Polémica por el jefe de Seguridad de la Legislatura porteña

Un abogado vinculado a la barra de Boca está al frente de la seguridad del Parlamento de la Ciudad.

Marcelo Rochetti fue designado oficialmente ayer por el gobierno de Macri. Es penalista y amigo del ex líder de la Doce, Rafael Di Zeo, a quien defendió en una causa por incidentes con hinchas de Chacarita. También colaboró con el ex presidente Menem, cuando era investigado por el tráfico de armas a Croacia y Ecuador.

En otra polémica decisión del macrismo, el abogado penalista Marcelo Rochetti, vinculado al ex líder de la barrabrava de Boca Juniors, Rafael Di Zeo, fue designado oficialmente como Director de Seguridad de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.

Su nombramiento fue publicado el martes en el Boletín Oficial de la Ciudad, bajo el decreto 360, en el que se acepta la renuncia del anterior jefe de seguridad, Gustavo Gerardo Porticella, y se designa a Rochetti en su flamante cargo a partir del 12 de diciembre de 2007, con la firma del vicepresidente primero de la Legislatura, Diego Santilli.

La decisión de Santilli había generado alguna sorpresa y mucha cautela por parte de otros integrantes del macrismo, como el caso de la vicejefa de Gobierno, Gabriel Michetti, quien había asegurado que mantendría una charla con el titular del bloque ‘Juntos por Buenos Aires’ a raíz de esta cuestión.

Roquetti, abogado penalista, integró el estudio jurídico del actual diputado Adrián Menem, hijo del senador Eduardo Menem. Colaboró con la defensa del ex presidente Carlos Menem en la causa por tráfico de armas a Ecuador y Croacia, investigada por el juez Jorge Urso.

También se lo vinculó al líder de una de las facciones de la barrabrava de River, Alan Schlenker, imputado en el asesinato del barra Gonzalo Acro, pero finalmente desestimó de tomar el caso, que quedó en manos del abogado Roberto Ribas.

En Boca Juniors, ingresó de la mano de José Cirillo, un agente de la Bolsa de Valores de Buenos Aires, muy cercano a Mauricio Macri, que cumplió tareas como secretario técnico en el club de la Ribera e intervino en la decisión de compras y ventas de jugadores hasta 1998.

Por aquellos tiempos, trabó amistad con un grupo de barrabravas de Boca, fundamentalmente con su ahora ex líder, Rafael Di Zeo, a quien respaldó en una causa por la que actualmente cumple condena efectiva por los episodios violentos que protagonizó en 1999 contra hinchas de Chacarita Juniors, durante un partido amistoso que debía disputarse en la Bombonera.

El abogado asumió la defensa de Di Zeo, pero no pudo evitar que el líder de la Doce terminara en prisión, donde deberá purgar una pena de 4 años y tres meses. “Hay herramientas legales que yo no inventé y las voy a utilizar para defender a mi cliente, quien llegó a la Corte como le puede corresponder a cualquier ciudadano, ya que en nuestro país para ello no se tienen en cuenta, previamente, sus condiciones personales”, había declarado Rochetti, en marzo último, al programa ‘Puntos de vista’, de Radio Del Plata.

Finalmente, el 30 de marzo de 2007, acompañó a Di Zeo hasta la puerta de la Superintendencia de Investigaciones de la Policía Federal, en Villa Lugano, donde el barra se entregó luego de permanecer prófugo 20 días.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password