“Para vice me gustaría alguien del interior con territorio”

La diputada provincial Mirtha Cure da su visión sobre la coyuntura y aborda los principales temas pendientes del distrito bonaerense.

Hace tiempo que Parlamentario refleja el trabajo legislativo de la diputada Mirtha Cure. Ahora la legisladora, que integra la mesa de conducción del bloque mayoritario del FpV, es mucho más que una “hacedora de proyectos”, es una pieza que cobra importancia por su incidencia en la conducción política de un bloque que no transita por su mejor momento.

Con lenguaje claro, la legisladora de la ciudad de Junín explica la relación entre el candidato Daniel Scioli y el actual gobernador Felipe Solá, repasa la agenda legislativa de la transición y describe el inédito proceso político que se está dando en su territorio, su distrito y la cuarta sección electoral.

– ¿Cómo ve los últimos pasos del gobernador?

– Lo veo bien, tranquilo, lo veo estable; una persona que escucha y que habla con la gente. Un gobernador que fue aprendiendo en la función. Otra de las características del momento es que ha realizado una apertura de su Gobierno para que el futuro gobernador pueda tomar contacto con las diferentes áreas y problemas, de forma tal que pueda tener un diagnóstico acabado de la realidad del Gobierno de la Provincia.

– ¿Qué caracteriza a este período de transición?

– A Solá le queda toda la gestión. Felipe va a ser gobernador hasta el último día de su mandato, está preparado para eso. La demanda de leyes sigue siendo como el primer día, para bien o para mal. Quiere que trabajemos aceleradamente en algunas leyes que favorecen la gestión del próximo gobernador.

– ¿No hay interferencia en esto?

– No lo sé verdaderamente, pero la sensación que una tiene, como legisladora del oficialismo, que habla tanto con el gobernador como con el candidato, es que así como Felipa Solá se predispone bien a gobernar hasta el último día, Daniel Scioli sabe que su mandato comienza el próximo 10 de diciembre.

– ¿Falta el detalle de las elecciones?

– No tengo duda de que Scioli será el próximo gobernador de la provincia de Buenos Aires.

– Teniendo en cuenta que usted es una dirigente peronista con alguna historia, ¿cómo evalúa al candidato?

– Tengo muchos años de militancia en el peronismo, de hecho estamos por reunirnos por los 20 años de la gestión en la provincia de Antonio Cafiero. Daniel Scioli es una persona seria, que no viene del ámbito de la política, y tiene una sensibilidad distinta. Pero su preocupación la constituyen temas que siempre se mencionaron, como la producción, el turismo, aunque el empuje o la manera de referirlos entusiasma más que otros discursos porque tiene la decisión tomada y va a lo concreto, a lo posible, por más pequeño que sea. Lo veremos caminar y lo acompañaremos cuando sea gobernador, de hecho lo estamos acompañando.

– ¿Cómo se lo acompaña?

– Al candidato se lo acompaña construyendo, escuchando al vecino, viendo sus necesidades y sus posibles soluciones, porque él ha decidido mantener un perfil bajo si bien habla con todos los actores de la Provincia. Esto tiene que ver con ésta situación de que el que está gobernando es Solá y Scioli es el precandidato, algo que habla del respeto.

– ¿Pero camina, no? Y dice.

– Anda, recorre…va caminando, no siempre como candidato, a veces en funciones institucionales. Nosotros, los que acompañamos, también tenemos que sintonizar con esta doble responsabilidad: que la actual gestión se vaya de la mejor forma y que la que viene haga de la Provincia lo mejor.

– ¿Qué reflexión le merece el proceso de selección?

– Fue el momento adecuado. Fue muy oportuna la decisión del Presidente porque si no estos momentos hubieran sido muy difíciles, con un gobernador finalizando su mandato y discutiendo candidatos.

– ¿Cómo le gustaría que surja el vice?

– A mí me gustaría que fuera un hombre del interior con territorio, ya que Scioli representaría al Conurbano.

– ¿Ese es un esquema de la vieja política?

– Yo soy vieja… me parece que tiene que ser alguien que tenga un camino transitado en la Provincia…

– Pero hay otras variables que suenan, como aquella que dice que la fórmula tiene que ser transversal…

– Los justicialistas, como partido, lo digo porque soy presidenta, nos habíamos convertido en un partido rígido y el Presidente le dio una vuelta movimientista, ésa es la diferencia del viejo PJ con la nueva forma de hacer política. Pero el Presidente es peronista, yo soy peronista y me puedo disfrazar de cualquier cosa, pero seguiré siendo peronista. Creo que es más duro para los radicales convertirse en K que para nosotros.

– Hablando de territorios, cómo ve a los pagos, cómo imagina la resolución de los conflictos internos…

– En la cuarta sección electoral hay 19 intendentes y 12 son de origen peronista. Existe un grupo de 4 o 5 municipios que sin tener ese origen también han manifestados voluntad de acompañar el proceso que lleva adelante el Presidente. Es muy poco lo que ha quedado fuera.

