El mensaje presidencial

Por Alicia Mastandrea

Sicópata es una persona que pone lo malo afuera de él. No se hace responsable de sus propias equivocaciones y recurre a fabular la realidad, recrearla de acuerdo a su percepción de que él es el bueno y el problema está en los otros. Y este fue un discurso fabulado. Amnésico. Habló de los 90 como si nunca hubiera sido parte del gobierno. “lo importante es discutir ideas” dijo, y sin embargo no permite el diálogo ni atiende a la prensa. Habló de inversión para el equilibrio territorial y sin embargo las obras que se han realizado son esencialmente para el centro y sur del país.

Utilizó la descalificación para hablar de aquel que piensa distinto, sean estos políticos, periodistas o aun académicos. Pero al mismo tiempo, se dice en contra del pensamiento único.

Reconozco claramente que ha existido una evolución en los indicadores socioeconómicos, y que los mismos han implicado esfuerzos compartidos de muchos sectores que estuvieron ausentes a la hora de los reconocimientos. (Agroindustriales) Aplaudo que se haya mencionado nuevamente, el electroducto NEA/NOA, y esperemos que se concrete el gasoducto del NEA.

Por un momento, a medida que anunciaba las cifras del crecimiento sostenido del PBI durante 5 años, la disminución de la tasa del empleo, las mejoras costantes en la distribución de la riqueza, el avance de las condiciones de seguridad, el aumento de las exportaciones, la falacia de la crisis energética etc etc. me sentí profundamente tentada en irme a vivir a ese país.

Lamentablemente, no hay forma de que todos esos indicadores sean compatibles con la realidad cotidiana de la gente de varias provincias del norte. Coincido plenamente con el presidente en que estamos “a la suerte de Dios” yo le agrego “desde hace mucho tiempo y aún en la actualidad” y no sólo por el hecho de que no tengamos Gas Natural; La lista incluye antes agua potable, vivienda digna, salud , educación. Espero sinceramente que repasando sus discursos sobre nuestro “norte postergado” se encuentre moralmente comprometido a incluir en el presupuesto las obras públicas para el desarrollo esperado del norte .Esperamos ansiosos nos incluyan concretamente al esquema productivo de la Nación , que se materialice la reactivación del Belgrano Cargas o que tengamos más de 15 km de autovías, sobre los 2900 que se realizarán en el país durante el 2007.

Me preocupa la minimización de problemas serios de la Nación que hay en la economía. Los subsidios cruzados, el riesgo de inflación, la dificultad de mantener el cambio competitivo, base de la política de este Gobierno. Y aun el asilamiento internacional, que salvo por la relación con Venezuela y el MERCOSUR, no hubo mayor mención a nuestra integración con el mundo.

Me preocupa la falta de un diagnóstico responsable. El divorcio entre el discurso y los hechos. La falta de seriedad para abordar el tema institucional. Sin dudas, se ha mejorado en lo económico, pero en buena parte, gracias a la situación económica mundial, cosa que no se ha reconocido. Necesitamos una equidad territorial que no esté en el discurso, sino en los hechos. La equidad territorial que reconozca los límites geográficos de todo nuestro país y no solo asimilable a algunas regiones cercanas al poder. El Presidente de todos los Argentinos tiene la obligación de forzar ese crecimiento, del que hoy tanto se jactó, a los confines de nuestras provincias del Norte Grande porque les puedo asegurar que no forman parte de la Argentina de este discurso inaugural.

*Mastandrea es senadora de la Nación por la UCR-Chaco

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password