Sangre nueva radical

Con sus flamantes 37 años llega a la Cámara alta Ramón Mestre, un apellido de peso del radicalismo cordobés. Considera que para salir de la crisis es fundamental establecer políticas de Estado. Uno de sus objetivos centrales es consolidar el ingreso y la permanencia de los jóvenes en los partidos políticos.

Sin lugar a dudas que la herencia paterna se percibe en todos sus gestos y fundamentalmente en su vocación política que desplegó en la UCR mediterránea, donde se desempeñó en cargos partidarios y en la Confederación General Económica (CGE) como prosecretario entre 2003 y 2005.

Ejerció la presidencia de la juventud del Movimiento de Participación y Renovación entre 2004 y 2006 de su provincia, fue el paso previo para ser nominado titular del Comité Capital de la UCR en el lapso de 2006 y 2008. En cuanto a la actividad legislativa propiamente dicho en los comicios del 2007 fue electo concejal y hasta hace unos días presidió la bancada del centenario partido, ya que renunció para asumir como senador nacional.

Hoy llega al Parlamento con grandes expectativas respecto de la nueva relación de fuerzas que se planteará allí. Y llega con proyectos tales como la promoción de una ley de autenticidad de asignación del piso de coparticipación a las provincias; otro para controlar los fondos fiduciarios del Estado nacional; y uno más sobre fortalecimiento de la Auditoría General de la Nación.

Lógicamente en el transcurso del reportaje concedido a Parlamentario Ramón Mestre destaca en forma permanente que su accionar será la búsqueda de consensos y del respeto a rajatabla de la vigencias de las leyes. Es partidario de que ha llegado la hora de establecer políticas de Estado, no de carácter circunstancial sino que perduren más allá de los cambios de los habitantes de la Casa Rosada. “Es todo un desafío” acota, al tiempo que precisa que ese será uno de los ejes de su trabajo.

Otro objetivo fundamental que se plantea Mestre es consolidar el ingreso y la permanencia de los jóvenes en los partidos políticos, y en ese sentido lo define en una frase que resume su pensamiento: “Los partidos deben dejar de ser Clubes Electorales y tienen que transformarse en Centros de Formación de Dirigentes”.

En cuanto a la UCR considera que debe recuperar una fuerte presencia institucional y que debe contar con un proyecto social de envergadura con sus históricas banderas fundacionales. Con relación a las candidaturas presidenciales en boga, por ejemplo la de Julio Cleto Cobos, el senador lo califica como un buen candidato, pero estima que no es tiempo de hablar de candidaturas, sino de afiatar el trabajo partidario.
Esas y otras definiciones conforman la entrevista.

– ¿Con qué expectativas llega al Senado?

– Las expectativas son las de trabajar conjuntamente con mis pares, debatiendo y analizando distintos proyectos, que puedan servir a toda la sociedad argentina.Y cuando hablo de proyectos, necesito dejar en claro que desde mi óptica no existen proyectos que puedan llevarse a cabo con éxito, si los mismos no nacen de un debate racional, e inteligente de los distintos sectores sociales. No dudaré un minuto en trabajar con esa lógica de respeto por las opiniones y argumentos de mis pares, siempre que se respeten las leyes y procedimientos establecidos por la Ley.

Debemos entender todos los argentinos, que la crisis en el sistema de valores que nos invade, tiene su génesis en la falta de respeto a las normas y leyes, que deberíamos defender todos. La posibilidad cierta de enfrentar con éxito los distintos desafíos que enfrentamos los argentinos, pobreza, falta de empleo, la falta de autoabastecimiento energético, el estancamiento de la economía, el revertir la concentración de ingresos en la sociedad, etc, está basada en primera instancia en respetar la ley, y a partir de allí determinar un plan estratégico que determine las políticas de Estado para los próximos treinta años.

– En la Cámara alta habitan varios de los llamados pesos pesados de la política nacional y partidaria, ¿cómo piensa actuar con ellos siendo usted tan joven?

– En un marco de respeto. Pienso trabajar con ideas nuevas y esperando los aportes de la experiencia que los distintos senadores expongan.

– Precisamente como visualiza la presencia de la juventud en la política.

– Los jóvenes deberíamos soñar con el ideal de una clase política que satisfaga las expectativas de la sociedad. Para eso es necesario que con responsabilidad generemos las condiciones para que cualquier joven vea y sienta a la política como sinónimo de democracia, transparencia y la forma de transformar la realidad. Es importante que los jóvenes participen en esta actividad, el primer paso es que los partidos políticos dejen de ser clubes electorales, y se transformen en Centros de Formación de Dirigentes, los cuales no solo ejerciten las acciones para acceder al poder, sino que se preparen en el manejo de los instrumentos y acciones a realizar para cuando se accede al gobierno, con el objetivo de satisfacer el bien común.

