La Ciudad prevé un déficit de 1.070 millones para 2007

Las cuentas públicas de la Ciudad de Buenos Aires registrarán un déficit de 1.070 millones de pesos en 2007 por la suba de salarios, que la obligará a salir a emitir deuda pública por 660 millones de pesos, según el proyecto de Presupuesto presentado en la Legislatura porteña.

El jefe de Gobierno porteño, Jorge Telerman, y el ministro de Hacienda, Guillermo Nielsen, mostraron los principales números proyectados para el año próximo y confirmaron que habrá un desequilibrio en las finanzas.

El Ejecutivo porteño enviará además a la Legislatura un proyecto para modificar la Carta Orgánica del Banco Ciudad con el objetivo de transferir utilidades al presupuesto, por 200 millones de pesos, sin afectar la "solidez" de la institución.

Los principales ítems del proyecto de presupuesto -que comenzará a debatirse a partir del 17 de octubre- establecen que el 63 por ciento del total de gastos presupuestados serán destinados a educación, salud, acción social, viviendas, cultura y trabajo, mientras que algo más de 2.000 millones de pesos irán a la concreción de obras públicas.

Si bien la iniciativa proyecta un nivel de inflación del 9,4 por ciento para el próximo año, no contempla aumentos de salarios para los empleados porteños. En este punto Nielsen fue tajante y advirtió que cualquier incremento salarial "significará sacrificar la inversión" pública.

En lo que respecta al tema impositivo, Telerman afirmó que el próximo año "no habrá aumento de impuestos".

Jorge Telerman definió como "audaz y fuerte" el proyecto de presupuesto porteño para el año próximo, aunque se quejó por el alto "gasto rígido" que tiene la ciudad, como la erogación en personal que representa el 45 por ciento del monto total. Telerman aseguró que el proyecto busca reflejar la necesidad de avanzar en un diseño de ciudad "equitativo".

El jefe de Gobierno marcó la orientación del presupuesto y deslizó cuestionamientos sobre la administración de su antecesor y ex compañero de fórmula, Aníbal Ibarra, especialmente por el ingreso de empleados públicos y por la falta de política de mantenimiento de obras.

"En los últimos dos años ha habido una mirada `descalzada`, con un aumento del gasto rígido, que no tuvo beneficios que se verifiquen en un Estado más moderno. Este es un Estado que mantiene las mañanas y las burocracias", se quejó Telerman.

"No quiero despegarme de la gestión (de Ibarra), quiero mejorarla", señaló Telerman en una rueda de prensa en la Jefatura de Gobierno, luego de la presentación del Presupuesto.

"Debemos ir a un presupuesto en el que se expresen todas las necesidades y no haya coberturas espasmódicas", agregó y puntualizó que el incremento en la administración "no sé si por necesidades políticas", no se verificó en beneficios como "extensión horaria en hospitales".

Nielsen, por su parte, señaló que Rentas es "una prioridad gerencial" de la cartera que conduce y que en los "próximos días volveremos con algunas precisiones" sobre la tasa que pagan los vecinos por Alumbrado, Barrido y Limpieza (ABL) y Patentes.

Según los números presentados por Telerman y Nielsen, los recursos totales del gobierno porteño ascenderán a 8.806 millones de pesos, mientras que los gastos sumarán 9.874 millones, con un déficit de 1.068 millones de pesos.

Estas cifras significan un aumento interanual del 17 por ciento en el total de los ingresos y un incremento del 18 por ciento en el cálculo de gastos para el ejercicio 2007 respecto al del corriente año.

Nielsen dijo que la diferencia entre ingresos y gastos se cubrirá con la "caja de inicio" -integrada por fondos remanentes del actual ejercicio- de alrededor de 800 millones de pesos, junto con créditos previstos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Mundial, más la emisión de deuda por 661 millones de pesos.

El déficit se generará principalmente por el aumento en los gastos, ya que a la suba de salarios -la razón principal por la cual cayó este año el superávit de la Ciudad- otorgada este año, se sumará el aumento de fondos para el ministerio de Planeamiento y Obras Públicas.

Esa cartera es la más beneficiada en la nueva norma con una suba del 75 por ciento en sus erogaciones.

Educación será, en valores reales, el que más dinero maneje: 2404 millones de pesos, seguido por Salud, con 2065 millones.

La norma prevé un gasto total de 9.874 millones de pesos, incluido el pago intereses de la deuda pública. De ese monto, el 65 por ciento será destinado a gasto social.

En el primer semestre de este año el superávit ya había caído un 70 por ciento, de acuerdo con informes privados.

Según el proyecto de ley, la ciudad obtendrá un resultado primario negativo de 838 millones de pesos, que luego del pago de los intereses de la deuda pública ascenderá a 1.070 millones de pesos.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password