Avatares de la deuda con el Club de París

Al igual que con el FMI, ahora se saldará la deuda total con el organismo. Es un mensaje para los inversores.

Semanas atrás, el ministro Martín Lousteau y el embajador de los Estados Unidos, Earl Wayne celebraron en una reunión anunciada con bombos y platillos donde acordaron buscar “alternativas para normalizar las relaciones de la Argentina con los países del Club de París”, con los que el país tiene una deuda por 5.800 millones de dólares.

Durante el encuentro, el embajador se limitó a “mostrar disponibilidad” para trabajar en conjunto, mientras que Lousteu se encargó de recordar la ya conocida postura argentina respecto de no aceptar una auditoría del Fondo Monetario Internacional (FMI) que, se supone , debería cumplir el rol de evaluar la capacidad de pago de un país que reestructura sus obligaciones.

El Gobierno nacional saldó en enero de 2006 todas las obligaciones con el organismo multilateral de crédito que ahora encabeza Dominique Strauss Khan, y desde entonces pretende que el FMI avale las metas macroeconómicas y presupuestarias y que realice una revisión rutinaria, sin necesidad de comprometerse con un nuevo programa de crédito.

El problema de arrastre con el Club de París viene desde fines de 2001, cuando Argentina dejó de pagar su deuda en pleno estallido de la crisis política y económica, cuando cayó en default. Del monto de 5.800 millones de dólares, ya vencieron ahora unos 4.800 millones, mientras que el saldo restante vence entre este año y el próximo.

Según lo trascendido, y pese a lo poco fructífero de la reunión, ahora el Ministerio de Economía evalúa la posibilidad de un acuerdo por un plazo no menor a los seis años para saldar la totalidad de la deuda, pero las gestiones se llevan a cabo con un gran hermetismo, sobre todo en un momento donde se agigantan los rumores sobre la posible salida del actual ministro Lousteau.

Desde el radicalismo, la diputada nacional Sandra Rioboó denunció en diálogo con Parlamentario que “el Gobierno tiene como prioridad llegar a un acuerdo para cancelar la deuda con el Club de Paris merced a una serie de créditos y empréstitos que tiene acordados con entidades financieras y bancarias del viejo continente, entre otros, con el Banco Societé General, de origen francés, quien financiará con una elevadísima tasa de interés, la construcción del faraónico tren bala”.

En ese sentido, la diputada bonaerense opinó que “habiendo saldado su deuda con el FMI, la Argentina debería tener otras prioridades en el horizonte”. “Queda en evidencia la necesidad del Gobierno de cerrar un acuerdo para cancelar la deuda porque los créditos europeos vienen a una tasa elevadísima”, razono Rioboó.

Las naciones que integran el consorcio de países del Club de París son, además de los Estados Unidos: Alemania, Francia, Japón, España, el Reino Unido, Canadá, Holanda, Italia y Nueva Zelanda.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password