La inflación, esa dolencia de la economía

Por Juan Carlos Tomasetti

Una misma enfermedad puede originarse por causas distintas y también puede tener efectos distintos, según se trate de un organismo humano nacido y criado en África, en Europa, América del Norte, América del Sur, etc.
La ciencia de la medicina lo tiene muy claro y por ello los diagnósticos y remedios pueden ser diferentes.
Igual debiera ocurrir con la inflación, que es en definitiva una dolencia de la economía, y que no tiene exactamente los mismos orígenes y por ende los mismos efectos según se de en la Argentina, en EEUU, Italia, Japón, etc.
Aunque muchos opinadores y curadores, insisten con los mismos diagnósticos y remedios que se utilizan para el primer mundo, sobre la materia.

Argentina, tiene una larga y dolorosa experiencia en cuanto haber sufrido la dolencia crónica de la inflación e hiperinflación (inflación altísima y variable) por múltiples causas y con múltiples agravantes y por ende con múltiples y variados efectos malignos y dañinos, respecto del funcionamiento de la economía y los resultados de la misma según en que sector de esa economía uno se encuentre, el tamaño que tenga y que rol cumpla. (Jubilado, trabajador, desempleado, pequeño empresario, ahorrista, prestamista, empresa nacional, multinacional, banco extranjero, formador de precio, etc.etc)

Hoy, cuando escuchamos o leemos a muchos curadores de la inflación, observamos que tanto en los diagnósticos como en el tratamiento y en los remedios, omiten considerar EL TEMA DE LAS CONDUCTAS DE LOS OPERADORES ECONÓMICOS, algo que no tiene explicación precisa por la teoría económica, pero que si hace al proceder de la gente, donde cada uno actúa según sus defensas que son absolutamente diferentes.

Las expectativas inflacionarias, la puja distributiva y la inflación invisible , son conducta de la gente actuando como consumidores, como trabajadores o como empresarios
Los consumidores quieren protegerse de los aumentos de precios, y suponen que pueden hacerlo cuando anticipa sus compras, y en realidad provoca más incrementos.
los pequeños comercios e industrias, también ajustan precios para protegerse de cuando deban reponer mercaderías desde los oligopolios mayoristas, industriales e importadores, y formadores de precios: los trabajadores que pujan por recuperar el valor real de sus salarios .Empresarios que modifican cualidades y cantidades de los productos o servicios, para mantener la ilusion de precios monetarios constantes.
Así desde arriba hacia abajo se provoca esta puja en donde los mas débiles intentan
protegerse e ir adelante de los próximos aumentos de precios, y ello funciona como una bola de nieve, que termina beneficiando a quienes tienen la fuerza para ir continuamente fijando los precios y así aumentar sus ingresos y beneficios, en desmedro de los de abajo.

• Hay quienes insisten en que son LOS JUBILADOS, LOS TRABAJADORES, y otros sectores de menores y cuasi fijos ingresos, LOS QUE CAUSAN Y ALIMENTAN LA INFLACIÓN cuando reclaman mayor participación en el ingreso y por ende en el consumo, es decir en su nivel de vida.
• ES EN ESTA PUJA DISTRIBUTIVA DONDE LA ACCIÓN DEL ESTADO SE HACE INCUESTIONABLE EN FAVOR DE LOS SECTORES DE MENORES INGRESOS ( con menores defensas para enfrentar la dolencia )

La economía actual presenta síntomas de esa dolencia (inflación) y el Gobierno Nacional accionó inmediatamente sobre esos síntomas. Podemos no aceptar el remedio, porque a veces el remedio es amargo o hace doler a alguna parte del cuerpo (en este caso a algún sector de la economía y de la sociedad que no le agrada el remedio)

Pero lo primero es curar a la parte mas afectada. ( sectores de ingresos fijos y de menores ingresos)

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password