El gobierno de la ciudad siembra día a día nuevos conflictos

Por Lidia Saya

No es nada nuevo decir, que una vez más el Gobierno de la ciudad está en conflicto, lo que antes era una feria ahora es un campamento; Los artesanos de la feria de la Plaza Cortázar tienen un problema real: Donde trabajaran el próximo sábado?

La situación que hoy se vive, no explotó de un día para el otro, si bien ha tomado su punto de mayor tensión luego de que éste último lunes, los artesanos que trabajaban en la plaza se despertaban con la noticia de que la misma estaba siendo cercada para que en breve comenzaran obras de reparación y/o puesta en valor, cabe destacar que me ha llamado poderosamente la atención ya que esta obra no figura en el Presupuesto 2007, ni en la descripción del Plan Plurianual de inversiones. Tampoco está publicada en el Boletín Oficial, por lo que no sabemos cuanto le costará a la Comuna ni quién la realizará.

Este problema, como muchos otros, se gesta en que durante mucho tiempo el Gobierno de la Ciudad ha ido acumulando conflictos, sin tomar decisiones, y repentinamente – quizás por ser año electoral – busca resolver los problemas sin encontrar soluciones organizadas.

El problema son “los problemas”: los artesanos sin permiso desde hace años, invaden calles, veredas aledañas, bares habilitados para ser bares y son tiendas, vecinos con diferentes opiniones frente al caos que se genera durante el fin de semana, muchísima gente, muchísimo tránsito, situaciones que se generan y por lo tanto son peligrosas para la sociedad.

No hay dudas con la idea de que el uso del espacio público, debe ser ordenado para que todos los sectores puedan disfrutar del mismo, y debe quedar claro que el Poder Ejecutivo tiene la facultad y la obligación de llevarlo acabo.

No obstante no se puede pretender que este tipo de situaciones originadas en la pasividad y permisividad que caracterizaron las últimas gestiones, donde el presente Jefe de Gobierno y gran parte de su equipo, se destraben de la noche a la mañana, sin construir los consensos.

No era necesario el nivel de enfrentamiento al que se ha llegado, donde los artesanos tomaron las plazas, no era necesario el corte de dialogo abrupto mientras se barajaban otras posibilidades de traslado.

El Estado de la Ciudad tiene la obligación de garantizar tanto la convivencia como un trabajo digno a los habitantes.

A la fecha hay posiciones encontradas y muy rígidas; no se escuchan propuestas que favorezcan retomar el dialogo en un marco de confianza para llegar a acuerdos que se cumplan.

Los artesanos de Plaza Cortazar han construido, con el tiempo, una identidad propia ligada a las características de Palermo Viejo, trasladarlos a unas cuadras de allí “tal vez” no sea una mala idea, “tal vez” no afecte tanto su economía…..pero esto lo podremos evaluar mas adelante.

Ahora bien, esta propuesta es “transitoria”, porque luego serian trasladados a un viejo Mercado en desuso sobre la calle Bompland. De los detalles nadie habla.
Y esto no transmite ninguna seguridad laboral y en este marco de desconocimiento sobre el Proyecto general para toda la zona, es natural que conlleve grandes dudas.

Este Proyecto general que el Gobierno decide para Palermo Viejo es desconocido por la población, los artesanos y por esta Legislatura, aún cuando el 6 del corriente mes por nota se le solicitaba a la ministra de Espacios Públicos Sra. Lia María tenga a bien informar, en relación a la actual situación de los feriantes de Plaza Julio Cortázar, al cambio de criterio sobre la feria, atento a que actualmente se sigue publicando como atracción turística, en el sitio Oficial de turismo de la Ciudad. Hasta el día de hoy no tenemos respuestas.

* Lidia Saya es legisladora de la Ciudad de Compromiso para el Cambio

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password