Los auténticos números del Presupuesto

Con el objeto de facilitar su comprensión y las razones de por qué se debe aprobar el Presupuesto 2007, los integrantes del FpV tienen en su poder un documento interno. Sólo les resta decir: “Hay que votar a libro cerrado sin tocar ninguna coma”.

Un trabajo interno que circula entre los integrantes del bloque Frente para la Victoria y de los aliados, como el Peronismo Federal, señala que el crecimiento del PBI en los años anteriores fue del 9%, mientras que para el año que viene se pronostica un 4%, lo cual “se encuadra en lo que puede suceder a nivel internacional”, destaca el texto.

Se informa un significativo crecimiento y se señala que la inversión no tiene todavía un destacado desempeño, sí en la industria de la construcción y en la evolución significativa en el último trimestre de las importaciones de bienes de capital.

En ese plano se destacan los crecimientos del sector agropecuario, industria automotriz y los servicios financieros.

En cuanto a la problemática tributaria, el dossier precisa que se prevé continuar con la revisión y ordenamiento normativo a fin “de lograr un sistema transparente, sencillo y moderno”. Por lógica no esboza las razones de porqué no se realiza un cambio sustancial para que el mismo sea equitativo, como se reclama desde sectores del oficialismo y con mayor énfasis desde la oposición.

En cuanto a los pilares del Presupuesto, precisa que son los siguientes:

– Mantiene la solvencia fiscal intertemporal y un mayor margen de maniobra en la formulación de políticas públicas.

– Cancelación de la deuda pública.

– Liberarán recursos públicos disponibles y destinarán al sector privado (menores tasas de interés).

– Consolidará la estabilidad de precios con una política anticíclica que contrarreste los efectos no deseados del crecimiento de la demanda interna (consumo e inversión).

En otro tramo del documento, se informa a los legisladores, respondiendo a las diversas consultas formuladas, que las proyecciones hacia el 2009 -sí para el 2009- reflejan un patrón de crecimiento sustentable y una economía convergiendo a una tasa de crecimiento de largo plazo que, a los efectos de los cálculos presupuestarios se asume moderada. Todo esto con “niveles de inversión compatibles con la acumulación de stock de capital del largo plazo y un tipo de cambio real que irá apreciándose hacia su valor de equilibrio”.

Por supuesto que destaca que las previsiones presupuestarias para 2007 contemplan como prioridades los gastos destinados a la Seguridad Social, la educación, la ciencia y la tecnología y “mantener el ritmo de avance en la infraestructura económica y social, es decir la inversión pública que contribuye a promover su crecimiento, como acompañadora y potenciadora de la inversión pública”.

El documento, que obviamente no lo dice, pero se deduce, es para votarlo a libro cerrado, apunta a una pronunciada y sostenida reducción en la desigualdad de los ingresos y reducción de la pobreza, la estabilidad de los precios con reducción de índices y moderación de las expectativas de inflación. En síntesis, el año que viene es el de la consolidación del llamado modelo productivo nacional, como lo destacó la ministra Felisa Miceli.

El superávit fiscal

– Gasto total: $ 121.303 millones.

– Estimación recursos: $ 128.473 millones.

– Superávit: $ 7.170 millones.

Las cautas previsiones

2006: el PBI crecerá un 6%, la inflación un 9,6% y el tipo de cambio $ 3,10.

2007: el PBI crecerá un 4%, la inflación 7% y el tipo de cambio $ 3,13.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password