Denuncian superpoderes y discrecionalidad en la ciudad

El presupuesto 2008 votado en la ciudad de Buenos Aires, según la diputada arista Liliana Parada, da amplios poderes al futuro gobierno macrista que reserva para sí millones de pesos que quedan a disposición del jefe de gobierno electo.

“El diseño presupuestario está viciado de irregularidades que hace imposible una clara lectura de las políticas que desarrollará Macri y su equipo”, sostuvo la diputada Parada, quien advirtió su preocupación diciendo que “es tal el grado de improvisación que en el mejor de los casos no saben lo que van a hacer y en el peor, habrá una amplia discrecionalidad en la asignación de recursos”.

La educación es uno de los sectores más desprotegidos, según la legisladora del ARI, quien destacó que “no hay garantías para la educación inicial” y marcó como un claro ejemplo de esto que se prevé invertir para infraestructura en el nivel inicial solo $6.770.000, mientras que para “otros niveles educativos” como educación superior, especial y artística el gasto será veinte veces mayor, ascendiendo a $124.680.000. “Esto demuestra que el macrismo no apoya a todos los niveles en igual medida. Esto es de una gravedad y desigualdad extremas”, enfatizó la diputada arista.

Por otra parte, la legisladora puntualizó sobre el nuevo “Fondo de Infraestructura Social (FOISO)” que redefinió como Fondo Ilimitado de Superpoderes Onerosos. Señaló en tal sentido que el mismo funcionará como “un intento avieso de extorsión, en términos de, ‘si querés que se hagan las obras fundamentales que la Ciudad necesita, este proyecto debe ser aprobado’, endilgándole a esta Legislatura la responsabilidad ante la opinión pública, cuando acá el único responsable es el futuro jefe de Gobierno y sus propuestas demagógicas sin fundamento económico”.

Hablando de la decisión de pasar a la Corporación del Sur la ejecución de gran parte del eventual plan de viviendas, la diputada porteña arista, Liliana Parada se preguntó “¿cómo es entonces que una institución de estas características, tan cuestionada, esté encargada de llevar adelante planes de urbanización en la Ciudad?”, entendiendo que “esta función sólo le compete al gobierno de la Ciudad, ya sea por el alto impacto que esta política tiene sobre la vida de los ciudadanos como por el relevante manejo de fondos que implica” , manifestó la legisladora Liliana Parada cuando explicó por qué no aprobó el Presupuesto 2008.

“Se trata de ser consecuente con la sociedad que nos votó y a la cual representamos –agregó-. Jamás votaremos un proyecto de presupuesto que vaya en contra de su gente. El diseño del Presupuesto 2008 demuestra que más allá de la postura PRO de recaudar a partir de los sectores más altos, no necesariamente significa que estos recursos vuelvan a los sectores económicamente más golpeados de nuestra sociedad. La recaudación “progresiva” no implica directamente la redistribución equitativa. Este presupuesto es la cristalización de esta realidad política”.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password