“Espero que pasemos de la democracia de atrás de las cortinas”

El presidente de la Comisión de Agricultura, Alberto Cantero Gutiérrez, señaló a la oposición como culpable de no sancionar leyes para el campo.

Por Julio El Alí

“Tranquilo, pausado y con ganas de escuchar a todos”. Así se definió el diputado oficialista que tuvo su mayor exposición mediática en las históricas discusiones en el plenario de la Comisión de Presupuesto y Agricultura de la Cámara baja, por las retenciones móviles y la polémica resolución 125.

Alberto Cantero Gutiérrez, el hombre que pinta canas y con experiencia como rector de la Universidad de Río Cuarto -Córdoba- le permitió sobrellevar la responsabilidad de conducir una ardua discusión con la presión de los productores agropecuarios.

Cantero debutó como presidente de la Comisión de Agricultura y tuvo un año muy complicado. Pero con una nula efectividad porque, al final, el Congreso no sancionó ninguna ley vinculada al agro. Sin embargo, fiel a su estilo, el kirchnerista Cantero no se esconde y da la cara. En una charla con Parlamentario realizó un balance del año legislativo y disparó contra la oposición.

– ¿Quedaron muchos proyectos sin tratar?

– Nos han quedado varios proyectos con dictamen de comisión. Entre ellos un nuevo sistema para declarar la emergencia agropecuaria.

– Pero ese proyecto está desde antes que se discutía la resolución 125 y no se aprobó en el recinto…

– Nosotros hicimos todo el esfuerzo para modificarlo y armar un proyecto escuchando las ideas de todos. Lamento mucho que la oposición en la última sesión, se levantó y se fue.

– ¿Es culpa de la oposición que no se aprobó la emergencia agropecuaria?

– Cada uno sabe como actuó. Yo se que el pequeño productor de la agricultura familiar necesitaba este nuevo sistema. También habíamos emitido dictamen favorable a un proyecto que prevé un régimen de promoción para toda la cadena de bovinos de carne en un plan integral.

– ¿De qué se trata ese plan?

– Fundamentalmente, es una iniciativa para favorecer el sector de la ganadería y aquellos pequeños ganaderos que luchan día a día sin el apoyo de los grandes pooles. Se pensaron medidas que favorecían en un plan integral, para la parte de cría y engorde, con nuevo sistema de comercialización. Pero no se aprobó.

– ¿Por qué no se aprobó?

– Lamento decirlo, pero la oposición se levantó y se fue. El proyecto tenía las firmas de todas las comisiones, pero los diputados de la oposición se fueron y no pudimos aprobarlo.

– Además de estas iniciativas, ¿que otros proyectos quedaron sin tratarse?

– Hay un proyecto de la cuota Hilton, otro de un mayor control ambiental en los alimentos y algunos más que tienen dictamen por la Comisión de Agricultura pero no se han podido tratar en el recinto por diferentes motivos.

– ¿Cómo fueron los primeros meses de trabajo de la comisión?

– Tuvimos un primer semestre del año sesgado por el conflicto con el campo y la discusión de las retenciones. El resultado final fueron cuatro meses donde se trató de mejorar la propuesta del Poder Ejecutivo, donde se lograron modificaciones para que hubieran segmentaciones y muchas ventajas para los pequeños productores.

– ¿Qué dejó esa discusión?

– Sin dudas marcó un antes y un después para la relación entre la gente y el Congreso nacional. Dejó un saldo ejemplar de mucho trabajo entre diferentes sectores de la ciudadanía y los legisladores. El Congreso recuperó su valor con el tratamiento de las retenciones.

– Pero el Congreso no aprobó ninguna ley vinculada al agro…

– Sí, hubieron varias leyes.

– ¿Cuáles?

– Las declaraciones de emergencias por efectos climáticos, como la sequía, por ejemplo.

– En efecto, los temas que se discutieron en las recordadas reuniones de comisión, no se aprobaron…

– Lamentablemente, tenemos la aprobación de varios proyectos en la Comisión de Agricultura, pero se nos va la oposición.

– Entonces es la oposición que no quiere aprobar los temas más polémicos que ya tienen dictamen…

– No quiero abrir juicios de valor. Sólo me remito la objetividad de cómo son las cosas. Dos meses estuvo en el Plan de Labor el proyecto marco para declarar la emergencia agropecuaria y no tuvimos la voluntad de la oposición que se levantó en la última sesión.

– ¿Pero el problema es puntual con este proyecto?

– No lo se. Teníamos también incluido para tratar un proyecto para prevenir la plaga a los cítricos -el grinning- que es gravísimo y tampoco lo hemos podido aprobar. Hay que sumar la iniciativa de promoción a todas las poblaciones rurales de menos de cinco mil habitantes, que tampoco se pudo tratar. Y esto último no es algo liviano, ya que el 80% de las regiones de la Argentina sería promocionada y, sin embargo, quedó en veremos.

– En este marco, ¿cuál es su deseo para el próximo periodo legislativo o las extraordinarias en verano?

– Espero que pasemos de la democracia de atrás de las cortinas, a debatir todos los temas. Hay que dejar de hablar y hacer política detrás del cortinado y sentarse en las bancas aunque no nos guste el resultado final del tema. Ojalá tengamos extraordinarias a principios de febrero para tener tiempo y tratar todos estos temas. Pero debemos cambiar esos recursos de esconderse y no dar quórum, porque la democracia merece estar en el recinto, debatir, discutir y que funcionen las mayorías.

– En lo particular, ¿cómo fue su primer año al frente de la comisión?

– Fue un año intenso de trabajo para la Comisión de Agricultura, donde se emitieron despacho favorable a muchos proyectos que tratan temas de alta importancia.

– ¿Qué pasó con los temas de la lista que tenía 16 proyectos?

– Acordamos un plan de trabajo que se alteró porque en la discusión de las retenciones, los agropecuarios querían tratar si o sí la resolución 125. Luego, la comisión siguió trabajando.

– ¿Está conforme con su labor?

– La verdad que tengo que agradecer por el apoyo al jefe de bloque del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, y a todos los compañeros de la comisión que hicieron que se pueda trabajar.

– ¿Pero los diputados opositores que integran la comisión dicen que la comisión no trabajó?

– Ellos no trabajaron, la comisión trabajó. Es simplemente ver la cantidad de proyectos que tienen la aprobación de la comisión. Hay más de 15 proyectos de ley que están en otras comisiones o esperan ser tratados por la Cámara. Y esto no es menor, porque pocas veces se han aprobado en una comisión tantos proyectos de ley de fondo como este año. Pero la opinión de ellos habrá sido porque sintieron que trabajaron muy poco. Nosotros, la Comisión de Agricultura, trabajó.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password