El mundo mágico de Lilita

La renuncia de Elisa Carrió a la banca y al ARI desató enfrentamientos internos en el partido de cara a las elecciones, fundamentalmente en Capital Federal.

“Con los cambios de Carrió, son numerosos los compañeros que nos llaman porque no entienden nada de lo que está pasando y lo peor es que no saben qué hacer”. Esa frase, pronunciada en riguroso off the record por uno de los principales dirigentes del ARI a Parlamentario, resume lo que pasa puertas adentro del partido parido por Elisa Carrió, cuando su figura crecía en forma vertiginosa por las debilidades institucionales de los partidos tradicionales.

No obstante, el camino recorrido tras varios años deja al descubierto nuevamente que las terceras fuerzas carecen de continuidad para armar formas organizativas con sustento a lo largo y ancho del país. Al igual que anteriores experiencias, el ARI, se quedó en un entramado dirigencial-superestructural, que no combinó esa representación con vasos comunicantes hacia abajo.

Esa es una de las principales confesiones que, por estos días, circulan en los varones y mujeres del ARI, tras la abrupta partida de la ex diputada nacional.

La crisis se agudizó a partir de cómo plantarse en las elecciones, en particular en el distrito metropolitano y la presidencial. En el caso de la Capital Federal, Carrió, jugó con la especulación de amenazar de presentarse ella, con lo cual generó expectativas no sólo en el arismo sino en la centroizquierda y en el resto de los candidatos. Pero al final, sonrisas de por medio, la desechó y confirmó que se presentará únicamente en octubre para la presidencial y que, en caso de que el mensaje de las urnas le sea adverso, daba las hurras y se retiraba.

Rebeliones y adioses

Las idas y vueltas de Carrió repercutieron en primer lugar en las huestes del ARI porteño, donde su actual conducción no comulga con los planteos de Lilita, más bien todo lo contrario. En ese contexto, el legislador Pablo Failde renunció a la Junta Nacional del Partido, como medida de rechazo a los contactos que la fundadora del ARI está llevando con la titular de Unión por Todos, Patricia Bulrrich.

Así, Failde -quien apoya la candidatura de Claudio Lozano de la CTA, al igual que Fernando Cantero- se suma a los adioses antes formulados por su compañero de bancada Juan Manuel Velasco, quien dejó el partido para formar su monobloque, y a Fernando Melillo, quien renunció a la titularidad del ARI Capital y pasarse al kirchnerismo.
Una cooptación más de la Casa Rosada, que se agrega a una larga lista de legisladores y dirigentes del ARI que emigraron a las filas triunfantes K, tras un prolijo esmerilamiento para horadar la credibilidad de Carrió que hasta el momento le dio frutos.

Este es el panorama que afronta el ARI por estas horas y, ante el temor que se desmadre, la mayoría de los integrantes del bloque del ARI en la Cámara baja y de la Legislatura porteña se vieron obligados a dar la cara en defensa de la estrategia de Carrió. “La Junta Nacional, con el aval recibido y con la presencia de los legisladores de la ciudad y los diputados nacionales, ratifica la candidatura de Carrió y la construcción de una coalición amplia posible” expresaron en uno de los tramos de la conferencia de prensa brindada en la última semana.

Después, algunos de ellos, como el diputado nacional Adrián Pérez, se encargaron de levantar la voz contra los disidentes y acusarlos de estar negociando con Jorge Telerman para integrar la lista. “Están utilizando cuestiones ideológicas para esconder intereses personales”, dijo Pérez.

Más allá de los efectos de cooptación del kirchnerismo y de las disidencias parciales de algunos legisladores porteños y de dirigentes del interior, entre ellos los de Mendoza, Córdoba, Santa Fe y La Pampa, entre otros distritos, lo que está en juego es hasta dónde llega la continuidad y fundamentalmente de los efectos de las posiciones de Elisa Carrió. “Nadie sabe qué hacer” repitió el arista, después de la conferencia de prensa. En rigor muchos de ellos sí saben de su futuro político, simplemente están a la espera de los resultados electorales de octubre.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password