Abriendo caminos para el saber

La Biblioteca del Congreso de la Nación presentó su nuevo Bibliomóvil. Parlamentario dialogó con el presidente de la Comisión Administradora Bicameral, el diputado nacional Juan Carlos Gioja, quien enfatizó el carácter federal de su andar y dio más detalles de su funcionamiento.

Una de las facetas primordiales fijadas por las autoridades de la Biblioteca del Congreso de la Nación fue que su ámbito de trabajo no sea únicamente a puertas cerradas, sino que tenga un accionar federalista, según destaca en forma permanente su presidente, el diputado nacional sanjuanino del Frente para la Victoria Juan Carlos Gioja. “Nuestra idea al poner en marcha esta flamante unidad es ratificar la función de este instrumento que se dio a conocer en su momento como Bibliomóvil, que nació como una extensión del servicio que presta la Biblioteca del Congreso, allá por 2002 cuando la presidía Lorenzo Pepe”, precisó el legislador en el inicio de la conversación con Parlamentario, para luego enfatizar que “aquello era un par de contenedores, uno de ellos que llevaba libros y otro llevaba la parte de multimedia. Eso funcionó muy bien y fue la presencia del Parlamento nacional a través de su Biblioteca en todo el territorio del país”.

Después recordó que “esto conllevaba muchos problemas de logística, porque eran dos contenedores que había que llevar en un camión mediante un convenio con el Ejército. Se llegaba a los pueblos y allí había que conseguir energía eléctrica, a lo que se agregaba una serie de inconvenientes de logística”.

– ¿Cómo nace el nuevo Bibliomóvil?

– El servicio anterior era bueno, pero decidimos que había que modernizarlo. Entonces proyectamos este Bibliomóvil de 14 metros de largo y 4 metros de alto, especialmente acondicionado. Consta de dos pisos, en su parte inferior tiene una sala de lectura con tres mil libros seleccionados. Además, hay una fotocopiadora. En la parte superior está ubicada la sala de multimedia, allí van diez computadoras conectadas a la red de Internet y sistema Wi-Fi, una impresora láser, videoteca, televisión, DVD y cine móvil. La unidad posee además aire acondicionado, calefacción y lleva tres generadores de energía eléctrica, que le dan independencia a la unidad. Posee también dos toldos que se despliegan en ambos laterales, que permiten dar cursos y realizar juegos al aire libre.

– ¿Quién lo diseñó?

– En esto trabajó mucha gente, se consultó a varias fábricas ya que había que hacer algo especial, como un trabajo a medida, por su diseño. Trabajó mucha gente de la Biblioteca, de las direcciones de Coordinación General, de Planeamiento, de Referencia, y de Cultura. La Comisión Bicameral trabajó fuerte en esta idea y en definitiva se compró el micro.

– ¿Cuánto costó?

– El Bibliomóvil -que es una unidad cero kilómetro- fue adquirido por la Biblioteca del Congreso Nacional por un monto de 654.160 pesos, incluido impuestos, para reemplazar los viejos containers con que se realizaba el servicio anteriormente. Debemos destacar que el Bibliomóvil presta servicios en todo el país.

– ¿Cómo funciona?

– El coordinador del Bibliomóvil llega a un determinado pueblo y allí acuerda con una escuela o con una institución, que puede ser una ONG, o con el intendente o los concejales. Con ellos se trata de movilizar a los chicos de las escuelas de ese lugar para que participen del programa de desarrollo cultural que lleva la unidad.

– ¿En qué consiste el programa?

– Tiene que ver con talleres de promoción de la lectura, dibujos, pinturas, juegos didácticos, cine, teatro. Para esto va un grupo de entre doce y quince profesionales de la Dirección de Cultura de la Biblioteca del Congreso y realizan talleres de promoción con los chicos de escuelas primarias y secundarias de cada uno de los lugares adonde va el Bibliomóvil. Esta es la tarea que en definitiva se realiza, la de promover la lectura y la escritura, como también diversas expresiones culturales.

