Ley de Bosques: senadores, oid el grito…

Por Susana García

El Gobierno Nacional, con amplia mayoría en la Cámara de Senadores, traiciona una vez más a todos y cada uno de los argentinos que nos veremos afectados por la creciente desertización de nuestro suelo.

El tiempo es oro, y mientras los senadores duermen a conciencia, el desmonte sigue creciendo con prisa y vértigo. Las primeras pausas fueron interpuestas por voces provenientes de grupos de aborígenes y campesinos que están siendo despojados de lo que para ellos es nada menos que su medio de subsistencia.

Siguieron las organizaciones sociales de militancia ambientalista.

Pero a medida que avanza el tiempo, el número de conciencias que pugnan por una ley de protección para los bosques va en aumento. De esto han dado muestras las movilizaciones que poblaron las calles de Buenos Aires, Rosario y Córdoba en el mes de octubre y las firmas en apoyo al proyecto de Ley de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental para los Bosques Nativos, cuya finalidad es regular el uso del suelo y las actividades productivas para lograr la protección del medio ambiente a partir del uso sustentable de los bosques nativos. Más de un millón trescientas mil personas reclaman por esta Ley.

Sin embargo, el clamor no parece tallar en la conciencia de los senadores que, según afirman los propios sectores cercanos al oficialismo, se dejan presionar por intereses socioeconómicos que, en función de la extensión de la plantación sojera, pretenden –y evidentemente hasta ahora lo logran aunque no sabemos a qué costo- frenar la sanción del proyecto o desvirtuarlo a fin de que su vigencia sea nula.

La Argentina está en emergencia forestal tras haber perdido cerca del 70% sus bosques nativos. Resulta de allí imperiosa la necesidad de sancionar esta Ley aprobada en marzo en la Cámara de Diputado y frenada, desde entonces, en la Cámara de Senadores.

Es hora de que los señores senadores dejen de representar el interés de grupos socioeconómicos que presionan para continuar expandiendo la frontera agropecuaria y se dispongan a cumplir el mandato que les fue encomendado: la defensa de la salud, el ambiente y el trabajo de la amplia mayoría del pueblo argentino.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password