Carteles contaminantes

Tras casi 10 años de dilaciones, todo parece indicar que la Legislatura porteña comenzará a definir la situación de los avisos publicitarios sobre la avenida Lugones. No obstante, aún hay posiciones encontradas.

Por Pamela Fedra Vallet

El paisaje de la Ciudad se encuentra atestado de carteles y afiches como consecuencia del avance, a lo largo de éstos últimos años, por parte de las grandes empresas que eligieron esa alternativa para poder ofrecer sus servicios y productos. El tema, después de tanto tiempo de estar postergado, volvió para ser debatido en la Legislatura de la Ciudad a raíz de la preocupación por el exceso de carteles publicitarios instalados sobre la avenida Lugones.

Esta problemática lleva ya diez años y en el año 2004 el Gobierno de la Ciudad intimó a cinco clubes que concentran el 40 por ciento de todos los carteles que hay en la avenida y aseguró que, si nos los retiraban en el plazo de una semana, comenzaría a hacerlo la Guardia de Auxilio porteña. Pero la realidad indica que los carteles siguen allí y nadie llevó a cabo ningún plan para concretar la limpieza visual de la ciudad.

PAE

Las enormes ofertas publicitarias, que tiñen el paisaje porteño, son motivo de polémica desde hace por lo menos diez años. Desde ese entonces, las organizaciones dedicadas a la seguridad en el tránsito efectúan denuncias argumentando que “no hacen más que generar distracción a los automovilistas y que significan un riesgo concreto de accidentes en una vía tan rápida como avenida Lugones”.

Por su parte, la Asociación de Familiares y Amigos de Víctimas (FAVAT) promovió, hace varios años, una causa judicial y el Gobierno de la Ciudad intimó en reiteradas ocasiones a retirar los carteles, pero vaivenes judiciales impidieron concretar la medida.

Otra mirada

Existen dos miradas contrapuestas en lo que respecta a buscar una solución a esta problemática que lleva años. Según el subsecretario de Control Comunal de la ciudad Federico Peña, la avenida Lugones posee distintas zonificaciones de acuerdo con el Código de Planeamiento Urbano y algunas de ellas permiten que haya carteles publicitarios. Sin embargo, el macrismo acusó al Ejecutivo porteño de haberse excedido en sus facultades constitucionales y sostiene que están prohibidos los carteles en toda la avenida.

Ahora, la Comisión Asesora Permanente de la Publicidad en los espacios públicos, que representa a diversos organismos locales, emitió un dictamen en el que establece bajo qué condiciones son admisibles los carteles. El mismo tuvo el visto bueno del subsecretario Peña, quien argumentó que “carteles en la Lugones hubo siempre”, por eso con ese dictamen llenamos un vacío legal que no nos permitía regularlos, intervenir y ejercer el poder de policía para que -por ejemplo- los carteles tengan seguros, ya que hasta ahora estaban en una situación de ilegalidad”.

En ese sentido, el diputado del Frente Compromiso para el Cambio y miembro de la Comisión de Protección y Uso del Espacio Público Martín Borrelli manifestó que “esto nos parece preocupante y desde el punto de vista jurídico es un grave error. Es inexplicable que se pretenda blanquear una situación ilegal”.

“El Ejecutivo porteño se extralimitó en sus facultades y está actuando en temas de exclusiva competencia de la Legislatura, como es la determinación de las zonas donde se permite y no se permite la publicidad”, agregó el legislador.

Asimismo, informó que presentó un proyecto de declaración para que la Legislatura se abstenga de otorgar permisos en los distritos Zona Urbanización Futura (UF), uno de los cuales es el de las avenidas Lugones y Cantilo, entre Sarmiento y General Paz”.

Por otro lado, su par Lidia Saya manifestó que “la Comisión Asesora Permanente de la Publicidad está conformada por funcionarios del poder ejecutivo, y no tiene potestades legislativas para determinar excepciones ni formas especiales que modifiquen el Código de Planeamiento Urbano”.

“La normativa vigente prohíbe la determinación de áreas o superficies destinadas a la publicidad en distritos UF, como en este caso. Cualquier disposición de carácter legislativo que emita esta comisión es inconstitucional, ya que es facultad de esta Legislatura aprobar modificaciones al Código de Planeamiento Urbano, Ambiental y de Edificación”, agregó.

Ante posibles reclamos judiciales de empresas de publicidad contra el Estado, por crear condiciones monopólicas para la instalación de cartelería publicitaria, sostuvo que “es llamativo que el dictamen fuera rechazado por el representante de la Procuración General, que es quien debe ejercer la defensa del Estado de la Ciudad”.

A raíz de estos intercambios de opiniones, Peña visitó la Legislatura y habló sobre las políticas de ordenamiento de la publicidad en las avenidas Lugones y Cantilo. Durante el encuentro, el subsecretario informó a los legisladores la puesta en funcionamiento de la Comisión de Asesoramiento Permanente para la Publicidad en la Vía Pública, de acuerdo con lo que establece el Código de Publicidad de la Ciudad.

Además, se mostró disconforme con el funcionamiento que tuvo en los últimos años la comisión y expuso que “esta situación generó entre otras cuestiones la proliferación anárquica de dispositivos publicitarios”.

Por último, hizo pública ante los diputados su postura de que la Ciudad “no tiene capacidad operativa propia para retirar las estructuras publicitarias” y manifestó que “para su remoción debería iniciarse un proceso de contratación de una empresa privada y las obras demandarían alrededor de 48 horas”.

Ahora sólo resta esperar un acuerdo consensuado por parte del Poder Ejecutivo y los legisladores porteños, que pueda poner punto final a este polémico debate que lleva años, y que si bien ocupó siempre una pequeña parte de la agenda legislativa, nunca logró resolverse debido a discrepancias.

Mientras tanto, los porteños seguirán siendo invadidos por esa contaminación visual que empapela el hermoso paisaje de la ciudad de Buenos Aires.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password