Macristas y kirchneristas vuelven a cruzarse por aumento del ABL

Dirigentes oficialistas y opositores volvieron a recrudecer las diferencias en el debate por los aumentos del ABL porteño, luego de que el jefe de Gobierno, Mauricio Macri, ratificara que no habrá cambios en la medida, pese al reclamo del kirchnerismo.

La Defensora del Pueblo de la Ciudad, Alicia Pierini, opinó que la decisión no “afecta al conjunto de la población de menores recursos”, sino a vecinos que tienen “costosos inmuebles, que deben ahora pagar un poco más ABL”, como los de Palermo Chico y Recoleta.

En tanto, el presidente del bloque de diputados de PRO, Oscar Moscariello, afirmó que “la Ciudad recibió muy pocas quejas” y que “lo que se ha visto en estos días, montado por el Frente para la Victoria y el ibarrismo, fue un show mediático que no tuvo repercusión en la gente”.

Sin embargo, el ex jefe de gobierno y actual diputado, Aníbal Ibarra, criticó que la forma en que se hizo “fue poco seria”, debido a que se realizó “desde una oficina, sin hacer ninguna evaluación previa”, para agregar que “No sólo fue improvisado, fue apurado, sino que además fue innecesario”.

El senador nacional oficialista Daniel Filmus calificó de “injusto, desigual y desmesurado” el aumento y le pidió al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, que “suspenda” la suba de las tasas. También expresó que es “inaudito que la primera medida del gobierno de la ciudad contradiga en forma flagrante sus promesas de campaña y vaya en dirección contraria a los intereses de los vecinos”.

El diputado kirchnerista Diego Kravetz calificó de “ridícula” la decisión por la escasa incidencia en el presupuesto de la Ciudad, que calculó en un 1 por ciento. “La Ciudad se mantiene con los ingresos brutos, que representan más del 80 por ciento del total, de manera que tocar el bolsillo de la gente para subir un punto en la recaudación de un presupuesto de casi 13 mil millones de pesos, roza el ridículo”, opinó.

La Defensora del Pueblo, Alicia Pierini, afirmó por radio Rivadavia que “los vecinos que protestan son los de Palermo Chico y Recoleta, que son las únicas zonas en las que ha dado un salto” en el revalúo de las propiedades.

Pierini reconoció que el tema produjo “mucho ruido y mucha confusión”, y lo atribuyó a “la mala información disponible y a que debió hacerse en forma paulatina”.

“Hay que reconocer que se partió de un inmenso desequilibrio inicial, donde se estaban pagando sumas irrisorias por inmuebles importantes y cualquiera puede darse cuenta si compara lo que paga por patente y lo que paga por ABL”, afirmó la ombudsman porteña. Por su parte, el diputado oficialista Oscar Moscariello afirmó que las batucadas de protesta a las que se convocó fueron “mínimas”, si se tiene en cuenta que “sobre un total de 1.600.000 partidas enviadas, sólo una pocas tienen aumentos significativos”.

El legislador de PRO defendió la suba con el argumento de que “corrigió las inequidades” de que pobladores de los barrios “de Recoleta, Palermo y Puerto Madero pagaran los mismos montos que los habitantes de la zona sur”.

“Son pocas las partidas que tienen aumentos significativos, pero (la decisión) corrigió inequidades sobre el modo que tributaban los vecinos de Buenos Aires”, puntualizó.

Moscariello agregó que la Legislatura autorizó que “ningún incremento podía superar el uno por ciento del valor de la propiedad” y afirmó que es decisión tomada por el gobierno porteño que sobre el tema “no se discute más”.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password