Las negociaciones con el campo fueron el eje central del informe de Alberto Fernández

"De todo el ingreso público solo el 12% corresponde a las retenciones", aseguró el jefe de Gabinete ante los senadores, quienes lo esperaron más de 5 horas. "Las retenciones móviles son más justas que las retenciones fijas", definió Alberto Fernández.

Pasadas las 20:30, el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, comenzó su informe de gestión en la Cámara alta. Luego de pedir disculpas por las demoras, el funcionario comenzó a detallar la política agropecuaria del Gobierno.

El funcionario manifestó su necesidad de seguir el debate en otro momento pese a que aceptó algunas preguntas puntuales de los senadores presentes. El jefe de Gabinete destacó que la jornada fue muy dura, en relación al conflicto con el campo, pero “resultó ser muy útil”.

“La reunión fue muy buena y fue muy útil. Vamos a liberar la exportación de vacas y en el fin de semana vamos a liberar el resto. Sirvió también para dar un escenario claro para la político en materia de la producción de trigo, entre otras cuestiones que trajeron claridad al conflicto”.

Como principio de su presentación, el jefe de Gabinete se refirió al conflicto que mantiene el Gobierno con el campo. Según el funcionario, el marco complejo comenzó ayudado por la situación internacional de los alimentos, en donde cada vez es más difícil para los países del mundo “abastecer a sus pueblos”.

“Se sabe que los alimentos explotan por sus precios”, afirmó Fernández y destacó que “la Argentina es vista como uno de los centros cerealeros del mundo lo cual la hace más atractiva”.

Así señaló que el Gobierno intentó mantener los precios internos accesibles para el mercado nacional sin que esto afecte a los productores agrícolas.

“Pensamos en las retenciones móviles porque son infinitamente más justas. El Estado participa con el mejor rendimiento del productor y pierde junto al productor”, dijo.

Fernández destacó que el cultivo de la soja implica el 50% de la tierra sembrada y que el resto se divide entre el maíz y el trigo. A su vez, señaló que la producción de la oleaginosa es en un mero 20% producida por los pequeños productores. “Todo lo demás es realizado por los grandes pooles sojeros”.

“Muchos aprovechan este conflicto para usarlo políticamente de un modo tramposo. Y nosotros no podemos encerrarnos en ese debate, es imperioso que salgamos de la trampa y pensemos en el futuro, que es absolutamente promisorio para el campo argentino”, agregó al conflicto que, advirtió, se enmarca en una situación mundial en donde varios países ya “cerraron sus fronteras para la exportación de alimentos”.

Durante toda la jornada, la Cámara de Senadores de la Nación se mantenía expectante a la llegada del jefe de Gabinete, Alberto Fernández, quien debe presentar el primer informe de gestión de la presidencia de Cristina Kirchner.

Aunque el encuentro estaba pactado para horas de la tarde, desde la jefatura de Gabinete se advirtió que el funcionario no llegaría a horario debido a que primero se reuniría con representantes de las entidades rurales, para terminar de resolver los acuerdos en el plano político dentro del conflicto que mantiene el Gobierno con el sector rural.

La semana pasada, Alberto Fernández había suspendido la presentación por “temas de agenda” en relación con las diversas reuniones que mantuvo el funcionario con las entidades agrarias, a lo que se sumó el alejamiento del ministro de Economía, Martín Lousteau.

Entre los principales temas que los senadores tendrán entre sus cuestionamientos, se pedirán explicaciones acerca de la situación con las organizaciones rurales, el nivel de inflación y otras cuestiones de agenda, que ocuparon los primeros meses de la mandataria Cristina Kirchner.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password