El debate en comisión se define el miércoles

La discusión en el plenario de comisiones sobre el proyecto sobre retenciones pasó a un cuarto intermedio hasta el mediodía de este miércoles. El debate fue a puertas cerradas en la Cámara baja del proyecto sobre las retenciones. Este martes a las 15 se reúne el bloque kirchnerista para unificar criterios. La oposición espera los resultados de esta reunión.

Llegó la hora de la verdad en el Congreso, donde a partir de este lunes, comenzó la discusión entre los legisladores para lograr un dictamen que permite llevar al recinto el polémico proyecto que ratifique o modifique la resolución 125 y sus modificatorias.

Estaba previsto para que comenzará a las 17, pero dio inicio a las 18, la reunión de las comisiones de Agricultura y Ganadería, y de Presupuesto y Hacienda, donde se tendrán en cuenta las discusiones realizadas a lo largo de la última semana, como así también las propuestas alternativas y complementarias ofrecidas en los últimos días.

El diputado, ex presidente de la Comisión de Presupuesto, Carlos Snopek, fue el que abrió el debate y opinó que tecnicamente las retenciones son “un buen instrumento para que el Estado tome, se apropie de una porción de una renta derivada de una direfencia importante a la ganancia ante las ventajas de precios internacionales”.

“Los motivos se legitiman en cuanto una comunidad hace el esfuerzo en un conjunto de acciones para que un parte obtenga rentas extraordinaria. Digamos que es un impuesto a las ganancias extraordinarias”, aseguró el legislador jujeño.

“Hay que buscar una política para equilibrar a un campo competitivo, que ha tenido el esfuerzo de su gente, pero hay que conciliar con la competitiviad de otros sectores de la economía, que tienen mayor capacidad de crear trabajo pero no son tan redituables”, aseguró Snopek, quien concluyó: “Todos tenemos que hacer un esfuerzo porque el conjunto de los argentinos estamos manteniendo un valor de cambio monetario”. “Hay que hacer corrección para homogeneizar a toda la diversidad, sin cometer injusticias”.

El jefe de bloque radical, Oscar Aguad, le contestó a Snopek que “los argentinos nos enamoramos de cualquier cosa pero no nos enamora un recurso extraordinario como el petróleo”.

“La sociedad tiene angustia por lo que está pasando. El bloque de la mayoria puede llamarnos al encuentro y lo exhortamos al Frente para la Victoria a que llegue a una idea de país que nos involucre a todos; no nos venza sino que nos convenza”, dijo Aguad.

El titular de la Coalición Cívica, Adrián Pérez, reconoció que sirvieron las exposiciones de la semana pasada. “Queremos un país productivo y con distribución del ingreso un país con campo y con los demás sectores”, dijo Pérez, quien destacó las acciones públicas de Brasil respecto al agro.

“La discusión de la resolución 125 es la discusión del país que queremos”, aseguró el legislador bonaerense.

Sobre las retenciones, Pérez sostuvo que “el aumento de las retenciones no explica una mayor distribución de la riqueza”.

El jefe del PRO, Federico Pinedo, fijó la posición del bloque al asegurar que “el Gobierno nacional usó políticas represivas a la producción, donde llevó a que se produzca menos y el crecimiento de la sojización”.

Las retenciones “son impuesto muy negativo que castiga a todos por igual; afecta a los pequeños productores y a los que están en zonas marginales”, dijo Pinedo, quien agregó: “También vulnera de manera directa al federalismo porque son impuestos no coparticipable, y la Nación le quita recursos a las provincias”.

“No se estan usando las retenciones para cuidar la mesa de los argentinos sino para otros menesteres. No podemos negociar que el Ejecutivo emita imuestos, porque los Congresos van a estar desaparecidos”, concluyó el legislador de la Ciudad.

El socialismo, desde su líder de bancada, Silvia Augsburger, reconoció que “las retenciones fueron óptimas para la salida de la crisis, pero ahora, está demostrado que las retenciones no han sido un instrumento eficaz para evitar frenar la sojización”.