– ¿Y las listas seccionales?

– El PJ y el FpV conformarán una lista y habrá que ver qué pasa con los radicales y vecinalistas K. No veo que los radicales K estén dispuestos a ingresar en esa lista y creo que finalmente van a armar una lista radical que contenga a los distintos sectores… Pero uno nunca sabe, no hay nada definido, y son muchas las alternativas. Pero los peronistas vamos a ir juntos.

– ¿Y cómo es esta convivencia con distintos sectores que convergen en un apoyo al Presidente, en el distrito?

– Por un lado está el intendente radical K, 4 Movimiento Evita, 2 Militancia Social, 2 Compromiso K, el FpV y nosotros. Soy la presidente del PJ… estamos medio mezclados, es un universo heterogéneo. Supongo que en la medida que llegue la fecha estaremos menos divididos.

– ¿Y si no?

– En los pueblos como los nuestros la gente mira mucho la gestión, hay un corte de la gente que conoce a los dirigentes y evalúa. Vota a Kirchner y a Scioli pero por allí no al referente de ellos en el lugar.

– ¿Qué reflexión le merece este escenario teniendo en cuenta su trayectoria?

– Antes uno tenía la posibilidad de apreciar cómo se iban perfilando los dirigentes para un cargo o para lo que sea. Ahora indudablemente han cambiado las formas. El Presidente lo que busca es acompañar lo que funciona bien, no importa de qué color es el gato, lo que importa es si caza ratones. Yo creo en la convivencia política, para bien.

– ¿Pero cómo se logra?

– Premiando a la gente que se compromete, que está en el día a día, que trabaja. Pero sí, a veces es duro en nuestros pueblos, abajo es difícil… Lo que moviliza y motiva es el propio Presidente, su relación con la gente, la respuesta de la gente. Cuando uno ve ese espectáculo renueva fuerzas. Hoy tenemos un Estado que recuperó su compromiso con la gente.

Legislación

– Cuando habla de leyes que se demandan, ¿a cuáles se refiere?

– La ley de Emergencia Policial, Emergencia Vial, Seguridad Privada, ley del tabaco, ley Provincial de Educación, todo lo que se pueda avanzar legislativamente con respecto al tema de residuos sólidos urbanos, que quedamos ahí con un artículo suspendido…

– Todo un tema…

– La verdad, hay que reconocer que el gobernador hace mucho tiempo, por lo menos tres años, que nos viene advirtiendo a los legisladores oficialistas que trabajemos con esa ley. Creo que algunos se hicieron los distraídos y hoy estamos en una encrucijada: la gente, los intendentes actuales y los que vendrán, los legisladores, Solá y Scioli…

– ¿Qué pasa con el Código de Procedimiento Penal?

– Nosotros, los diputados, aprobamos una modificación que los senadores no compartieron. No fue fácil para nosotros. La propuesta puede ser modificada ahora, pero, por lo menos, sirvió para movilizar, porque, entiendo, que entre todos debemos encontrar las posibles soluciones.

– ¿Cuál es la premisa?

– Todos coincidimos en que la Justicia tiene que mejorar sus tiempos, al igual que observar los derechos de los procesados. Espero que haya un pronunciamiento del Senado en algún sentido. Se están haciendo consultas, e incluso participan diputados de nuestro bloque y de otras bancadas, los miembros de la Justicia y otros sectores, tanto por el Código como por la ejecución penal.

– ¿Cómo evalúa desde el oficialismo el período legislativo en la recta final y luego de los cambios anunciados en los inicios?

– En el bloque es igual que en la construcción política. Hay distintos pensamientos, ideas, sectores, orígenes y también desconocimiento entre nosotros. Es como que le falta proceso al bloque. No sabemos cómo va a actuar el otro ante determinada circunstancia, algo que en otros bloques que he participado muchas cosas era previsible y se actuaba con esa previsibilidad, con anticipación.

– ¿Lo del bloque lo traslada a la Cámara en su conjunto?

– Algo de eso hay. Tanto Ismael Passaglia (presidente de la Cámara) como Fernando Navarro (presidente del bloque del FpV) son dos dirigentes que son muy abiertos, receptivos y comprometidos, pero nos encontramos con situaciones complicadas. Ambos también tuvieron la responsabilidad de ingresar a la Cámara con los cargos a cuesta.

– ¿Y cuál es la conclusión?

– Antes era una casa más política, con más militancia. Ahora la veo más calma, si bien se sigue haciendo política, pero no se incentiva la acción, la veo más formal.

– La heterogeneidad del bloque fue presentada como algo positivo…

– Sí, hemos ganado en convivencia. Navarro, como presidente del bloque, tiene muchas cosas positivas, es muy reflexivo, intenta todo el tiempo encontrar el equilibrio, que no es fácil, admite los errores y empieza de nuevo. Eso es muy valorable.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password