Fue por un rato y se quedó más de cuatro horas

El debate se extendió hasta cuando faltaban quince minutos para la 1 de la madrugada. En su transcurso, Fernández escuchó los reproches de la oposición, duras críticas, algunas en tono muy encendido, y respondió de igual manera. Al final, hubo elogios mutuos por su presencia y augurios para que ello representara un inicio del diálogo institucional. “Somos muchos los que queremos transformar la argentina, doctor Fernández, y la Presidenta lo sabe”, le dijo el jefe del bloque radical, expresando su rechazo a que el Gobierno quiera mostrarse dueño de todo el poder.

“Los jefes de Gabinete también nos cansamos”, dijo Alberto Fernández al cabo de su mensaje inicial de cuarenta minutos, el tiempo que hubiera deseado quedarse, de no haber concedido escuchar los argumentos de la oposición.

Una oposición que garantizó al principio que dejaría las discusiones profundas para otra oportunidad, para cuando estuviera más “en forma” para afrontar el debate, tal cual propuso Alberto Fernández, quien había adelantado allá por las 21.10 que “me quedan pocas fuerzas” después de un día intenso de negociaciones con el campo, signadas –cabe acotarlo- por versiones de una eventual renuncia suya, incluso.

“No lo vamos a someter a una tortura personal”, le aseguro el jefe del radicalismo, Ernesto Sanz, quien le agradeció de paso que hubiera venido, como a continuación hicieron casi todos los senadores que hicieron uso de la palabra. Pero al ser el primer senador de la oposición en hablar, resaltó la presencia de Fernández en el Senado como “un hecho institucional que nos debíamos” e insistió en que “no pretendemos hacer de esto una tortura”.

A continuación hablaron todos los senadores anotados para hacer uso de la palabra, comenzando por el radical Alfredo Martínez, que desvió por un momento el tema de discusión, capitalizado enteramente por el campo. El santacruceño Martínez habló de la energía y los temores existentes desde la oposición sobre el tema. Concluyó sus palabras advirtiendo que “si no se avanza en atacar estos problemas, el tema del campo se va a repetir en el área de los hidrocarburos”.

Luego habló otro Martínez, José Carlos en este caso, el senador fueguino del ARI, quien habló del tema gas y reclamó porque se le compre gas a Bolivia y hasta a Trinidad Tobago y no se invierta en su provincia para extraer el gas que se podría producir. En ese marco, reclamó saber cuál va a ser la política en materia de inversiones y se quejó porque Tierra del Fuego no está en el Plan Federal de Inversiones.

Tras él, el jefe del bloque oficialista, Miguel Angel Pichetto elevó una moción para que a las 23 concluyera el debate. Faltaban casi una hora y media y ese fue justamente el lapso que se extendió de más la sesión, que concluyó cerca de la 1.

A su turno, María Eugenia Estensoro reclamó porque el jefe de Gabinete no concurriera todos los meses al Congreso como ordena la Constitución. “Sólo vino seis veces al Senado, de 30 que debería haberlo hecho”, se quejó, dejando abierta la pregunta de si Fernández pensaba cumplir “viniendo todos los meses al Congreso”.

Tras ello, dejó abierta su inquietud sobre el Observatorio de Medios propuesto por el Gobierno.

Luego siguieron discursos para todos los gustos. Estuvieron quienes se enojaron, como la catamarqueña María Teresita Colombo, quien se quejó porque no la dejaron extenderse, y más tarde se la vio muy enojada porque le concedieran la palabra al oficialista Roberto Urquía para hablar de la producción del maní. También se enojó Adolfo Rodríguez Saá, quien lo interpeló directamente al jefe de Gabinete por sentir que la provincia gobernada por su hermano resulta discriminada por el Gobierno nacional.

Rubén Giustiniani mostró un mensaje más medido, cuyo eje volvió hacia el tema campo, como ya antes lo había llevado el pampeano radical Juan Carlos Marino.

A su turno, el jefe del Partido Radical disparó duramente contra el Gobierno nacional. Gerardo Morales dio datos de la inflación, se quejó por el manejo general de la política que hace el kirchnerismo y hasta regó de sospechas a varios funcionarios, particularmente el secretario de Transportes, Ricardo Jaime.