“Pretendemos modificar la resolución 125, segmentar las retenciones entre grandes, medianos y pequeños produtcores, y establecer una agenda parlamentaria para resolver problemas de otras producciones que no tienen que ver con la soja”, manifestó la santafesina Augsburger.

El puntano Luis Lusquiños, presidente del bloque del FERJULI, destacó que “lo primero que se debe decir es que la resolución 125 son ilegales, porque son inconstitucionales”. “El artículo 2 no solo pide que den legalidad a la resoluciones 125, sino que quieren que avalemos el Derecho Aduanero y sus modificatorias”, señaló.

“Es muy dificil abrir este proyecto porque está redactado como si hubieran enviado un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU). Aprobar esto sería parecido a un suicidio colectivo”, disparó Lusquiños, quien agregó: “Las retenciones son un artilugio para eludir la coparticipación y vaciar las provincias”.

“Las retenciones son antiperonista”, remató el legislador que responde a las filas de Adolfo Rodríguez Saá.

El jefe de bloque del SI, Eduardo Macaluse, planteó que “fue innecesario prolongar el conflicto entre el campo y el Gobierno, pero si no se abre esta iniciativa, votaremos en contra, porque aprobando este proyecto como está, el conflicto va a continuar”.

Por su parte, el diputado de Proyecto Sur, Claudio Lozano, volvió a reiterar la denuncia sobre que “las retenciones en sus valores actuales se les cobra a los productores pero no se le liquida al Estado. La diferencia llega a casi 20 puntos y esto se pudo hacer porque hubo una colaboración de los funcionarios del Gobierno y varios representantes legislativos”.

Los aliados del kirchnerismo, la Concertación Plural, la diputada Laura Montero afirmó que “hay que sacar una ley de consenso”. “Las retenciones son una herramienta que pueden ser válida para usarse como mecanismo de redistribución, pero genera varios inconvenientes como la rentabilidad de los productores”, dijo la legisladora, quien planteó que los aliados al Gobierno estarán en “una posición media para lograr un equilibrio claro” entre las partes.

La diputada salteña del Partido Renovador Diez “esta política no está llevando el pan a la mesa a un precio razonable. Este fondo está vacío y no hay con que llenarlo. Yo le pido que trabajen en el marco de la Constitución”.

El legislador Miguel Bonasso, quien era aliado al Gobierno, dijo que este conflicto “desnudó que en diciembre de 2001, en algunos aspectos está cerca y en otra está lejos, porque todavía hay una distancia entre representados y representantes”.

“Este proyecto de ley va mucho mas alla de ratificar lo dispuesto por el Poder Ejecutivo nacional con la resolución 125”, manifestó Bonasso, quien agregó: “Hay que restablecer la paz social que está alterada”.

“El número es fundamental para respaldar, pero también creo que las conyunturas de graves turbulencias social, los Parlamentos son los mejores espacios para lograr consensos. Esta ley no va a resolver el problema del campo”, continuó.

“Estoy a favor de las retenciones móviles, pero creo que no podemos discutir a libro cerrado nada. Hay que introducir todas las modificaciones que aparezcan del consenso”, sostuvo Bonasso.

“Muchos se confunden feudalismo con federalismo”, disparó. Y recordó que “no se puede sacar una ley por presión como fue al vapor de Blumberg. No se puede poner parches al campo”.

Desde el Encuentro Popular y Social, el diputado Sergio Basteiro, dio su apoyo al proyecto del Poder Ejecutivo.

A esta reunión no fue permitido el ingreso del público. Por el contrario, sólo se habilitó el acceso al salón a legisladores, a sus colaboradores y a los medios de prensa, a fin de evitar que se reproduzcan los incidentes registrados la última semana.

Los tiempos parlamentarios establecen el siguiente cronograma alternativo: martes, discusiones en bloques; miércoles, fecha tope para lograr el dictamen correspondiente; jueves, debate en el recinto, si se logra acuerdos.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password