Educar en cuatro ruedas

La Legislatura aprobará un programa que tendrá contenidos de educación vial. El mismo será implementado en los colegios primarios y secundarios.

El fenómeno de los accidentes de tránsito constituye uno de los flagelos que con mayor intensidad afecta nuestra sociedad. Las estadísticas marcan que son muchas vidas humanas que se pierden, junto a las secuelas que inciden negativamente en el normal desarrollo de las familias o de las personas que sufren lesiones, en algunos casos inhabilitantes.

Resultados de investigaciones realizadas en esta área demuestran que entre los grupos de mayor riesgo se encuentran los jóvenes quienes, por las características propias de su maduración sumado a su escasa experiencia, están fuertemente expuestos al riesgo de provocar accidentes.

Frente a esta situación, según fundamentaron los diputados, hay que cumplir con la responsabilidad insoslayable de intervenir con acciones que conduzcan al mejoramiento de la seguridad vial, orientadas a fortalecer el tratamiento de esta temática en el ámbito del sistema educativo formal y de la comunidad en general.

En busca de una solución, se unificaron varios proyectos sobre la temática y se conformó una única iniciativa, la cual tiene despacho de la Comisión de Educación y ya existe el consenso previo entre los jefes de bloque para sancionar la nueva ley de Educación Vial.

A estudiar

La iniciativa consensuada contiene “principios coincidentes con las tendencias internacionales de las políticas públicas, relacionadas con la educación ciudadana. Plantea la temática vial de forma integral, contemplando las diferentes características formales y emergentes que presentan las distintas poblaciones”.

En sus fundamentos, el proyecto plantea el cuidado especialmente en el protagonismo de la escuela, sus directivos y docentes, y la incumbencia curricular de los organismos competentes.

Uno de los autores del proyecto, el diputado Jorge San Martino, explicó que el objetivo de la ley es “sistematizar la enseñanza de la temática vial orientada a promover la adquisición de prácticas viales seguras y solidarias, y transmitir los valores de respeto por la vida y la convivencia vial”.

Según el Código de Tránsito y Transporte, el enfoque principal es la formación de la persona en el conocimiento de las normas de tránsito y como actor responsable en el sistema vial; consciente de sus derechos y también de sus obligaciones; y desde su lugar en la comunidad comprometido con el respeto por la vida. Esta iniciativa está en la misma tendencia.

El camino

En 2005, el diputado Rodrigo Herrera Bravo presentó un proyecto referido al Programa de Educación Vial para la Ciudad, al cual se agregó la Semana de Educación Vial del diputado Mario Morando. Durante el año 2006 se anexaron el proyecto de los legisladores Fernando Melillo y Pablo Failde, referido a la incorporación de la educación vial en programas de estudio de las escuelas de la ciudad y del diputado Jorge San Martino, sobre incorporar la enseñanza de la educación vial en el sistema educativo de la ciudad.

Positivos

“Creando una conciencia vial en las niñas, niños y adolescentes, a través de la educación, entendemos que el fenómeno de la accidentología vial resulta reversible en gran parte”, manifestaron los diputados, haciendo gala de una actitud positiva.

Agregaron: “Porque ciudadanos informados y formados en conductas viales adecuadas ayudarán a disminuir las cifras perversas de muerte, y su lastre de luto y sufrimiento por pérdidas de vidas ilógicas, injustas e inexplicables”.

Tan convencidos están de las virtudes y del beneficio de este proyecto que el mismo será aprobado en la primera sesión del período ordinario o en una eventual sesión extraordinaria.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password