Llegaría más tarde la respuesta del jefe de Gabinete, exaltado por momentos, que concluyó finalmente entre sonrisas y hasta elogios desde la oposición. Lo expresó el jefe del bloque radical, Ernesto Sanz, en el discurso final de parte de la oposición, iniciado sobre la medianoche. En su mensaje, destacó el papel del jefe de Gabinete por haberse quedado hasta esa hora, más allá de su pedido inicial, olvidándose del cansancio y hasta dando muestras de su buena memoria, aunque aclaró que “a veces es selectiva”.

“En algunas se ha salido de la banquina”, admitió Sanz, quien coincidió con el jefe de Gabinete en que “los enemigos no están aquí; los enemigos de la Argentina no están en este Congreso. Lo que queremos recuperar es, en el marco de un país que ha perdido el diálogo, el diálogo institucional”.

Sanz destacó que las cosas que en los últimos dos meses “quedaron en el camino”, citando la “tranquilidad social, que ha estado en riesgo; el recrudecimiento de la inflación y el desabastecimiento. La violencia, verbal y en los hechos, en algunas ocasiones”.

El jefe del bloque radical destacó que muchas cosas quedan en el balance de los últimos dos meses y “vamos a convenir que han sido más las pérdidas que las ganancias” y agregó que “nosotros venimos propiciando que uno de los métodos para que estas cosas no ocurran es recuperar el diálogo institucional”.

“No podíamos esperarlo parapetados detrás de una casamata con los fusiles en la mano”, ironizó el senador mendocino, que aclaró que el jefe de Gabinete también “algunas veces en sus discursos agrede”, frente a lo cual aclaró que “el tono que nuestro bloque le ha dado ha sido el tono del aporte, de la construcción”.

En ese marco insistió en la necesidad de “recuperar el diálogo constitucional” y destacó que “hay muchas cosas pendientes para el debate”, y se preguntó dónde se va a dar el debate, respondiéndose que el Congreso era un espacio. “No el único –aclaró-; otro es el de los partidos políticos”.

Reconoció que el oficialismo recuperó su partido político, su conductor, y aclaró que le parecía bien, aunque advirtió que el ex presidente Kirchner –a quien no nombró puntualmente- “es algo más que el presidente del justicialismo”, señalando que “cada vez que abre la boca estoy convencido que es algo más. Su libertad de expresión ha terminado lesionando metodologías y acciones del Gobierno que no se han traducido en resultados”.

Insistió en reclamar el diálogo desde los partidos políticos, así como Rodríguez Saá “reclama el diálogo institucional desde su provincia”.

“En las crisis, en los problemas, la política tiene un rol esencial y nosotros le reconocemos a este gobierno que le devolvió credibilidad a la institución presidencial”, destacó Sanz. “Y le reconocemos también, y alguna vez lo hemos discutido con quien hoy es Presidenta, que la política tiene como visión no defraudar a la gente –agregó-. El gran desafío es tratar que las cosas que se pueden hacer colectivamente, no se hagan desde la unilateralidad, desde la personalidad dueña de todo el poder, porque pasan todas estas cosas que han pasado con el campo”.

Así fue que Ernesto Sanz advirtió que “si una resolución como la 125 –retenciones móviles- hubiera pasado por el Congreso, hubiera tenido 20 días de debates, análisis, reflexiones, ¿saben cuántas cosas nos hubiéramos ahorrado? Y el oficialismo hubiera podido sacar lo que hubiera querido, porque el número les sobra”.

Recordó que en el gobierno de Alfonsín, mandar algo al Congreso generaba todo un debate, pero “ahora este gobierno puede mandar todo lo que se le ocurra y hubiera salido una resolución impecable”.

“Somos muchos los que queremos transformar la argentina, doctor Fernández, y la Presidenta lo sabe, transmítaselo –le dijo-. Pero nosotros, para poder transformar, necesitamos ser escuchados. Lo que queremos es dar una señal en una Argentina que ha perdido el diálogo, que ha elegido vías de confrontación”.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password