Avanza la creación de la de la Cuenca

El Senado aprobó el proyecto enviado del Poder Ejecutivo Nacional para el saneamiento de la cuenca bonaerense Matanza-Riachuelo, mediante la creación de una autoridad que tendrá poder sobre el curso de agua y que dependerá directamente del gobierno nacional.

La iniciativa fue aprobada por 47 votos a favor y dos en contra (de los puntanos Adolfo Rodríguez Saá y Liliana Negre de Alonso), tras un debate de una hora y media, en el que la miembro informante fue la presidenta de la Comisión de Asuntos Constitucionales, Cristina Fernández de Kirchner.

La senadora bonaerense remarcó que el control y el posterior saneamiento del Riachuelo, mediante un Plan Ambiental que la secretaria de Medio Ambiente, Romina Picolotti, presentó semanas atrás en la Cámara, "es una cuestión de Estado".

La Autoridad de Cuenca Matanza-Riachuelo será el organismo que llevará adelante la limpieza del contaminado río que atraviesa el sur del Conurbano y bordea la Capital Federal. Este ente actuará en el área comprendida por la Capital Federal y los partidos bonaerenses de Lanús, Avellaneda, Lomas de Zamora, Esteban Echeverría, La Matanza, Ezeiza, Cañuelas, Almirante Brown, Morón, Merlo, Marcos Paz, Presidente Perón, San Vicente y General Las Heras.

Todas estas jurisdicciones, a través de sus respectivas legislaturas, tendrán la opción de adherir o no a este acuerdo, aunque durante el debate en comisión Cristina Kirchner expresó su confianza en que todos esos distritos se sumarán a este plan.

El Cuerpo será presidido por la secretaria de Medio Ambiente, Romina Picolotti, y estará integrada por ocho miembros: tres del Poder Ejecutivo, dos de la Capital Federal y otros dos de la provincia de Buenos Aires.

Con ese objetivo podrá "disponer medidas preventivas ante situaciones de peligro para el ambiente o la integridad física de los habitantes del río".

El radicalismo expresó una disidencia parcial, al considerar que el texto debía incluir algún tipo de cláusula para que todos los municipios comprendidos se vean obligados a adherir, pero el oficialismo lo consideró innecesario.

"Hay intereses y muy grandes. Algunas de las empresas que forman parte de esa Cámara son Shell y Techint. Pero sabemos que no sólo van a criticar estas cosas, sino unas cuantas más de las que hace este gobierno, no sólo en materia de saneamiento del Riachuelo", subrayó Fernández de Kirchner.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password