Los enredos de la inflación

Sigue la polémica por las cifras del costo de vida para el mes de marzo, mientras que se aguardan movidas dentro del Indec.

El índice de precios al consumidor sigue bajo la mira de los operadores económicos e incluso de la población en general. Si bien la cifra final de la inflación de marzo se conocerá el próximo 9 de abril, todo indica que el número que se conocerá será otra vez muy discutido.

Desde el Gobierno se dice que el aumento de precios en marzo no superará el 0,5 por ciento, pero entre los analistas privados la percepción es absolutamente distinta, ya que se considera que la inflación del mes culminará entre 0,6 y 0,8 por ciento.

El problema sigue siendo la inconsistencia de algunos cambios en la conformación del costo de vida al consumidor, en el cual se vienen realizando cambios metodológicos sumamente polémicos y cuestionables.

El primer punto es que se produjeron modificaciones en la ponderación general del índice de precios. Se sabe que se dio más ponderación a los productos que están bajo acuerdo de precios con el Gobierno.

Dentro del IPC, en los últimos meses hubo cambios sustanciales en los rubros Salud e incluso con una cierta desprolijidad, como fue autorizar el aumento de los copagos en la medicina prepaga, para después dar marcha atrás.

Lo que ocurrió es que se observó que los copagos podrían tener una incidencia considerable en el IPC en forma directa, en tanto que el aumento del 22% en los abonos no, ya que la interpretación de Economía y Comercio es que esos son planes “premium” y no se incluyeron dentro del índice de precios.

Pero la mayor indignación entre los especialista la causó, en el último mes, el rubro turismo, en donde toda la muestra se transformó directamente en base los precios acordados con el Gobierno. “Esto es realmente inaudito, porque no se justifica bajo ningún aspecto metodológico o técnico. Es realmente escandaloso”, subrayó uno de los principales economistas, especialistas en el tema precios.

Incluso, se considera que esto podría agravarse en poco tiempo, porque se comenta que desde la Secretaría de Comercio Interior se está analizando la posibilidad de modificar la ponderación en el componente de gastos del hogar, donde el presupuesto de portería tiene una alta incidencia.

Lógicamente que estas modificaciones en la evaluación de los precios, tomando valores mínimos que están bajo acuerdo y que en muchos casos no se cumplen, modificaron el componente de medición de la Canasta Básica Alimentaria, que es la que mide la indigencia en el país.

Pero justamente, para buscar retomar la iniciativa y parar la polémica cada vez más grande que existe sobre los índices, fuentes del Ministerio de Economía confiaron a Parlamentario que después de Semana Santa se iniciará el proceso de normalización del Indec.

“El objetivo es iniciar la etapa de concurso público para ir cubriendo los distintos puestos que quedaron vacantes”, aseguró el funcionario.

El mismo informante agregó que, para darle mayor transparencia a todo el proceso y que la información del Indec quede fuera de toda discusión, habrá un comité especial integrado por personas técnicas de reconocida trayectoria.

“La idea es crear una comisión especial de supervisión para que se pueda demostrar que los datos del Indec son irrefutables y están fuera de toda discusión”, agregó.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password