– El nuevo escenario indica un equilibrio de fuerzas en las dos cámaras, ¿usted cómo imagina la política parlamentaria en ese contexto?

– El país necesita de consensos mínimos para no seguir empantanando en una lógica irracional de confrontación constante, es el Parlamento el ámbito adecuado para debatir, analizar, y determinar las leyes que permitan ejecutar políticas que superen la gestión de un determinado Gobierno, es necesario definir las políticas de Estado que permitan por ejemplo, pulverizar la pobreza estructural existente en el país.

– ¿La reunificación de la UCR es circunstancial o apunta a consolidar el partido de cara a las elecciones presidenciales del 2011?

– A mi entender y lamentablemente las expectativas que despertó el retorno a la democracia -en el año 1983- no se pudieron concretar y me parece que la lógica y el funcionamiento de los partidos políticos, ha sido una de las causas fundamentales de esta situación. No tengo dudas, de que la UCR, debe reunificarse y proponer un proyecto social, que le sea útil a toda la sociedad argentina. El partido radical debe comprometerse con sus ideales que le dieron origen, en los cuales el respeto a la Ley, es necesario e indispensable para poder desarrollar una sociedad más justa.

– ¿Usted comparte que hay revisar las leyes más polémicas sancionadas después del 28-J?

– A mí me parece que hay que ser prudentes en la sanción de leyes, que rigen el comportamiento de los distintos actores sociales en el país. Todo lo que se tenga que revisarse para mejorar la posibilidad regulatoria del Estado, para lograr el comportamiento más competitivo de los mercados, para devolver a las provincias y municipios los recursos que les corresponden, para tener un país federal, deberá ser revisado. No se puede por ejemplo, caer en la falacia de querer discutir un proyecto de reforma política, que no observe al mismo tiempo la redistribución de los recursos entre las distintas jurisdicciones, que le permitan a los que ocupen los cargos públicos (gobernadores, intendentes), poder cumplir con los pagos de salarios y prestación de los servicios, y todas las obligaciones que tienen en sus jurisdicciones; y no tener que perder la dignidad peregrinando todas las semanas por Capital Federal.

– A su criterio el vicepresidente de la Nación Julio Cleto Cobos, ¿es el candidato ideal de la UCR?

– Es un buen candidato, solo que yo soy de los que creen que es necesario antes de hablar de candidaturas ponernos a trabajar en el cómo, es decir en las propuestas que van a dar soluciones como así también en las políticas de Estado que el radicalismo debe consensuar con las otras fuerzas políticas.

– ¿Cómo juzga el Gobierno de la pareja presidencial?

– Han desaprovechado una enorme oportunidad que ha tenido nuestro país, y me parece que también le han errado con la forma y el estilo de gobernar, ya que no se puede confrontar todos los días y en todo, sintiendo que aquellos que no piensan como uno es un enemigo

– En Córdoba las encuestas de opinión anticipan un escenario favorable a su partido. ¿Comparte ese optimismo?

– Creo que el radicalismo de Córdoba esté en inmejorables posibilidades de disputar el Gobierno, ahora está en nuestras manos no equivocarnos y realizar conjuntamente con las demás fuerzas sociales, diagnósticos serios, a partir de los cuales se puedan formalizar los proyectos que sean viables, para solucionar los graves problemas que tiene la sociedad. cordobesa. Entonces es factible que la UCR regresa a las Casa de las Tejas.

– ¿Qué destacaría de su gestión en Córdoba?

– Mi gestión como concejal, creo que fue respetando lo que habíamos prometido en la campaña en la que fui candidato a intendente. Presentamos una cantidad importante de proyectos para mejorar la calidad de vida de los cordobeses, por ejemplo, presentamos proyectos de ordenanza para poner límites a las erogaciones de personal que realiza la administración municipal, ya que durante los últimos 10 años, se produjo un incremento irresponsable de la cantidad de erogaciones, postergando las necesidades de la mayoría en obras y servicios. Presentamos este proyecto, y recién después de dos años, se pudo aprobar. Además presentamos un proyecto para la creación de un Ente Regulador de Servicios Públicos Municipales, tal como lo prevé la Carta Orgánica, lamentablemente esa iniciativa, todavía no ha sido acompañada por la mayoría de los concejales, y la ciudad de Córdoba todavía carece de ese Ente. En definitiva, las propuestas de proyectos de ordenanza que presentamos tenían como objetivo lograr maximizar el beneficio para la mayoría y no a determinadas corporaciones que están constantemente queriendo sacar ventajas. Mi labor en el Senado tendrá el mismo espíritu, apoyar todas las iniciativas que beneficien a las mayorías.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password