Atrapados por el déficit

Finalizada la campaña electoral comenzará la pelea por el análisis de los números rojos del Presupuesto 2008 y la ampliación para el año en curso.

El Presupuesto General de la Administración Nacional para el ejercicio fiscal correspondiente al 2008, es mucho más que un denso documento lleno de gráficos y cuadros sobre las cuentas nacionales. Es, sobre todo en año electoral, la estimación sobre cómo le irá a la economía argentina en 2008.

Y es por la misma razón que los tiempos electorales mandarán por sobre los parlamentarios, y la “ley de leyes” comenzará a analizarse recién en noviembre y se aprobará antes del 10 de diciembre, con la actual composición de ambas cámaras. Pero con el cambio de Gobierno ya definido, tal como lo adelantó el presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, Carlos Snopek (FpV Jujuy), en distintas oportunidades.

Es por ello que el diputado oficialista que preside la comisión encargada del estudio del proyecto ya se reunió varias veces con su par del Senado, el chaqueño Jorge Capitanich, para acordar una ronda de trabajo conjunta que simplifique el debate en el Parlamento.
El proyecto firmado por el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, y el ministro de Economía, Miguel Peirano, contempla un crecimiento de la economía del 4 por ciento y un superávit fiscal de 3,15 por ciento. Además, estima un crecimiento de 15,9 por ciento en los gastos totales -que ascienden a casi 162 millones- así como un alza de 17,3 por ciento en los ingresos. ¿Pero qué sucede con la deuda que quedará de este año y los compromisos asumidos por la actual administración que deberán tener una línea de continuidad el año entrante?

La respuesta a esa pregunta la tiene un especialista en materia presupuestaria, el diputado y economista de la CTA, en campaña por renovar su banca, Claudio Lozano, quien explicó a Parlamentario que “hay una baja expectativa de recaudación y de crecimiento de la economía argentina”, y esto a pesar de que hay un excedente de alrededor del 3,5 por ciento.

En realidad, la pregunta recurrente en todo el arco opositor es sobre cómo gastará ese excedente presupuestario el Gobierno, tema en el cual el Parlamento quedó relegado luego de la aplicación de los famosos “superpoderes” al jefe de Gabinete.

Estimaciones

Según la letra del proyecto se priorizará durante el 2008 el gasto “en favor de la redistribución del ingreso -entre los que se cuentan el impuesto a las ganancias, aumentos en las jubilaciones, en asignaciones familiares, gastos salariales y la política de subsidios al consumo- la educación, la ciencia y la tecnología; y el mantenimiento de un nivel significativo de inversión pública nacional”.

El resultado primario estima un superávit de 27 mil millones de pesos para 2008 contra 21.700 millones en 2007, y el resultado financiero tendría un saldo favorable de casi 8 mil millones. En tanto, los servicios de deuda pública se mantendrán en el mismo porcentaje del PIB que este año: 2,1 por ciento, es decir 18.777 millones de pesos.

“El compromiso de pago para 2008 será del orden de los 6 mil millones de dólares (cerca de 19 mil millones de pesos), cifra que es bastante mayor a la del año pasado, cuando estábamos en los 14 mil millones de pesos”, indicó Lozano.

Estos compromisos de pagos o deudas se dividen entre los acreedores externos, como el Club de París -con quien el Gobierno ya se comprometió formalmente a cancelar más de 6.500 millones de dólares- y en el plano interno para afrontar por ejemplo aumentos salariales.

Según Lozano, el truco del Gobierno para disimular este déficit fue el de “maquillar” cifras a partir de la incorporación de recursos que vienen de quienes pasaron del sistema privado al público en materia previsional.

En noviembre será cuando Lozano y el resto de los diputados de la oposición irán al debate, y podrán definir si aprueban una ampliación del Presupuesto 2007 por un monto cercano a los 20.000 millones de pesos. Si bien el Ejecutivo fue realizando ampliaciones por decreto, el visto bueno final lo dará el Parlamento, también como ocurrió con los últimos ejercicios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password