Calma radicales

La última sesión de la Cámara alta -el pico más alto de enfrentamiento se dio paradójicamente entre dos senadores radicales- dejó helados a todos los presentes por el tono de…

La última sesión de la Cámara alta -el pico más alto de enfrentamiento se dio paradójicamente entre dos senadores radicales- dejó helados a todos los presentes por el tono de confrontación entre dos legisladores boinas blancas.

La discusión se originó por la participación del gobernador K Miguel Saiz en el acto de Néstor Kirchner por el relanzamiento de la Concertación. “Fue patética y cobarde”, dijo sin tapujos el jefe del bloque de la UCR Ernesto Sanz, para criticar a “quienes acompañan al poder solamente porque se benefician del poder” y remató que los correligionarios cooptados por el Gobierno “no acompañan desde la convicción, sino desde la conveniencia”.

Ni bien pronunció la última palabra, Sanz le salió al cruce el rionegrino Pablo Verani, un ex radical K. “No tiene nada de cobarde sino de valiente, porque los cobardes se esconden y mi gobernador se muestra”, para luego enrostrarle al mendocino que “a mí además, me enseñaron que los trapitos se lavan en casa”. Sin dudas, un pase de facturas con correlato impredecible.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password