario ni como diputado, pienso que este tipo de legislación laboral, en un país donde el 50 por ciento de los trabajadores está en negro y con un índice de desocupados que vuelve a subir, se desprotege al trabajador, y por ende afecta al trabajo.

– Kirchner dijo que el próximo gobierno será más pluralista. ¿Cree que será así?

– No creo en sus dichos, porque en el comienzo de su gestión ya habló de transversalidad, luego de dos partidos fuertes y la concertación al estilo chileno. Por lo tanto, cuando se refiere a la pluralidad no sé de qué se trata.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password