Aprobaron el Plan Urbano Ambiental

La sanción del proyecto de ley requerirá ser considerado en Audiencia Pública, por la Comisión de Planeamiento Urbano y finalmente aprobado nuevamente por el Cuerpo

Con el fin de “consolidar un desarrollo sostenible donde se integra la transformación urbanística, el crecimiento económico, la equidad social, la diversidad cultural y el uso racional de los recurso ambientales”, los legisladores porteños sancionaron el nuevo Plan Urbano Ambiental de la ciudad.

La aprobación tuvo lugar con 41 votos favorables y es en primera lectura. El Plan Urbano Ambiental de la Ciudad de Buenos Aires es la ley marco a la que se ajusta el resto de la normativa urbanística y las obras públicas que se realizan en la Ciudad.

Se opusieron al proyecto 12 diputados y diputadas: Sergio Abrevaya, Facundo Di Filippo, Diana Maffía, Enrique Olivera, del bloque Coalición Cívica; Gabriela Alegre, Eduardo Epsztein, Aníbal Ibarra, Raúl Puy, Gonzalo Ruanova, de Diálogo por Buenos Aires; Martín Hourest, Liliana Parada, de Igualdad Social y Gerardo Romagnoli de Autodeterminación y Libertad.

La Legislatura tiene plazo hasta febrero de 2009 – que podría ser ampliado- para la sanción definitiva de este proyecto de ley de rango constitucional. Previamente a la segunda lectura, deberá realizarse una Audiencia Pública en la que todos los ciudadanos y organizaciones interesadas podrán dar su opinión y acercar propuestas respecto del proyecto que fue aprobado.

Respecto al transporte, el sistema propone promover el uso intensivo del ferroviario en ejes radiales, con la eliminación de pasos a nivel, mediante la construcción de puentes o túneles.

En tal sentido, se prevé construir playas de estacionamientos en las zonas de trasbordo para desalentar el uso de vehículos privados y trazar bicisendas o vías exclusivas, para traslados en bicicletas.

Se trató de la sanción en primera lectura de esta norma, por lo que ahora el texto deberá pasar el trámite de una audiencia pública en la que será debatido y luego volverá al recinto para discutir eventuales modificaciones propuestas.

La norma aprobada establece el concepto de “Ciudad Integrada”, que consiste en articular todas las zonas entre sí, en particular la zona Sur con el resto de la ciudad. Se busca vincular la ciudad con los ríos que la delimitan, así como con el conurbano con el constituye la región metropolitana.

También se considera el concepto “Ciudad Policéntrica”, donde la propuesta es consolidar la jerarquía de su gran área Central, a la vez que desarrollar una red de centros secundarios, así como centros comunales y barriales, con identidad propia.

Otros conceptos considerados son el de “Ciudad Plural”, a fin de que la urbe sea un espacio de vida para todos los sectores sociales, en particular con la oferta de un hábitat digno para los sectores más pobres y las personas con discapacidades. Otro objetivo es el denominado “Ciudad Saludable”, que considera la calidad ambiental y el uso de tecnologías adecuadas en la producción y el transporte.

Por último, se considera el concepto “Ciudad Diversa”, por el cual se promoverá mantener la pluralidad de las actividades residenciales, productivas, culturales y de densidad poblacional.

Fue la diputada Silvina Pedreira (Frente para la Victoria), presidenta de la Comisión de Planeamiento Urbano, la encargada de presentar el despacho firmado ayer por todos los integrantes de la Comisión – con excepción del diputado Eduardo Epsztein que se encontraba ausente- y que no modifica en nada el expediente que enviara el Poder Ejecutivo en febrero de este año (que corresponde al año parlamentario 2006).

La diputada, en el mismo sentido que varios de los legisladores y legisladoras que hablaron con posterioridad – Juan Manuel Olmos (Frente para la Victoria), Álvaro González (PRO), Verónica Gómez (Partido Socialista)- destacó que aprobar este proyecto permitirá que no vuelva a cae! r el proyecto y “abrir el debate en una Audiencia Pública”.

“Planificar es prever, tener metas claras y conocidas por todos, genera previsibilidad (…), ayuda a la eficiencia y quita discrecionalidad para la implementación de estrategias de ordenamiento territorial”, agregó en favor del proyecto, luego de sintetizar los ejes del Plan.

Por su parte, el diputado Alvaro González, quien encabezó la comisión de Planeamiento Urbano hasta el 10 de diciembre, subrayó que desde ese cargo convocó a “los presidentes de otras comisiones para realizar una reunión conjunta para el tratamiento del expediente” y manifestó su malestar porque “no hubo voluntad política para tratarlo, no hubo quórum para firmar un despacho y ni siquiera debatimos si era un plan o un documento”.

En representación de sus respectivos bloques se manifestaron contrariamente al proyecto, los diputados Enrique Olivera, Martín Hourest, Eduardo Epsztein y Gerardo Romagnoli. “Estamos ante una recopilación de objetivos y deseos, no de un plan; no hay instrumentos precisos sobre la intervención de la Ciudad, ni normas, ni diagnóstico” dijo Hourest. Por su parte Olivera cuestionó tanto el procedimiento de tratamiento del expediente como sus contenidos: “reclamamos el debate del texto en comisión (para la primera lectura), de modo que el proyecto que llegue a la Audiencia Pública tenga una alto grado de consenso”. En cuanto a los contenidos, criticó el diagnóstico por desactualizado, el proyecto de Corredor Verde Oeste porque en él “desaparece lo de Verde”, la falta de referencias al Plan Hidráulico y al programa de Basura Cero, y finalmente, que no se hayan incorporado las propuestas de su espacio político.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password