La futura ley de licencia con puntaje

Adelantamos en forma exclusiva los detalles de la nueva norma vial que aprobará la Legislatura porteña el próximo 7 de febrero. Cuáles son las penas previstas.

“Me parece un proyecto que plantea un sistema moderno y razonable, pero si es verdad que tiene aspectos por mejorar, así se hará, y espero que cuando se sancione estemos todos de acuerdo”, expresaba Mauricio Macri, el pasado 11 de noviembre de 2007 al defender el proyecto de ley de tránsito que pretendía imponer un sistema de puntos para aquellos conductores que cometan infracciones, que derivaría -en caso de acumular a 20 puntos- en el retiro del carnet habilitante.

Fue en oportunidad de condenar los violentos incidentes entre gremialistas del transporte y policías que terminó con 22 heridos en los alrededores de la Legislatura, cuando se analizaba la propuesta.

Si bien es cierto que el Parlamento porteño luego de aquellos sucesos se preocupó por conformar una mesa de diálogo para profundizar los consensos, entre todos los sectores involucrados con el objetivo de acordar el contenido de la ley, al hacer un repaso del proyecto sobre el que se está trabajando y al que tuvo acceso exclusivo Parlamentario, se puede comprobar que el espíritu que prevalece en el mismo es que la seguridad vial debe ser política de Estado y como tal instrumentarla más allá de cualquier interés particular.

Dada la voluntad legislativa que reina en el cuerpo deliberativo -que es la de aprobar el proyecto- más el apoyo irrestricto brindado por el jefe de Gobierno, Mauricio Macri, la propuesta será sancionada sin más dilaciones el próximo 7 de febrero, fecha de la sesión extraordinaria convocada a tal efecto por la titular de la Legislatura, Gabriela Michetti, según publica la revista Semanario Parlamentario.

Vía libre

Los legisladores que impulsaban la sanción del proyecto dudaron en darle celeridad al trámite legislativo a raíz de no saber el alcance real que tendría el mismo, ya que el ingreso a la ciudad de Buenos Aires de alrededor de un millón de automóviles por día desde la provincia de Buenos Aires y radicados en la misma hacía suponer una aplicación inequitativa de la ley, ya que los mismos no serían alcanzados por la normativa a aprobarse. Ello quedó descartado la semana anterior.

Es que en la oportunidad, los Gobiernos de la Ciudad y de la provincia de Buenos Aires acordaron la creación de un registro único de infractores de tránsito entre los dos distritos y aseguraron que el mismo tenía como fin “acabar con los accidentes viales” y que serviría “para ordenar el tránsito”.
Este acuerdo reforzó el convencimiento de los legisladores de que un ordenamiento del tránsito era imprescindible y fundamentó la imperiosa necesidad de instrumentar el programa de “Licencia con puntaje” al considerar que permitirá reducir los accidentes y la siniestralidad en la vía pública.

Trámite parlamentario

El trámite legislativo mediante el que se instrumentará el sistema de “Licencia con puntaje” se establecerá a través de la incorporación al Código de Tránsito y Transporte de la Ciudad, del título undécimo denominado “Del sistema de evaluación permanente de conductores”. Además el proyecto prevé introducir modificaciones a la norma que regula el tránsito y transporte en la Capital Federal.

Al respecto, estipula que la fecha de vencimiento de las licencias de conducir no tienen prórroga de ningún tipo y que la validez máxima de las mismas será reducida al momento de su renovación si el conductor hubiera alcanzado los cero puntos ante el Sistema de Evaluación Permanente de Conductores (SEPC). Así, “si en los cuatro años anteriores a la fecha de finalización del trámite el conductor alcanzó 0 punto una vez ante el SEPC, la validez máxima se reduce en un cuarto a la correspondiente a su edad. Si en los cuatro años anteriores a la fecha de finalización del trámite el conductor alcanzó los cero puntos dos veces en el SEPC, la validez máxima se reduce se reduce a la mitad de la correspondiente a su edad. Si en los cuatro años anteriores a la finalización del trámite el conductor alcanzó los cero puntos tres veces en el SEPC, la validez máxima se reduce en tres cuartos de la correspondiente a su edad”.

