La Convención entrerriana sesionará a partir de este martes

Quedará habilitada luego de una ceremonia en la que hará uso de la palabra el gobernador Urribarri. El acto será a las 19 en el Teatro "3 de Febrero". Busti, espera un marco de "respeto y madurez" en las deliberaciones durante seis meses.

La sesión inaugural del proceso de reforma de la Constitución de la provincia de Entre Ríos se realizará este martes a las 19. La actual Constitución provincial determina que las sesiones reformistas deben llevarse a cabo en la capital provincial.

Ese acto incluye un mensaje de apertura de las sesiones a cargo del gobernador Sergio Urribarri y también la elección de las autoridades del cuerpo. Como es de uso frecuente al constituirse un cuerpo colegiado se procederá a designar a un presidente provisorio, que será el convencional justicialista Delfín Salomón, el de mayor edad de los que integran el cuerpo. Posteriormente se elegirá al presidente de la Convención, designación que recaerá sobre el ex gobernador Jorge Busti. Luego se elegirá a los vicepresidentes, de los cuales se sabe que Luis Brasesco será el nominado por la UCR. Si hay acuerdo, se establecerían cuatro vicepresidencias, una por bancada.

La elección de autoridades de la Convención incluye también la designación del secretario y prosecretario del cuerpo. En caso de ser Busti electo presidente, propondrá para esos cargos al joven abogado paranaense José Antonio Reviriego (un destacado estudiante de Derecho que hoy tiene 25 años) y a Graciela Garelli, quien es personal de planta de la Cámara de Diputados y titular de la ONG Encuentro Ciudadano.

Luego de esto se espera que se conforme provisoriamente una comisión de Reglamento con el objetivo de que a la mayor brevedad posible se produzca el o los dictámenes respecto de esa cuestión. Esta comisión será provisoria porque, una vez aprobado el reglamento, se deberá integrar la Comisión de Peticiones, Poderes y Reglamento.

Al respecto, la mecánica para zanjar esta discusión se acordaría en la reunión preparatoria.

Básicamente se trata de establecer algunas modificaciones al reglamento de diputados y puede haber discrepancias en cuanto al número de comisiones, sus incumbencias, el quorum para sesionar o para que trabajen las comisiones.

El otro aspecto que dio lugar a cierto debate previo fue la forma en que se implementará la recepción de propuestas de distintos sectores de la sociedad. Al respecto, todos los bloques menos el del socialismo coinciden en que se realice a través de una comisión que mantenga el contacto con los diferentes sectores; mientras que el bloque disidente impulsa la idea de “la banca número 46”, una iniciativa polémica porque propone darle participación en el debate a personas que no fueron electas como convencionales constituyentes.

El justicialismo

Los miembros de la bancada oficialista –que encabezará Miguel Carlín– se reunieron ayer en Paraná para pulir los últimos detalles de sus posturas.
Busti confirmó que se propondrá utilizar el reglamento de Diputados con algunas modificaciones (por ejemplo al artículo que fija el número de las comisiones) y se analizaron los resultados de las reuniones mantenidas hasta ahora con miembros de las bancadas minoritarias.

“Nos hemos preparado, y yo me preparé personalmente, para que este hecho histórico se desarrolle en un marco de trabajo y madurez”, indicó el ex mandatario provincial, quien además se manifestó a favor de conformar la Comisión de Participación Ciudadana “con amplitud para escuchar a todas las voces a través de un mecanismo con carácter formal e institucional, ya que podrán acercar las propuestas de diferentes maneras”.
También señaló que mantuvo contacto con el ministro de Gobierno, Adán Bahl, para conocer el avance de las obras para adaptar las diferentes lugares de trabajo (Ver aparte); y que a la vez en la Cámara de Diputados se está trabajando en un presupuesto para el funcionamiento de la Convención”, se estima que duraría entre cuatro y seis meses.

El radicalismo

El radicalismo, que mantuvo una reunión de su bloque completo el viernes en Villa Urquiza, intentará superar la disparidad numérica respecto del oficialismo (que tiene 23 miembros contra sus nueve) a través de la “socialización” de sus proyectos o posiciones, con un trabajo de bloque que ratifique la identidad partidaria y así no abandonar “ni un ápice” el segundo lugar obtenido en la elección de convencionales, de modo de “establecer una discusión y pulsear con el oficialismo en los temas a tratar”, según definen los miembros del bloque.

Prueba de esta actitud, según señalan, fue la elección de las autoridades del bloque realizadas “sin traumas”, el acuerdo al nominar a Luis Brasesco para una de las vicepresidencias de la Convención y el acuerdo en impulsar en conjunto un proyecto de reglamento propio y una decena o más de iniciativas.

Los convencionales radicales sostienen que habrá una fuerte apuesta “a reposicionar al radicalismo desde la Convención, pulseando artículo por artículo con el peronismo para ver cuánto se logra democratizar el poder y cuánto intenta retener el oficialismo”, de acuerdo a una visión que impera en las huestes radicales. “Trataremos de no caer en cuestiones demagógicas que son impropias de un partido que hizo esta Constitución”, señalan en lo que parece una alusión al bloque socialista y su polémica iniciativa de la banca número 46.

La Coalición Cívica

Santiago Reggiardo, que será presidente del bloque de la Coalición Cívica, señaló que se llegó a “un principio de acuerdo con el PJ en trabajar sobre la base del reglamento de la Cámara de Diputados”, aunque indicó que “deberá ser adecuado y se contemplará todo lo atinente a la participación ciudadana”.
El ex legislador provincial indicó que “el objetivo central de la Coalición Cívica es fijar desde la sanción del reglamento de funcionamiento de la Constitución, la definición de canales concretos de participación ciudadana”.

