Orina sobre ruedas

Los legisladores intentan regular el transporte de excreta humana, vital para crear una hormona contra la infertilidad.

Se discute, desde hace algún tiempo, un proyecto de ley en la Legislatura de a provincia de Buenos Aires a través del cual se pretende regular “el transporte y manipuleo de excreta humana, para la producción de materia prima de fármacos”.

El proyecto de ley, presentado el año pasado por el diputado del FpV Claudio Pérez, rápidamente obtuvo despacho favorable de la Comisión de Transporte que preside el frentista Octavio Argüello -que también firma el proyecto-. El mismo también consiguió el visto bueno de la Comisión de Salud y de Legislación General, restando aún el despacho de la Comisión de Asuntos Constitucionales y Justicia para que pase a figurar en el orden del día.

La iniciativa parlamentaria se caracteriza por no ser una norma de avanzada ante la eventualidad de un desarrollo en este sentido, sino, por el contrario, la norma propuesta pretende ser un marco legal de una actividad que se está desarrollando desde “hace varias décadas”, principalmente, en el denominado conurbano norte.

En aquella zona, “vehículos de todo tipo recorren diversas calles de varios distritos, transportando bidones con orina humana, sin ningún tipo de control ni verificación sanitaria”, afirma el diputado Claudio Pérez.

Según testimonios recogidos e investigaciones realizas, que sirvieron de base para la elaboración del proyecto de marras, la orina es transportada desde la casa del donante al laboratorio que se encarga, en primera instancia, de controlar su calidad y purificado, para luego transformarla en la “hormona gonodotrofina coriónica de origen natural o menotrofina”, sustancia que se utiliza en tratamientos contra infertilidad en todo el mundo. Está científicamente comprobado que esta hormona, en la mujer, estimula la ovulación y, en el hombre, la producción de espermatozoides.
Según estadísticas confiables, Argentina es el principal productor mundial de esta hormona, que se fabrica con orina de mujeres posmenopáusicas y que permite combatir la infertilidad. La hormona se exporta desde Argentina a varios países, como Alemania, Estados Unidos, Canadá y Puerto Rico y en el 2004 también se incorporaron como importadores Dinamarca, España y Japón.

Más de 175 mil mujeres posmenopáusicas -se sabe que el ser humano elimina aproximadamente 1,4 litros al día- participan en forma voluntaria, y en carácter de donantes, ya que las normas vigentes no permiten comercializar partes y materias del cuerpo humano.

Estas cifras fueron sopesadas por los autores del proyecto ya que, según relataron, sirven para tener “una idea de la cantidad de vehículos utilizados, como de los volúmenes transportados y manipulados diariamente”.

Se calcula que, aproximadamente, cada 200.000 litros de orina se extrae un gramo de “hormona de embarazo”, que se utiliza para desencadenar la ovulación como parte de tratamientos contra la infertilidad. Con cada gramo de gonadotrofina o menotrofina pueden producirse alrededor de 2.000 dosis de un medicamento clave para los habitualmente costosos tratamientos.

Según el diputado de San Miguel, resulta imprescindible establecer las características de los vehículos para el transporte de excreta humana, como los envases para su contención y las sanciones en caso de transgresiones, como así también la creación de un registro de habilitación de los transportistas de la actividad mencionada, lo que permitirá normalizar esta situación y consecuentemente su control y fiscalización”.

Regulación

El proyecto de ley en discusión constituye un marco general de regulación, para que sea la autoridad de aplicación, que será fijada oportunamente por el Poder Ejecutivo, quien se encargue de las particularidades.

No obstante, se establece que los vehículos de transporte de excreta humana deberán ser “especiales” y “exclusivos” para tal fin. Tendrán que estar autorizado y ésta autorización tendrá una validez de dos años.

Se consigna taxativamente en el proyecto que los transportistas y sus acompañantes deberán estar encuadrados en “Convenio Nacional Nº 40/89 M. de T. Exp. Nº 829569/88 de aplicación general para el Transporte Automotor de carga en todo el ámbito de la República Argentina”. Idénticos parámetros regirán para terceros que, vía algún mecanismo de contratación, pudieran realizar las operaciones comprendidas.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password