Le aprobaron el presupuesto a Macri

En una sesión de trasnoche, los legisladores habilitaron la ley de leyes para la futura administración porteña. En ese marco fue sancionado finalmente el aumento del impuesto al Alumbrado, Barrido y Limpieza.

Fiel al estilo noctámbulo de la Legislatura porteña, acentuado en los últimos años, recién poco antes de las 22 los diputados de la ciudad se decidieron a tratar el proyecto de Presupuesto 2008.

Previamente, oficialistas y opositores habían alcanzado el consenso en la mayoría de los puntos más discutidos del proyecto, aunque subsistían las diferencias en torno a, por ejemplo el aumento de la tasa de ABL, finalmente aprobado.

De todos modos, el diputado macrista Martín Borrelli (Partido Federal) aclaraba que el futuro oficialismo contaba con los votos suficientes para aprobar las modificaciones deseadas por su sector respecto al Alumbrado, Barrido y Limpieza, para su actualización tras catorce años de congelamiento.

Al abrirse el debate, el presidente de la Comisión de Presupuesto Juan Manuel Olmos (Frente para la Victoria) destacó el consenso que se logró para el tratamiento del proyecto, mientras que el vicepresidente de esa comisión, el macrista Diego Santilli, se expresaba en el mismo sentido.

A su vez, el titular del bloque kirchnerista, Diego Kravetz, adelantaba su propuesta de que haya una comisión que siga los gastos del Gobierno “para saber en qué se va el dinero, para no repetir historias pasadas”.

La sanción se produjo poco después de la 1, por amplia mayoría, luego de que durante el debate Olmos asegurara que la autorización de endeudamiento al próximo gobierno “prohíbe en forma explícita otros gastos que no sean de Capital”.

Al respecto, destacó que el futuro oficialismo hubiera incluido en su proyecto de presupuesto una proyección inflacionaria de 9 por ciento “y no de 25% como decían en las verdulerías con la camiseta amarilla puesta durante la campaña electoral”.

Por su parte, el futuro vicepresidente de la Legislatura, Diego Santilli, remarcó que con el presupuesto y el fondo de infraestructura “estamos planteando un punto de inflexión y una política de Estado diferente”.

El objetivo, señaló, es “cambiar el paradigma político en las discusiones de la Ciudad” y seguro que “estamos terminando con los parches y dando una solución de fondo a los problemas de los porteños”.

Por su parte, el diputado Martín Hourest (Buenos Aires para Todos) criticó el “otorgamiento de superpoderes” al nuevo gobierno, que le permitirá disponer de 700 millones de pesos sin control y cuestionó también la “subestimación de recursos” del presupuesto. Al cruce le salió Gabriela Michetti, quien negó que el aumento de ABL sea un “impuestazo regresivo” a la vez que justificó el endeudamiento para renovar la infraestructura social.

Desde el ARI, Liliana Parada advirtió que el presupuesto y el fondo son “un intento desesperado de superar la coyuntura” y cuestionó la postura demagógica del jefe de Gobierno electo, ya que “reduce los gastos en Salud, apenas los sube en Educación y fija un fuerte aumento en Seguridad.

Los cuatro puntos a analizar por los legisladores porteños fueron: la ley tarifaria; el código fiscal; el presupuesto y un proyecto de ley que ordena la creación del Fondo para la Infraestructura Social.

El presupuesto 2008, incluye la solicitud de permiso para la emisión de deuda por 1,752 millones de pesos.

Los puntos que despertaron mayores discrepancias tienen que ver con la falta de explicación del destino que se le brindará a la deuda, y los métodos que se implementarán para contraerla, es decir si se emitirán bonos o si se pedirán préstamos.

El proyecto de Presupuesto 2008 prevé partidas por 11.770 millones de pesos y un aumento del impuesto de Alumbrado, Barrido y Limpieza (ABL), para elevar la recaudación en 400 millones de pesos.

El fondo de infraestructura da vía libre al Poder Ejecutivo para tomar deuda por 1.604 millones de pesos para la conformación de un fondo que será destinado a la construcción de obras específicas.

El Presupuesto porteño prevé “austeridad en el gasto”, una “fuerte lucha contra la evasión” y un aumento de 24,6% en la recaudación impositiva durante 2008, de acuerdo con las proyecciones realizadas por el futuro ministro de Hacienda, Néstor Grindetti.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password