Carlos Anauate juró como diputado nacional

Finalmente el diputado electo santiagueño, quien tiene conflictos con la ley, asumió como legislador tras la anulación de la impuganción de su pliego. El ARI le dio la espalda y el kirchnerista Agustín Rossi no se levantó.

La Cámara baja habilitó el ingreso del santiagueño Carlos “Pololo” Anauate, un legislador electo que había sufrido fuertes cuestionamientos desde el propio oficialismo, por estar vinculado al presunto encubrimiento en el doble crimen de la Dársena.

Sin aplausos pero con el consenso de todos los bloques -menos los diputados santiagueños-, Anaute juró finalmente como diputado a pesar que el jefe de bloque del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, había sido quien impugnara el pliego del flamante legislador.

El mayor repudio fue por parte de los legisladores del ARI, quienes le dieron la espalda y el kirchnerista Agustín Rossi no se levantó de su banca.

Cabe recordar que el episodio, ocurrido en Santiago del Estero en 2003, tuvo amplia repercusión en esta capital, y en el Congreso en particular, donde se daba por descontado que Anauate no podría asumir.

Sin embargo y sorpresivamente, el legislador electo quedó habilitado, luego de que los diputados que integran la Comisión de Peticiones, Poderes y Reglamento resolvieron por unanimidad emitir un dictamen favorable a su incorporación, a pesar de las impugnaciones presentadas contra su pliego.

El dictamen habilitante fue respaldado por la mayoría de los bloques parlamentarios que decidieron, luego de varios meses de postergar la resolución, con lo que se rechazó la impugnación impulsada en 2006 nada menos que por el jefe del bloque de diputados del Frente Para la Victoria, Agustín Rossi junto con una treintena de integrantes de la bancada.

De todas maneras, Anauate no podrá gozar por mucho tiempo de su banca, ya que tiene mandato sólo hasta diciembre próximo, habida cuenta que en realidad asume en reemplazo del diputado nacional Fernando Salim, quien dejó su banca para asumir como intendente de la ciudad santiagueña de Frías.

Según se informó en la comisión que analizó el caso, el dictamen de “Pololo” fue avalado por todas las fuerzas políticas, desde el PRO y el radicalismo hasta el ARI, fundamentándose en el principio de inocencia garantizado por la Constitución Nacional.

Las fuentes consultadas diferenciaron el caso de Anauate con la situación planteada en su momento con Luis Patti, a quien la Cámara baja le cerró las puertas de ingreso por cuanto en este caso no se investigan delitos de lesa humanidad, como sí con el ex subcomisario y también, en su momento, con el ex represor Antonio Domingo Bussi.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password