“La primera vez que entré al Congreso quemé un sillón”

La flamante diputada nacional Victoria Donda (FpV-Buenos Aires) contó qué sintió al ingresar al Parlamento y su particular antecedente.

Por Julio El Alí

– Su jura fue un gran compromiso con los derechos humanos…

– Soy una militantes de H.I.J.O.S porque soy una hija de desaparecidos y juré por lo que vengo luchando: por los desaparecidos, por las Abuelas de Plaza de Mayo, por mis padres, y por los muertos en búsqueda de una sociedad más justa en el 19 y 20 de 2001.

– Tras asumir su banca, ¿cómo se prepara para la actividad legislativa?

– Toda mi militancia va a estar puesta a abrir las puertas del Congreso para lograr la mayor participación del pueblo y luchar por solucionar las necesidades y terminar con la injusticia social.

– ¿Cómo vive sus primeros recorridos por los pasillos del Palacio?

– En realidad, la primera vez que entré al Congreso quemé un sillón…

– ¿Cómo fue eso?

– La primera vez que entre al Congreso fue el 28 de diciembre de 2001 cuando echamos a (Adolfo) Rodríguez Saá. Un grupo de jóvenes entramos al Congreso, rompimos la puerta y prendimos fuego un sillón en la explanada.

– Buen comienzo…

– Sí, muy bueno…

– Democrático…

– Sí, me parece que sí, absolutamente democrático porque siempre que hay participación del pueblo es cuando verdaderamente hay democracia. Porque democracia no sólo es votar cada cuatro años ni hacer debates a espalda de la gente sino que hay que tratar de abrir el Parlamento a la sociedad.

– Hablando de democracia, ¿cuál será su primera iniciativa?

– En primer lugar, hay que generar consensos dentro y fuera del Congreso donde también hay que debatirlo con la sociedad porque la idea es presentar una iniciativa de ley que modifique y entierre la vieja ley llamada de Radiodifusión para que nazca en el seno de una institución democrática la ley que rija la comunicación masiva que indirectamente tiene injerencia en los poderes precisamente pilares de la sociedad democrática.

– Seguramente está muy conforme con el Gobierno con su política de derechos humanos…

– Sí, claro. Son beneficios luego de tanta lucha porque son ellos mismos, el Gobierno nacional, quienes más nos han acompañado a los organismos de derechos humanos y las asociaciones de desaparecidos. Creo que ellos son el fiel reflejo de la lucha por Justicia que estamos buscando hace treinta años.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password