Un Frente de tormenta

Febriles negociaciones para evitar el fracaso de las sesiones extraordinarias en la Legislatura.

El fruto que las sesiones extraordinarias de la Legislatura de la provincia de Buenos Aires tenían programadas no aparece, como tampoco los consensos necesarios para el buen funcionamiento de los cuerpos colegiados que, en el mejor de los casos, parecieran demorarse.

Ambas cámaras de la Legislatura del principal distrito de la República no pueden encontrar la forma para que los trámites parlamentarios respondan a cuestiones que forman parte de una política que se podría llamarse de Estado, y que se suponen conllevan a priori denominadores comunes, por los menos en la bancada que responde al gobierno.

Los senadores y diputados de la provincia, principalmente aquellos que integran las bancadas oficialistas, no parecen encontrar la sintonía necesaria para que los objetivos que se propone el gobierno sean defendidos por ellos en el Parlamento. Las agendas aparecen con contados puntos de contactos en los principales temas.

La situación política que vive la Provincia, con un gobernador que empezó su cuenta regresiva conjuntamente con varios de sus ministros y hombres y mujeres “fuertes” presenta la paradoja, en el circo legislativo, de que por momentos parece que no existieran las necesarias bancadas de oposición y por instantes también semeja que tampoco haya bancada oficialista.

“El contexto político, sin duda, mete la cola en la actividad legislativa”, afirma un asesor que parece saber algo que algunos intentan adivinar. El contexto político en que se mueve u observa un “paquete legislativo” enviado por el Poder Ejecutivo y que quedó a mitad de camino “no es tan trágico”, según una voz oficial.

Es claro para todos que el horizonte electoral no presenta demasiados escollos para las figuras del FpV. Inclusive muchos entienden que hasta la cuestión del “candidato” está resuelta, una cuestión que no es menor. Pero los hombres de la Legislatura no parecen estar tan seguros de quien será por ejemplo presidente del Senado; es decir quién será el otro nombre que complete la fórmula y todo está en discusión de “ahí para abajo”.
Por lo tanto, en el Senado, por caso, no termina de cerrar una negociación que se inició en diciembre y que amenaza extenderse hasta marzo.

Pero además se abren nuevos frentes. Ahora la pregunta es quién es el padre de la idea de eliminar “la casación”; se sabe que el ministro de Seguridad no es; también descartan que sea el ministro de Justicia el que esté detrás de la idea. La cuestión es que el gobernador planteó el conflicto como “algo personal”.

En Diputados, en tanto, donde en diciembre hicieron los deberes “obedientemente” estimulados con un adicional presupuestario que rondará los 40 millones, están desde la presidencia del bloque del FpV tratando de enmendar un error en la ley integral de tratamiento de residuos domiciliarios. Iniciativa similar a la postura que el ARI expresó a través de un proyecto de ley ya presentado en la Cámara, en relación con las potestades del gobernador respecto de la ubicación de los centros de disposición final que algunos denominan “polos ambientales”. Parecen empezar a desandar el camino.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password