El Congreso se prepara para la asunción de Cristina Kirchner

Cuadrillas de la sección mantenimiento de Diputados y del Senado trabajaron para que todo brille en la jornada de asunción de la presidenta electa, Cristina Fernández, a la que asistirán personalidades de máximo nivel de todo el mundo. Sillones y muebles fueron removidos de acuerdo con los diagramas de seguridad y ceremonial.

El centenario palacio del Congreso Nacional estará de punta en blanco este lunes por la tarde cuando la presidenta electa Cristina Fernández de Kirchner reciba el bastón de mando de manos del presidente Néstor Kirchner frente a la Asamblea Legislativa.

Cuadrillas de la sección mantenimiento de ambos cuerpos trabajaron este viernes para que todo brille como en sus mejores días. Pesados sillones y sólidos muebles fueron removidos de sus lugares habituales de acuerdo con los diagramas de seguridad y ceremonial elaborados por las autoridades de los dos cuerpos.

Desde la puerta principal del palacio que da a la Plaza de los Dos Congresos se dispuso un doble vallado cubierto con banderas argentinas, que cruzan debajo de la imponente araña de bronce que pende de la histórica cúpula.

El bronce de la araña que tiene un aro con insignias de cada de las provincias, relucía más que nunca, al igual que otros adornos metálicos y los multicolores mosaicos calcáreos que fueron fregados con esmeros por las cuadrillas de mantenimiento.

La presidenta deberá atravesar el histórico Salón Azul en el cual fue velado Juan Domingo Perón en medio de una doble fila de cadetes de la Policía Federal ataviados con sus trajes de gala, para cruzar seguidamente el Salón de Pasos Perdidos e ingresar finalmente al recinto de la cámara baja, en el cual estarán un poco apiñados tanto diputados como senadores.

La dirección de Prensa del Senado otorgó 500 acreditaciones a periodistas argentinos y extranjeros, que vendrán de países tan lejanos como Siria o Rusia a presenciar la transmisión del mando.

Sin embargo, sólo los cronistas de medios nacionales podrán ingresar a los estrechos palcos del recinto, en tanto los corresponsales extranjeros podrán ver la ceremonia en una pantalla instalada en el recinto del Senado de la Nación.

Debido a que la sala de periodistas del Senado es diminuta, los taquígrafos de la cámara alta debieron ceder la mitad de la oficina contigua que ocupan habitualmente, para permitir el trabajo de fotógrafos que trasmitirán desde allí las imágenes por sus computadoras portátiles.

Otras pantallas fueron instaladas en el salón de honor de la Cámara de Diputados para los invitados especiales extranjeros y también se verá lo que ocurre en el recinto en el Salón de los Pasos Perdidos. Las cámaras de televisión oficiales ocupan lugares estratégicos para poder trasmitir las imágenes que recorrerán el mundo por vía satélite.

Unas horas antes de la ceremonia, perros entrenados por la Policía Federal husmearán cada rincón del palacio, en tanto en sus alrededores se dispondrá un enorme operativo de seguridad que sólo permitirá que la gente se agolpe en la plaza para ver llegar a la presidenta custodiada por los granaderos de San Martín

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password