La sombra de la vida

En dos provincias está legalizada la eutanasia. A nivel nacional hay una sola iniciativa, pero no se debate la problemática en el Congreso.

Por Julio El Ali

En Italia hasta hace pocas horas el tema central en el Parlamento era la polémica por la decisión de autorizar la eutanasia. La iniciativa fue presentada por el premier Silvio Berlusconi y no fue firmada por el presidente Giorgio Napolitano, quien se amparó en su “inconstitucionalidad”. La mujer italiana Eluana Englaro, en coma desde hace 17 años, finalmente falleció. No obstante quedó latente en el recinto del Senado una clara división.

Más allá del caso Eluana, en el Congreso de la Nación existe un proyecto de ley sobre la eutanasia, con estado parlamentario, pero no se ha discutido en ninguna de las dos cámaras.

Según pudo constatar Semanario Parlamentario el proyecto pertenece a la senadora kirchnerista por Formosa Adriana Bortolozzi, quien insiste con su iniciativa desde 2004, para permitir la elección de terminar con la vida antes de tiempo por parte de un enfermo terminal. Pero al estar el Congreso en recesión no se ha debatido sobre esta problemática.

En contraposición, la senadora justicialista por San Luis Liliana Negre de Alonso presentó una propuesta de repudio contra la reglamentación de la norma que legalizó la eutanasia en Río Negro.

“Por cualesquiera que sean los motivos y los medios, la eutanasia directa consiste en poner fin a la vida de personas disminuidas, enfermas o moribundas lo cual es moralmente inaceptable”, fundamenta la legisladora puntana.

Cabe destacar que existieron varios intentos para reglamentar el derecho a que se respete la voluntad del paciente sobre si desea seguir viviendo o prefiere la muerte, pero el derecho a la vida junto a la concepción católica fueron los mayores impedimentos para modificar lo establecido hoy por hoy como un delito.

Asimismo, el Senado tampoco estuvo ajeno al debate que tuvo su pico máximo con el famoso caso de la mujer norteamericana Terry Schiavo, que fue desconectada luego de 14 años de estar internada en coma irreversible.

Este caso provocó una profunda polémica en todo el mundo sobre hasta cuándo y bajo qué condiciones debe prolongarse la vida de quien ya no puede vivir por sus propios medios. Circunstancia que se agrava todavía más si la persona ya no está en condiciones de manifestar de manera expresa su voluntad.

En aquella oportunidad, los ex senadores Luis Falcó -ya fallecido- y Jorge Capitanich, junto a Sonia Escudero y Adriana Bortolozzi de Bogado habían presentado distintos proyectos sobre el tema. Sin embargo, ni desde la Cámara baja ni desde el Senado el debate tuvo respuesta concreta y definitiva. El tema llegó a ser tratado por el Congreso Nacional, pero no se continuó avanzando.

Todos los proyectos presentados fueron estudiados, pero ninguno tuvo tratamiento en comisión y lo cierto es que en la Argentina no hay una legislación específica sobre la llamada “muerte digna”. Aunque, Neuquén y Río Negro son dos provincias que permiten la eutanasia. ¿Los proyectos morirán dignamente en el Congreso? Por ahora, la agenda indica que su diagnóstico es irreversible.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password