Alasinistas

En tanto, los miembros del bloque Viva Entre Ríos se reunieron ayer en Viale. Al término del encuentro se conocieron declaraciones del convencional Marciano Martínez, quien se mostró contrario a que el presidente de la Convención vote siempre y no sólo en caso de empate. También señaló que las coincidencias entre los proyectos de reglamento “son mínimas”. El bloque será encabezado por Augusto Alasino.

La mecánica reformista

El artículo 222 de la actual Constitución señala que la Convención funcionará en la capital de la provincia y que se instalará en el local de la Legislatura o en el que ella misma determine. Los plazos previstos son de 120 días corridos a contar desde el 22 de enero de 2008, según lo prevé la ley que declaró la necesidad de la reforma, pudiendo prorrogar –de acuerdo al artículo 223– hasta un año.

La Ley Nº 9.768, que declaró la necesidad de la reforma parcial fue promulgada a fines de mayo de 2007. La norma consigna el núcleo pétreo, es decir aquellos artículos que no se pueden modificar, y enumera también los temas habilitados.

Los convencionales son 45, la misma cantidad que la suma de los diputados y senadores. El 28 de octube fueron elegidos 23 por el Frente Justicialista para la Victoria; nueve por la Unión Cívica Radical; ocho por la Coalición Cívica-Partido Socialista; cuatro por la Alianza Viva Entre Ríos y uno por Recrear para el Crecimiento.

Núcleo pétreo

La Convención Constituyente deberá abstenerse de eliminar o modificar los principios, declaraciones, derechos y garantías. Tal el caso de la Sección I, que prevé la forma de gobierno republicana y representativa, los derechos del pueblo, la sede de gobierno, la vigencia y plenitud de los derechos y garantías, la libertad de culto, el derecho a la educación, entre otros.

Sólo podrán reverse unos pocos aspectos puntualmente señalados, como por ejemplo la anacrónica prohibición de acceder a empleo público a personas con capacidades diferentes.

Tampoco se podrán reformar derechos y garantías como la estabilidad y carrera en el empleo público, ni modificar lo previsto en la Constitución vigente en materia de seguridad social, ni alterar el Régimen Económico y del Trabajo, o modificar el sistema bicameral, ni eliminarse las garantías, derechos, obligaciones e incompatibilidades establecidas para los legisladores provinciales.

La Convención deberá abstenerse también de eliminar las previsiones actuales sobre Juicio Político; el Tribunal de Cuentas, o las figuras del fiscal de Estado, del contador y del tesorero General de la Provincia. No podrá alterar las previsiones, garantías, derechos, obligaciones e incompatibilidades establecidas para los jueces, funcionarios y empleados del Poder Judicial, ni eliminar el Jurado de Enjuiciamiento de funcionarios y magistrados del Poder Judicial.

Los convencionales no podrán variar los principios de gratuidad, obligatoriedad y laicidad de la educación pública y las obligaciones estatales en materia de Educación Común; ni modificar las previsiones actuales en lo referente a la Reforma de la Constitución, ni eliminar o modificar las disposiciones respecto del Poder Ejecutivo.
Temas habilitados

En tanto, la Convención Constituyente está habilitada para incorporar el reconocimiento del medio ambiente como patrimonio común de todos los entrerrianos y el derecho de toda persona de gozar de un ambiente sano, como así también el reconocimiento del patrimonio natural, cultural, urbano e histórico de la provincia, y promover la industria de la cultura provincial a partir de la creación de un fondo específico para su impulso y fomento.

También tendrá la posibilidad de dar rango constitucional al Consejo de la Magistratura como organismo técnico, con participación ciudadana para la selección y acusación de jueces y funcionarios del Poder Judicial, y otorgar poder constituyente a los municipios para que se dicten sus propias cartas orgánicas, discutan y diseñen su institucionalidad.

Los convencionales estarán habilitados para plasmar los principios de equidad de género y de no discriminación; constitucionalizar los derechos de las mujeres, niños, ancianos y personas con capacidades especiales y/o diferentes; como así también reconocer a los partidos políticos como instituciones fundamentales del sistema democrático y revisar el Régimen Electoral completo, respetando el sistema proporcional y de distrito único para la elección de diputados provinciales y el plazo de sus mandatos.

La ley que declaró la necesidad de la reforma posibilita además incorporar el sistema de segunda vuelta o ballotage para la elección del gobernador y vice; a introducir mecanismos de democracia semidirecta o participativa (iniciativa legislativa popular, consulta popular, revocatoria de mandatos, audiencias públicas, licencia social para emprendimientos con riesgo ambiental, entre otros) y a reformar el procedimiento para la sanción de las leyes, revisar lo referente al veto parcial del Poder Ejecutivo y actualizar las disposiciones referidas a la publicación de las normas.

También podrán los convencionales actualizar la disposición que fija en un máximo de tres el número de ministros del Poder Ejecutivo; variar la integración del Tribunal de Cuentas, permitiendo la participación de la oposición parlamentaria en dicho organismo de control; modificar la estructura del Ministerio Público, convirtiéndolo en órgano extrapoder; establecer una cláusula de participación popular y dar reconocimiento constitucional a las asociaciones civiles, sindicales y profesionales existentes en la provincia.

La convención estará habilitada para crear entes de control de empresas y de inversiones públicas y privadas prestadoras de servicios públicos, con participación popular; garantizar la autonomía de la universidad provincial y promover la enseñanza, investigación y extensión universitaria; institucionalizar el Régimen Jurídico Básico para los empleados públicos e introducir normas de ética pública y de control de gestión interno y externo de los organismos estatales, entre otros aspectos.

Fuente: UNO y Recinto.net

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password