Diputados convirtió en ley la reglamentación de los decretos

La Cámara de Diputados aprobó y convirtió en ley la reglamentación de los decretos de necesidad y urgencia (DNU) impulsada por el Gobierno y rechazada por todo el arco opositor.

La iniciativa -aprobada la semana pasada en el Senado- fue aprobada en la Cámara baja por 139 diputados, al tiempo que la rechazaron 82 legisladores.

Así, el oficialismo kirchnerista superó los 129 votos necesarios para obtener la "mayoría absoluta", que marca la Constitución Nacional para reglamentar el uso de los decretos emitidos por el Poder Ejecutivo.

Votaron a favor el oficialista Frente para la Victoria-PJ y 25 aliados del Peronismo Federal, dos radicales afines al kirchnerismo y otros juecistas.

La iniciativa fue rechazada por el bloque de la UCR, el PRO y el Justicialismo Nacional, luego de más de ocho horas de discusión.

El debate se inició pasadas las 12.10 con la presencia de 131 diputados presentes pertenecientes al bloque del Frente para la Victoria-PJ, el Peronismo Federal, dos radicales kirchneristas y otros aliados.

El oficialismo logró reunir quórum propio para comenzar a sesionar con los diputados de su bloque, sin la presencia de la oposición que anticipó su rechazo al proyecto y se sumó al debate, una vez iniciado el plenario.

La iniciativa reglamenta la creación de la Comisión Bicameral Permanente que debe estudiar los Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU) y regula la intervención del Congreso en los DNU, los de delegación legislativa y los de promulgación parcial de Leyes, dictados por el Poder Ejecutivo.

El eje central del proyecto establece que la comisión Bicameral debe expedirse sobre la validez o invalidez de los decretos y elevar el dictamen al plenario de cada cámara legislativa para su tratamiento.

Sin embargo, la norma no determina un plazo para que realice ese pronunciamiento de ambas cámaras y dispone que el DNU no pierde su vigencia por la falta de tratamiento del Congreso.

El proyecto fue defendido por el titular de la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara baja, el kirchnerista salteño, Juan Manuel Urtubey, quien destacó que la norma "viene a cumplir con un mandato constitucional" y admitió que "había una mora del Congreso para regular este trámite".

En su discurso, Urtubey explicó que, con esta norma, "estamos estableciendo un sistema para que, a través de la creación de la comisión bicameral, se empiece a controlar, después de 12 años de mora, los decretos de necesidad y urgencia". "Nosotros venimos con una profunda convicción que nos da el hecho de que después de 12 años estamos cumpliendo con una deuda que tenía el Parlamento con los constituyentes del 94 y lamentamos que cada vez que tenemos iniciativas de este tipo, desde la oposición se intente construir realidades distorsionadas", sostuvo el titular del bloque oficialista, Agustín Rossi.

En este sentido, Rossi aseguró que la reglamentación de los DNU "mejorará la calidad institucional de la Argentina" y apuntó contra los legisladores que "tienen a (Roberto) Lavagna en la cabeza", quien -según dijo- confirmó 261 decretos bajo su órbita durante su cargo al frente de la cartera de Hacienda.

Desde el radicalismo, el diputado por Córdoba, Mario Negri, cuestionó el proyecto, al sostener que se trata de un "franco retroceso para la democracia y para la calidad institucional del país".

"Si esto sale como sale, es un franco retroceso para este, para el próximo gobierno, para la democracia y para la calidad institucional del país", aseveró Negri, en su discurso, al adelantar el rechazo del radicalismo al proyecto que se debate en la Cámara de Diputados.

El diputado del ARI Adrián Pérez sostuvo que la iniciativa "es la peor de las reglamentaciones que podíamos dar" y manifestó su "sensación de enorme frustración" con el tratamiento del proyecto de reglamentación de los DNU.

Desde el Peronismo Federal, Jorge Landau evaluó que se trata de "un proyecto bueno" y consideró que se trata de "un avance importante en el control que el Congreso debe hacer". Rechazó los cuestionamientos de los bloques de la oposición, al advertir que "llaman la atención las manifestaciones apocalípticas respecto a las afirmaciones sobre que el proyecto significa la muerte de la República".

Por el PRO, el diputado Jorge Vanossi anticipó el voto negativo de ese bloque al proyecto, y pidió "evitar el decretazo permanente", al recordar que esa bancada impulsó un dictamen de minoría en el que expresa su postura.

En números, hubo 113 diputados del Frente Para la Victoria que aprobaron la iniciativa, 16 del Peronismo Federal, tres del Partido Nueva Corrupción (que responde al intendente Luis Juez, de Córdoba) y dos de la UCR: Genaro Collantes y Ricardo Colombi.

Por su parte, los diputados del ARI, PRO, UCR, el Partido Socialista y el Justicialista Nacional concentraron los votos en rechazo a la iniciativa.

La extensa jornada parlamentaria se desarrolló bajo una atmósfera de gran tensión, marcada por el cruce de argumentos a favor y en contra de la iniciativa, y en la que la oposición no ahorró críticas y acusó al Ejecutivo de obrar para "concentrar poder" y "debilitar la calidad institucional" del país.

De acuerdo al texto -impulsado Cristina Fernández-, la comisión estará integrada por ocho senadores e igual número de diputados, establecidos proporcionalmente de acuerdo a la composición partidaria de ambas Cámaras y que funcionará durante todo el año en el Parlamento.

De esta forma, los integrantes de ese cuerpo tendrán 10 días hábiles para expresarse acerca de la validez de los decretos y luego deberá elevar el dictamen a ambas cámaras del Congreso.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password