– ¿Ya salieron a recorrer el país?

– Efectivamente, ya estuvimos en San Fernando, provincia de Buenos Aires, y el mes de abril ya lo tenemos prácticamente completo; recibimos los pedidos de las instituciones que están interesadas y convenimos las fechas y detalles operativos.

– Su gestión al frente de la Comisión Bicameral de la Biblioteca del Congreso lleva algo más de un año de gestión. ¿Cuál es el balance hasta ahora?

– Estamos contentos con este logro, porque tiene que ver con lo que nos planteamos en la comisión respecto a brindar mayor eficiencia a los servicios que presta la institución. Al final del año pasado tuvimos un superávit que nos permitió hacer otras cosas. Además, en el marco de la comisión, tuvimos un trabajo armónico y una buena relación con el personal, como así también con el gremio de los trabajadores legislativos. En definitiva, creemos haber realizado hasta aquí una tarea con buenos resultados.

– ¿Qué experiencias con el Bibliomóvil remarcaría?

– Podría ser, por citar algunas de ellas, la que nos sucedió en una localidad al norte de la provincia de San Juan, Jáchal. Allí, a través de la intendencia, fueron llegando chicos de distintas escuelas pertenecientes a pueblitos de la precordillera. Muchos de estos niños sanjuaninos vieron por primera vez una película. Esto nos demuestra que este Bibliomóvil es un instrumento extraordinario para el desarrollo cultural. Por otra parte, me parece muy importante que a través del Bibliomóvil, el Congreso de la Nación llega a distintos lugares de nuestro país, no sólo para mostrar su presencia, sino también para acercar y hacer conocer a nuestros hermanos del interior esta institución, que es una de los poderes del Estado, y esto creo que es útil y ayuda a consolidar el sistema democrático.

Al servicio de todos

– La Biblioteca del Congreso es una de las mayores de Sudamérica, presta un gran servicio a estudiantes y profesionales, como así también a los propios legisladores…

– Es así, la Hemeroteca, que está abierta las 24 horas, ha incorporado modernas tecnologías para satisfacer las demandas de los usuarios. También se instaló un sistema de seguridad bibliográfica de última generación a fin de proteger el patrimonio. Se han mejorado las instalaciones en distintos sectores para poder seguir atendiendo a más de mil personas que concurren diariamente a la Biblioteca del Congreso

– ¿Qué otras actividades se desarrollan?

– Una intensísima labor hacia la comunidad. Se han dictado distintos cursos de capacitación (con puntaje para docentes). Talleres gratuitos para jóvenes y adultos. Se realizaron muestras de teatro, tango, jazz y semanalmente se proyectan gratuitamente películas en el Microcine de la Hemeroteca. Quiero destacar también que nuevamente se ha publicado el Boletín de la BCN con una periodicidad semestral.
Además, estamos organizando con la Biblioteca Nacional y la Universidad Nacional de San Juan el Segundo Congreso Internacional Extraordinario de Filosofía, que se realizarán el 9,10,11 y 12 julio próximo en la provincia de San Juan. Este congreso será la continuación del realizado en Mendoza, allá por 1949. Ya comprometieron su presencia varias personalidades internacionales, pensadores argentinos y rectores de todas las universidades nacionales, con el propósito de indagar sobre el hombre y su futuro.

– ¿Qué otras tareas ha realizado la Biblioteca?

– Se ha creado y digitalizado la Colección Especial Permanente: Memoria, Derechos Humanos e Identidad, también se microfilmó la Biblioteca Reservada Peronista, que contiene todo el legado de Juan Domingo Perón, se digitalizó y hoy está disponible para todo aquel que quiera consultarla. Debo destacar que para hacer todo esto hay una cantidad de gente que trabaja junto con la Comisión Administradora, a todos les quiero agradecer. Las cosas no son mágicas y no se deben a la labor de una persona, es decir sólo a su presidente. Es el fruto del trabajo que día a día realiza toda la gente de la Biblioteca del Congreso.

Agustín Alvarez Parisi

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password