Cuestión de privilegio contra el jefe de Gabinete

El radicalismo la presentó en el recinto por sus dichos durante el informe brindado en la Cámara de Diputados.

Fue el primer tema tocado en la sesión del Senado, luego de las renuncias aprobadas de Alicia Kirchner, Celso Jaque y Maurice Closs a sus bancas, y la de Carlos Macchiarolli a la Secretaría Administrativa.

Pidió la palabra el presidente del bloque radical del Senado, Ernesto Sanz, y presentó una cuestión de privilegio contra el jefe de Gabinete, porque “ha mentido deliberadamente y en esa mentira ha afectado nuestro fuero parlamentario, nuestra dignidad parlamentaria”, señaló el senador mendocino, quien aclaró que dicha acción era planteada en su nombre y el de Gerardo Morales.

Los dichos que desataron la indignación de los radicales tuvieron lugar durante el informe brindado por el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, en la Cámara de Diputados. Allí, el funcionario del Gobierno habló del tema Grecco, por el que los citados legisladores radicales fueron a la Justicia, señalando que la causa no sólo había sido rechazada, sino que se les había aplicado costas.

Sanz rechazó de plano esos argumentos y sostuvo que Alberto Fernández actuó “con la soberbia siempre presente en este funcionario del Gobierno nacional”.

El senador Sanz detalló porqué había faltado a la verdad el jefe de Gabinete y dijo que de esa manera quedaba demostrado “cómo en el Estado argentino alguien puede pedir que se pague una deuda y por un milímetro hayamos caído en esta trampa”.

Por ello, Sanz pidió que la cuestión de privilegio fuera analizada en la Comisión de Asuntos Constitucionales, por lo que definió como “la mentira del jefe de Gabinete”.

Tomó la palabra el jefe del bloque kirchnerista, Miguel Angel Pichetto, quien aclaró que no lo hacía para salir en defensa del funcionario cuestionado, puntualizando que “las cuestiones de privilegio no se discuten”.

El senador rionegrino se mostró abierto al diálogo y aceptó las objeciones hechas por el radicalismo, admitiendo que evidentemente el jefe de Gabinete había estado “mal informado”.

Así las cosas, la cuestión de privilegio pasó a la Comisión de Asuntos Constitucionales, que ya no presidirá la futura presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password