"De acá, vamos a aceptar otro acuerdo con el FMI"

El mensaje tuvo obvias referencias al organismo de crédito y sus recomendaciones.

Kirchner no dejó de dedicar párrafos críticos hacia el Fondo Monetario, al que aludió en dos largos tramos. Por un lado, al recordar el pago total de la deuda con ese organismo y las recomendaciones en contrario que hacían ciertos analistas económicos, y por otro, al citar las “recomendaciones” para pagarle al Club de París.

El Presidente expresó un irónico: “de acá vamos aceptar” un nuevo acuerdo con el organismo internacional para negociar la deuda con el Club de París.

En su discurso, el jefe de Estado destacó los logros de su gobierno como el crecimiento, la baja del desempleo y la reducción de la pobreza, entre otros. Reconoció sí que el país tiene “algo de inflación”, como producto del crecimiento, luego de años de recesión y deflación de precios.

Pero resaltó que en ese contexto de crecimiento con algo de inflación, bajó la pobreza al 31,9 por ciento y vaticinó que esa reducción perforará el “piso del 30 por ciento”.

“Vamos a seguir con el rumbo heterodoxo, tomaremos medidas para reducir la inflación, pero hay que tener en cuenta que queremos una sociedad con movilidad social, con crecimiento y no queremos la paz de los cementerios que recomiendan algunos”, señaló Kirchner. De ese modo rechazó cualquier propuesta de enfriar la economía para calmar el índice inflacionario y aseguró que “los resultados de 2006 confirman la contención de las expectativas de inflación”.

El primer mandatario resaltó la voluntad del Gobierno de negociar la deuda con el Club de París, pero rechazó la pretensión de ajustarse previamente a un acuerdo ortodoxo con el Fondo. “Esa fue la condición que nos pusieron, pero de acá que vamos a volver a hacer un acuerdo con el Fondo”, sostuvo Kirchner, aunque evitó por supuesto realizar el gesto que habitualmente acompaña esa frase que popularizó Alberto Olmedo en su personaje del “manosanta”.

En el mismo sentido, manifestó que la Argentina “ya no quiere la dictadura del FMI” y defendió la decisión de haber cancelado el total de la deuda con el organismo hace poco más de un año.

En ese momento y ante los legisladores, retomó una de las prácticas que más le gusta como la criticar los pronósticos fallidos de especialistas, técnicos, economistas y asesores “Nos decían que era una locura pagarle al FMI la deuda porque quedábamos expuestos a la vulnerabilidad de cualquier crisis internacional”, afirmó Kirchner, con cierta ironía.

Detalló para marcar el error de quienes criticaron la medida, que las reservas quedaron en 17 mil millones de dólares y que “al cabo de un año” se duplicaron.

Por otra parte ponderó los resultados de las renegociaciones de contratos con las privatizadas, que fueron duramente cuestionados en la Cámara baja por los diputados opositores. “Renegociamos los contratos con dignidad y seriedad y tratando de afectar lo menos posible el bolsillo de los argentinos”, enfatizó Kirchner, quien criticó a sectores que “todavía dicen que era la primera materia a resolver”.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password