Fernández hizo una encendida defensa de los derechos humanos

).- El jefe de Gabinete, Alberto Fernández, realizó en la Cámara de Diputados una encendida defensa de la política de derechos humanos que propicia el gobierno nacional que permitió el juzgamiento "de los genocidas" y aseguró que "nunca sacó un decreto para impedir la extradición de los genocidas". Además, Fernández destacó los logros económicos que está obteniendo la Argentina, que implica "tener en los últimos cuatro años un crecimiento del 39 por ciento" y justificó el aumento del gasto primario porque se usó para el incremento de haberes jubilatorios".

Fernández formuló estos conceptos en el informe mensual que brinda desde las 12.30 en la sesión especial convocada en la Cámara de Diputados, en cumplimiento con el artículo 101 establecido en la Constitución Nacional que fue reformada en 1994.

En su informe, Fernández hizo una cerrada defensa de la administración central, subrayó que "las perspectivas del país son favorables" y refutó cada uno de los cuestionamientos de la oposición.

Las expresiones de Fernández fueron respondidas con una andanada de críticas por parte de legisladores de la oposición, que reclamaron políticas sociales activas y que en algunos casos, como los del ARI, decidieron abandonar el recinto y generaron notables molestias en el funcionario y el bloque kirchnerista.

En su introducción, que se extendió por unos cuarenta minutos, Fernández destacó: "a marzo de 2005 la Argentina demuestra un crecimiento del 8,5 por ciento y este año seguirá creciendo a la tasa de los últimos tres años, mientras que al cabo de cuatro años habrá crecido un 39 por ciento".

Se trató de la primera presentación de Fernández ante el Congreso tras la modificación de la Ley de Administración Financiera, que le otorgó al Ejecutivo facultades permanentes para redistribuir las partidas presupuestarias aprobadas por el Parlamento.

"Desde siempre la Argentina le otorgó al Ejecutivo estas facultades. Entre 1983 y 1990 la Argentina vivió sin Presupuesto porque siempre se presentaban vencidos y eran una rendición de cuentas. En esa rendición de cuentas se otorgaban también estas facultades", señaló Fernández.

El funcionario agregó: "no se puede hacer un uso abusivo de las facultades porque los controles existen y no se han alterado. Por eso nadie puede hacer algo exorbitante y es preciso señalar que todas las provincias tienen estas facultades".

El jefe de Gabinete subrayó que el país enfrenta un ciclo de "crecimiento económico y social" y señaló que desde el Gobierno se percibe esta situación en el aumento del consumo, de la actividad industrial y de la agricultura.

"La inflación acumulada en el primer semestre es menor que la que nos anticiparon para el primer trimestre", afirmó el ministro y destacó: "esa contención de la inflación ha sido a favor de los sectores mas desprotegidos". Además, defendió la política oficial para el sector ganadero: "no fue desacertada, el precio de la carne se redujo y eso redundó claramente en un beneficio en la canasta básica".

Desde el radicalismo, el titular de la bancada, Fernando Chironi, no dejó pasar la oportunidad para lanzar varias chicanas políticas sobre el pasado del presidente Néstor Kirchner y leyó una declaraciones que el patagónico realizó en 1993 respaldando la reelección de Carlos Menem.

Las argumentaciones de Fernández no convencieron a los opositores y algunos -como el macrista Jorge Vanossi y el bloque del ARI- se retiraron del recinto por considerar que el mecanismo de informes bimestrales "demuestra una total inutilidad".

"Implica sólo un semicumplimiento formal de la exigencia constitucional, que es inconducente para el control", dijo Vanossi, aunque lo que más molestó a Fernández fue la ausencia de los aristas, quienes se retiraron luego de realizar una completa argumentación política.

Su discurso y la retirada posterior provocaron la molestia de kirchneristas y aliados y el primero en responder fue el jefe del bloque del Peronismo Federal, José María Díaz Bancalari, quien acusó de al ARI de practicar el "gataflorismo" porque primero reclamó la presencia de Fernández y luego no se quedó a la sesión.

Después fue el titular del bloque kirchnerista, Agustín Rossi, quien consideró que la ausencia de los aristas era "una falta de respeto".

A su turno y antes de cerrar su informe, Fernández indicó: "la primera vez que vine había una denuncia en mi contra del ARI porque no venía al Congreso. Ahora vengo y se van del recinto".

"Este es un método de denunciar y hacer política por los medios, porque según dice la presidenta del partido vecinal ARI, Elisa Carrió, están preparados para perder las elecciones", disparó el funcionario. Ironizó: "no están preparados para impulsar proyectos pero están preparados para hacer denuncias mediáticas".

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password