Realizaron un acto de desagravio para Rossi

Diputados oficialistas realizaron en el Café Tortoni un evento en el que repudiaron los incidentes registrados en Laguna Paiva, donde fueron duramente agredidos el jefe del bloque oficialista de Diputados y su hermano. Estuvo presente Agustín Rossi, quien advirtió que “nadie va a cambiar de ideas aunque lo muelan a palos”.

Diputados del oficialismo organizaron en el Café Tortoni un evento en el que respaldaron al jefe del bloque del Frente para la Victoria tras la agresión de la que fue víctima junto a su hermano en la localidad santafesina de Laguna Paiva.

Participaron del acto los diputados Juan Carlos Dante Gullo y Jorge Coscia -organizadores del evento-, Remo Carlotto y Dante Dovena y el senador Daniel Filmus. Estuvieron también en el evento el secretario del Frente Metropolitano de Técnicos y Profesionales Peronistas Juan Carlos Biani, también organizador del encuentro, entre otros.

Los organizadores del acto remarcaron que los hechos registrados son “una agresión a la democracia misma y en ese sentido debe ser emparentada con la peor tradición autoritaria que tanto dolor ha generado a nuestro pueblo y tanta dependencia a nuestra Nación”.

Habló en el acto el diputado porteño Dante Gullo, autor de un proyecto que también lleva las firmas de los diputados nacionales Patricia Vaca Narvaja, Hugo Perié, Julia Perié, Remo Carlotto y Adriana Puigróss,

A su turno, el involuntario protagonista del hecho, Agustín Rossi, también habló para relatar una vez más los hechos y advertir que “nadie va a cambiar una idea porque lo muelan a palos”.

“Nadie aspira a vivir en una democracia sin conflictos”, aclaró el jefe del bloque oficialista, aunque advirtió que sí desea que el de la violencia no sea “el mecanismo de resolución de problemas”.

Rossi dijo no creer que esa sea la sociedad en la cual los argentinos quieran vivir y rescató “el repudio y la condena casi unánime de todos los sectores”.

El diputado santafesino se quejó porque ese día estuvieron dos horas y media adentro del edificio comunal de Laguna Payva, tratando temas que tienen que ver con el municipio y que en todo ese lapso “los 25 productores que nos agredieron no hicieron nada por hablar con nosotros”.

De todos modos diferenció a sus agresores del resto de los habitantes de esa comuna, por cuanto, dijo, “no hubo un vecino de la localidad de Laguna Payva que se haya sumado a ese escenario que intentó armarse”. En cambio, dijo que “no se sumaron al agravio, el insulto, a algo que no representaba lo que pensaban ni sus intereses”.

Remarcó además que el suceso “estaba armado”, por cuanto “las cámaras de televisión no me siguen todo el día. Había periodistas que sabían que ese hecho se iba a producir”.

Agradeció a continuación a “los compañeros y compañeras diputadas” que se solidarizaron ante ese hecho que volvió a vincular con la dictadura, repitiendo que hubo quienes dijeron que “está bien, yo no lo haría, pero en realidad por algo será que se lo hacen”.

“En base a eso se justificaron los peores crímenes de la dictadura militar”, remarcó Rossi, quien insistió que “tenemos derecho a vivir en una sociedad donde las ideas se combatan con ideas” y reivindicó los derechos de los legisladores como militantes políticos y ciudadanos a “caminar tranquilos por todas las calles de la República sin esperar que nadie te venga por atrás a pegar”.

“Nadie es más dueño de la Argentina que todos los argentinos, por más poderío económico que tenga”, agregó, remarcando además que “nadie puede argumentar emoción violenta”, por el episodio en el que lo agredieron, al que tildó como “venganza”, rechazando de plano “un país con revanchismo, con venganza”.

Dijo en tal sentido que “las agresiones fueron una venganza por la resolución 125”, e hizo votos porque “este acto de desagravio que valoro y emociona no sea el primer acto de desagravio, sino que sea el último”.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password