También está previsto la concurrencia a clases de actualización de normas de tránsito y prevención de accidentes de los conductores que cometan determinadas infracciones, las que serán dictadas por la autoridad otorgante o por quien ésta decida.

El proyecto de ley a aprobarse el próximo 7 de febrero consta de 20 artículos. El último de forma y contiene un anexo que expone de manera taxativa los alcances del denominado Sistema de Evaluación Permanente de Conductores.
La norma en cuestión, además, introduce modificaciones al Régimen de Faltas de la Ciudad y que hacen a la responsabilidad del propietario en faltas de tránsito, determinando que al no ser identificado quien comete una infracción responde por la misma el titular registral del vehículo.

Las reformas a insertar en el citado régimen establecen, asimismo, un sistema de pago voluntario de multas aunque regiría solamente para las faltas que tengan prevista como sanción “exclusiva y única la multa” y no se aplicará en las figuras que expresamente lo excluyan.

Se incorpora al código también una enumeración de los distintos tipos de sanciones que se aplicarán ante las faltas cometidas; habrá sanciones principales: 1. Multa; 2. Inhabilitación; 3. Suspensión en el uso de la firma; 4. Clausura; 5. Decomiso. Sanciones sustitutivas: 1. Amonestación; 2. Obligación de realizar trabajos comunitarios; 3. Concurrir y aprobar cursos específicos de educación vial y prevención de siniestros de tránsito con contenido de derechos humanos y como sanciones accesorias se estipula la concurrencia a cursos especiales de educación y capacitación.

Se incorporan al Régimen de Faltas de la Ciudad de Buenos Aires, asimismo, una serie de articulados que establecen un sistema de inhabilitación de la licencia de conducir, la obligatoriedad de concurrir y aprobar cursos especiales de educación vial y prevención de siniestros de tránsito con contenido de derechos humanos y determina los criterios a seguir en la aplicación de sanciones por faltas cometidas y también se prevé la atenuación de penas en determinadas circunstancias.

La norma modificatoria dictamina que el Registro de Antecedentes de Tránsito deberá coordinar su actividad con la Unidad Administrativa de Control de Faltas, el Poder Judicial de la Ciudad de Buenos Aires, y los Registros Nacionales de Antecedentes de Tránsito y de la Propiedad del Automotor, dependientes del Poder Ejecutivo Nacional estableciendo que el citado Registro contendrá “toda la información relativa a los pagos voluntarios, condenas, actos de rebeldía y al puntaje del Sistema de Evaluación Permanente de Conductores”, además de concentrar los datos estadísticos sobre licencias de conductor y accidentología vial.

Evaluación y sanciones

Con respecto a este tema el proyecto de ley que se pondrá a consideración del pleno de la Legislatura el próximo 7 de febrero establece las sanciones a imponerse por aplicación del Sistema de Evaluación Permanente de Conductores (SEPC).

Señala que corresponden las sanciones que a continuación se detallan de acuerdo con el puntaje alcanzado por aplicación del mencionado sistema, sin perjuicio de las multas que correspondan: a) Cuando un conductor alcance los cero puntos por primera vez, se aplica como sanción la inhabilitación para conducir por el término de 60 a 90 días; b) Cuando un conductor alcance los cero puntos por segunda vez, se aplica como sanción la inhabilitación para conducir por el término de 90 días a un año; c) al alcanzar los cero puntos por tercera vez, la inhabilitación será de un año a tres años; d) al alcanzar los cero puntos por cuarta vez, la sanción de inhabilitación para conducir será por diez años.

Según reza el texto de la propuesta legislativa, la ley entrará en vigencia según lo establezca su reglamentación, la que deberá dictarse dentro de los 90 días de publicada la norma.

Licencias con puntaje o scoring

Mediante la incorporación al Código de Tránsito y Transporte de la Ciudad de Buenos Aires, del Título Undécimo denominado “Del sistema de evaluación permanente de conductores” se establece un régimen de asignación de puntaje a cada conductor poseedor de licencia de conducir otorgada por el Gobierno porteño, el que irá decreciendo en función de las infracciones comprobadas a algunas de las normas de tránsito.

