Vuelta a empezar con la prórroga de la Emergencia Económica

Se le complicó al Gobierno nacional con una ley con la que necesita sí o sí contar y que encontró serios escollos en el Senado. Las razones por las que el oficialismo intentó forzar de varias maneras su tratamiento y la sinceridad del jefe de Gabinete.

Llamó poderosamente la atención que el oficialismo intentara de todas maneras forzar el tratamiento de determinadas leyes en sus últimas sesiones, cuando en una semana tendría una mayoría más grande aún para su tratamiento. Se dijo entonces que el interés particular del kirchnerismo por sacar la prórroga de la Emergencia Económica tenía que ver con ciertos pruritos de la propia Cristina, quien nunca la votó y que no desearía que fuera justamente esa la primera ley que se aprobara durante su gestión.

Argumentos demasiado pueriles, aunque no por eso poco convincentes, ya que el simbolismo será muy fuerte para el Gobierno por venir.

Pero hay un elemento más contundente. Por un lado, no es verdad que el Gobierno tendrá mayor fortaleza a partir del próximo período en ambas cámaras. Eso sucederá en Diputados, pero en el Senado, donde surgió precisamente este contratiempo, las cosas van a ser más o menos como hasta ahora, cuantitativamente hablando.

Pero aparte de eso, hay que tener en cuenta que al cambiar la composición de ambas cámaras, todos los dictámenes se caen y hay que volverlos a aprobar para que los proyectos lleguen al recinto.

Un contratiempo digno de ser tenido en cuenta, aunque no plantea a ciencia cierta ningún impedimento absoluto ni mucho menos. Sí pondrá a prueba de entrada la muñeca del cordobés Roberto Urquía, quien debutará al frente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda teniendo que sacar dictamen una vez más del proyecto ya aprobado en la Cámara de Diputados.

El propio Alberto Fernández admitió las dificultades que ya despierta en el Gobierno la prórroga buscada para esa ley.

Así las cosas, este martes, al día siguiente de la asunción del nuevo Gobierno, la citada comisión deberá ponerse a trabajar para obtener un dictamen que les permita al día siguiente tratar la norma en el recinto, en la que será seguramente la última sesión del año en la Cámara de Senadores de la Nación.

El propio Alberto Fernández, designado nexo entre el Congreso y el Ejecutivo, dio por seguro que la próxima semana se contará con esa ley.

Una semana después de lo que hubieran deseado, eso sí.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password