Cárceles productivas

Buscan soluciones “de fondo” a la crisis del Servicio Penitenciario Bonaerense, mediante la reinserción laboral y social de reclusos. El proyecto de ley sería de rápida aplicación.

En la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires “descansa” un proyecto de ley, presentado por el diputado Manuel Elías, para crear en el territorio de la provincia de Buenos Aires el Programa de Unidades Penales de Reinserción Social y Laboral.

En la ejecución de este programa se afectará como mínimo el 10% de las 4.000 plazas carcelarias a construirse, según lo establecido en el Decreto provincial 305/06 y la ley provincial 13503. Las nuevas plazas carcelarias afectadas constituirán unidades independientes cuya capacidad de alojamiento no podrá ser superior a 100 reclusos.

Las unidades afectadas al programa serán el ámbito prioritario de implementación del Plan Multiplicador de Trabajo en las Cárceles, dependiente del Ministerio de Justicia provincial, o el plan que lo reemplace en el futuro, y todos los internos alojados en estos penales deberán participar del plan.

Este proyecto tomó otra impronta tras la discusión que se generó en la Cámara baja provincial a raíz de la sanción de la Emergencia del Servicio Penitenciario bonaerense, presentado como parte de “la posibilidad” que no forma parte de las urgencias de los actuales funcionarios del Ejecutivos.

El diputado Elías, autor de la propuesta, señaló que “este programa está pensado para brindar una herramienta al Estado provincial en la lucha contra la inseguridad, para intentar romper el círculo vicioso del delito, ya que al hacer de las cárceles fábricas de reinserción social, recuperaremos ciudadanos capacitados para obtener un trabajo digno luego de cumplida su pena y una mejor inclusión en la comunidad”.

En estas unidades los alojados deberán trabajar, y a la vez deberá funcionar un plan educativo a fin de que los internos completen la escolarización obligatoria. La concurrencia al plan educativo será paralela al desarrollo del trabajo, no pudiendo el interno optar por una de las dos.

De este modo, con lo producido por el interno, se disminuirán los costos del sistema penitenciario, se podrán abonar las indemnizaciones que correspondan a los delitos cometidos, se entregará una mensualidad a la familia del detenido y el resto conformará un fondo para que, al recuperar su libertad, el penado pueda reiniciar su vida en sociedad.

Otros países

Varios países tienen experiencia en materia de Penitenciarias Industriales como medio de rehabilitación y reinserción social de los reclusos. Recientemente en Brasil, en la cárcel de Guarapuava, en el Estado de Paraná, se desarrolló la primera experiencia llamada Penitenciaria Industrial de Guarapuava, donde se instaló una unidad de producción con 1.500 m2 de superficie, en la que son instruidos y trabajan 140 reclusos.
En la cárcel de Colina, en Chile, se lleva a cabo una política laboral que permite a los reos de buena conducta trabajar en sus propios negocios y convertirse en microempresarios.

Beneficios

El tamaño reducido de estas Cárceles Industriales tendría dos finalidades muy claras: una directa, ya que una población pequeña de reclusos permite aplicar un control más minucioso y un seguimiento puntual de cada uno de ellos; y una indirecta, ya que el impacto sobre el mercado laboral, por parte del trabajo de los presidiarios, no es significativo y no sería una amenaza para los trabajadores libres.

El licenciado Manuel Elías, que además es presidente del Partido Justicialista de Pergamino, remarcó que “en nuestra provincia ya se implementaron Programas Educativos Penitenciarios con beneficios comprobados, por ejemplo en la Unidad Penal N º 5 de Mercedes, el Plan de Escolarización Mixta generó una mejor convivencia y despertó esperanzas en los reclusos que pueden ver un horizonte diferente al de la delincuencia como medio de vida. El siguiente paso sería acentuar la inclusión del trabajo como herramienta de reinserción social en las unidades penitenciarias”.

“Se hace impostergable un cambio en materia penitenciaria para que los condenados sean realmente reeducados, a fin de que se reinserten plenamente en la sociedad luego de haber pagado sus deudas a toda la comunidad, y podamos entre todos y con conciencia social contribuir a la disminución de la inseguridad”, dijo el legislador peronista.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password