Al momento de la efectiva implementación del Sistema a cada conductor se le asignarán 20 puntos. Igual criterio regirá para quienes obtengan su licencia por primera vez.

Se descontarán puntos por infracciones a las normas de tránsito de acuerdo a la escala establecida en el artículo respectivo del SEPC. Las autoridades competentes determinarán en la resolución los puntos a descontar. El puntaje actualizado deberá constar en el Registro de Antecedentes de Tránsito de la Ciudad.

El Sistema de Evaluación Permanente de Conductores estipula un programa de reasignación y prescripción de puntos que indica que cada descuento parcial de los mismos queda sin efecto a los cuatro años de su registro y determina además, que los conductores podrán recuperar voluntariamente tres puntos si presentan certificado de asistencia y aprobación de un curso especial de educación vial.

También el SEPC contempla beneficios para los conductores que nunca hayan alcanzado los cero puntos en el SEPC y que no registren descuento de puntos en los 365 días anteriores a la fecha de vencimiento de sus licencias. Estos pueden ser administrativos o podrán acceder a bonificaciones en el valor de las tarifas vigentes.

Escala para descuentos de puntos

El puntaje a descontar se establece a criterio del controlador administrativo o el juez, de acuerdo con la siguiente escala:

Se descontarán de 1 a 4 puntos:
A los sancionados por conductas que violen los artículos que regulan la portación del cinturón de seguridad y el uso respectivo. Se debe utilizar el tipo de cinturón de seguridad inercial (tres puntos o de cintura) que corresponda de acuerdo a la ubicación del ocupante en el vehículo. Las bolsas de aire (air bags) en el vehículo no sustituyen al cinturón de seguridad ni eximen de la obligación de su uso.

El descuento de esta misma cantidad de puntos también regirá para quiénes no respeten las siguientes reglas: con luz verde a su frente, avanzar; con luz roja, detenerse antes de la senda peatonal o de la línea demarcada a ese efecto; en luz amarilla, detenerse en caso que no alcance a transponer la encrucijada antes de la luz roja.

Con luz intermitente amarilla, efectuar el cruce con precaución.

Con luz intermitente roja, detener la marcha, reiniciándola sólo cuando tenga certeza de la inexistencia de riesgo alguno. Con luz intermitente roja de la señal ferroviaria o cuando comienza a descender la barrera, detenerse. No rigen las normas comunes sobre el paso en encrucijadas. En intersecciones semaforizadas de arterias de doble sentido de circulación está prohibido girar a la izquierda, excepto si existe señal luminosa específica que lo permita.

Se descontarán de 5 a 8 puntos en los siguientes casos:

A los conductores que infrinjan la prohibición de transportar menores de 12 años o mayores a esa edad pero de talla inferior a un metro con veinte centímetros en los asientos delanteros. También está prohibido transportar bebés o niños en brazos en los asientos delanteros

En las arterias de doble mano, los vehículos no deben sobrepasar el eje de la calzada. Se prohíbe el giro en U o retome. En intersecciones semaforizadas de arterias de doble sentido de circulación está prohibido girar a la izquierda, excepto si existe señal luminosa específica que lo permita.

A quienes excedan los limites máximos de velocidad en las vías rápidas que será de 100km/h para todos los vehículos, excepto los de transporte de carga y de pasajeros de más de 3.500 kg, para los que será de 80 km/h.

La misma pena recibirán quiénes superen los límites especiales de velocidad establecidos para calles y avenidas en las encrucijadas sin semáforo.

Se descontarán de 9 a 12 puntos:

A los conductores que disputaran u organizaran competencias de destreza o velocidad con cualquier vehículo en la vía pública. Se consideran agravantes la violación de otras normas de tránsito y el empleo de vehículos modificados o preparados para aumentar su velocidad máxima normal o la potencia de su motor.

Serán sometidos a esta escala quienes conduzcan con impedimentos físicos no contemplados en la licencia habilitante, o con alteraciones psíquicas, o habiendo consumido o incorporado a su organismo, por cualquier método, sustancias que disminuyan la aptitud para conducir.

Quiénes conduzcan cualquier tipo de vehículo con más de 0,5 gramos de alcohol por litro de sangre también serán sometidos a estas penalidades.

Fuente: Semanario Parlamentario

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password